Comparte esta noticia

La introducción de la imagen molecular amplía el campo de acción de la farmacocinética en la personalización de los tratamientos

Anxo Fernández, investigador de la Unidad de Investigación e Innovación (UII-FH) del Servicio de Farmacia del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela

F. SAN ROMÁN  |    15.10.2021 - 11:50

“La combinación de la genómica con la farmacocinética juega un papel clave en el proceso clínico-asistencial  para mejorar la calidad de la atención sanitaria y favorecerá el desarrollo de la medicina personalizada”. Así lo asegura Anxo Fernández, investigador de la Unidad de Investigación e Innovación (UII-FH) del Servicio de Farmacia del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela.

Próximamente pondrán en marcha un ensayo clínico de investigación clínica independiente financiando por el Instituto de Salud Carlos III en donde tratarán de mostrar como la aplicación de la farmacocinética y farmacogenética mejora significativamente la efectividad de los antiinfecciosos en pacientes con sepsis, con respecto a las dosis estandarizadas.

Además, desarrolla diversos proyectos en los que se utiliza el radiomarcaje y la imagen molecular para estudiar el comportamiento longitudinal de los fármacos en diferentes campos terapéuticos como la oftalmología, digestivo y oncología. Desde hace aproximadamente seis años el uso de la Tomografía de Emisión de Positrones (PET) ha potenciado el empleo de fármacos radiomarcados y ha permitido la apertura del campo de acción.

Lectura de imagen molecular.

Estas técnicas, “nos han permitido desarrollar proyectos innovadores en nuevas formulaciones oculares con mayor biopermanecia ocular; la caracterización farmacocinética de anticuerpos monoclonales utilizados en el tratamiento de patologías oftálmicas como la DMAE y uveítis, así como determinar la posible llegada de fármacos al SNC y su paso a través de la barrera hematoencefalica”, explica Fernández.

Hasta el momento, a aplicación de estas técnicas de imagen molecular, solamente han sido llevadas a nivel preclínico, pero “han aportado información muy valiosa que nos permite dilucidar interrogantes clínicos que no pueden ser resueltos con las técnicas clásicas en la clínica”.

En ese sentido, el investigador indica que “la incorporación de farmacéuticos especialistas a programas Rio Hortega y Juan Rodés del Instituto de Salud Carlos III, ha propiciado una colaboración sinérgica con el Servicio de Medicina Nuclear y el Grupo de Imagen Molecular que ha derivado en la publicado diferentes trabajos de gran impacto, empleando la imagen molecular como nueva tecnología aplicada a la farmacocinética”. Fruto de esta colaboraciones, surge un grupo funcional con líneas de colaboración conjuntas centradas en la imagen molecular, elaboración de medicamentos y farmacocinética. Las infraestructuras, conocimiento y plataformas actuales han supuesto una sinergia única capaz de ofrecer la mejor asistencia e investigación posible en el ámbito de la medicina personalizada

Los investigadores de la UII-FH han adquirido capacitación en investigación traslacional en diferentes grupos de investigación que han posibilitado “consolidar líneas de trabajo de gran interés sanitario”. Actualmente, según explica Fernández “las áreas de investigación de la UII-FH, comprenden desde el desarrollo individualizado de medicamentos (Galeno 4.0), que se realizan de manera colaborativa con el Grupo de Imagen Molecular (IDIS-CIMUS) coordinado por Pablo Aguiar, hasta la aplicación la Medicina Personalizada con la aplicación de técnicas farmacocinéticas y farmacogenéticas”.

Ambas áreas convergen en el campo de la investigación clínica independiente, desde la que se lideran ensayos clínicos que tienen como objetivo analizar el impacto clínico de las formulaciones e intervenciones desarrolladas en esas áreas.

La Unidad dispone de las tecnologías analíticas “más sofisticadas para la determinación de fármacos y metabolitos en fluidos biologicos y del conocimiento necesario para realizar recomendaciones individualizadas de dosis adaptadas a las necesidades clínicas-fisiotpatologicas de cada paciente”. Además, también tienen capacidad para ofrecer “servicios externos a otros centros, gracias a la plataformas de investigación clínica “PK-PDrugs” (farmacocinética clínica)  y preclínica “UNIME” (farmacocinética preclínica-imagen molecular), ambas pertenecientes al Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela (IDIS).

Desde estas plataformas, “se ofrece un catálogo completo de servicios analíticos centrados en la identificación-cuantificación de fármacos y metabolitos, tanto para la industria biotecnológica y farmacéutica, como para los centros de investigación y asistenciales”, afirma Fernández, quien indica también que adicionalmente “se ofrecen consultorías e informes personalizados en el campo de la farmacocinética-farmacogenética y en el desarrollo y validación de modelos poblacionales”, incluyendo tanto entidades nacionales, como internacionales.

Para Anxo Fernández, la investigación traslacional  “debe suponer un pilar fundamental de todas las especilidades con implicación clínico-asistencial”, pues “ La obtención de nuevos conocimientos en investigación abre nuevas oportunidades a la excelencia asistencial en la personalización de tratamientos”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Innovación en Farmacia Hospitalaria

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments