Comparte esta noticia

El avance de la farmacia comunitaria pasa por el refuerzo clínico, registrar las intervenciones y la digitalización

Jornada SEFAC celebrada en Madrid.

DIARIOFARMA  |    22.10.2021 - 11:14

La Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC) ha celebrado en Madrid, con la colaboración del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, una nueva cita de sus jornadas SEFAC en formato presencial, tras el parón provocado por la pandemia de Covid-19.

Estas jornadas científico-profesionales tienen como objetivo brindar a todos los farmacéuticos comunitarios la actualización de sus conocimientos científicos y conocer los nuevos retos profesionales del colectivo. En este evento se han dado cita cerca de trescientos profesionales farmacéuticos que han analizado la situación actual del sector.

El inicio de la jornada ha contado con la participación de Jesús Vázquez, director general de Asistencia Sanitaria y Aseguramiento de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid; Vicente J. Baixauli, presidente de SEFAC; Noelia Tejedor, presidenta de SEFAC Madrid, y Luis González, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid. Vázquez ha destacado el papel desarrollado por los farmacéuticos durante la pandemia y ha recalcado que “el farmacéutico comunitario ha sido el único profesional sanitario que ha estado presente en todos los lugares y ha cumplido sobradamente con el esfuerzo que se le ha pedido”. 

El programa ha incluido la sesión titulada La farmacia comunitaria como centro sanitario: debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. En esta mesa distintos expertos han analizado la situación actual del sector. Ángel Sanz, consultor farmacéutico y evaluador de tecnologías sanitarias, ha mencionado algunas de las principales debilidades del sector, que ha dividido en “las relacionadas con un déficit de actitud en parte del colectivo, que hace difícil la extensión de la farmacia asistencial; las relacionadas con la aptitud o la formación, que es la más fácilmente corregible porque tanto las sociedades científicas como los COF ofrecen posibilidades para mejorarla y, finalmente, la escasez de recursos con las que cuentan muchas farmacias que funcionan de manera aislada”. Además, ha añadido que el sistema retributivo de la farmacia valora más la cuestión logística que la asistencial.

En el capítulo de amenazas, Eduardo Pastor, presidente de Cofares, ha coincido en señalar que muchas farmacias “funcionan como una isla” y ha alertado sobre algunas de las amenazas existentes: “En el sector farmacéutico siempre ha habido importantes amenazas, pero la principal amenaza somos nosotros mismos, porque nunca hemos sabido escribir nuestra propia historia como colectivo, siempre hemos dejado que la decidan otros. Tenemos que escuchar lo que quiere el paciente y nos tendremos que adaptar a lo que los pacientes del futuro y los consumidores de salud quieren”.  Además, Pastor ha añadido que “otra de las grandes amenazas es la pérdida por parte del sector del control de la distribución farmacéutica a través del desarrollo tecnológico y de la ruptura del modelo de intermediación existente hasta ahora y del que están detrás grandes fondos de inversión”.  

El presidente del COF de Madrid, Luis González, ha recalcado que a pesar de las dificultades las farmacias comunitarias tienen “muchas fortalezas y la red de farmacias ha conseguido dar una prestación sanitaria básica para la atención de la población cuando el resto del sistema sanitario estaba colapsado”. También ha destacado su capilaridad, amplia cobertura horaria, cercanía y accesibilidad, que hacen que “nuestro modelo sea el mejor del mundo”.

Por su parte, Noelia Tejedor, presidenta de SEFAC Madrid, ha recalcado que “el envejecimiento poblacional es uno de los grandes problemas que tiene España, pero para la farmacia comunitaria puede ser una gran oportunidad, porque son el perfil de pacientes habitual, con enfermedades crónicas y dificultades de adherencia terapéutica y si se aprovechan nuestros conocimientos el farmacéutico comunitario será realmente imprescindible, pero para ello hace falta registrar también nuestras intervenciones”. Asimismo, Tejedor ha señalado que habría que “impulsar la creación de una especialidad en Farmacia Clínica Comunitaria, pues el resto de sanitarios también tienen su propia especialidad y de este modo nadie podrá poner en duda nuestra capacidad como sanitarios”.

Farmacia digital

Además de reforzar la vertiente clínica y asistencial, el otro gran reto del sector es encarar la digitalización para adaptarse a los cambios profundos que traen las nuevas tecnologías a nivel social. Esta nueva realidad ha sido analizada por Vicente J. Baixauli, presidente de SEFAC, y Eduardo Pastor, presidente de Cofares. Pastor ha recalcado la importancia de que “las farmacias se adapten a las necesidades de los pacientes del futuro” y ha señalado que “quien no sea capaz de establecer una relación tecnológica con sus pacientes lo pasará mal”. Además, ha añadido que “los farmacéuticos tenemos un gran poder que, si sabemos utilizarlo, podremos tener un gran valor ante las autoridades sanitarias y es la información que obtenemos a diario de los pacientes y que nos permite saber qué ocurre en cada momento”.

Baixauli ha coincidido con Pastor en este hecho y ha reconocido que “las farmacias tienen big data y hoy todas las grandes empresas trabajan con datos, pero en las farmacias aún no lo estamos aprovechando”. El presidente de SEFAC también ha insistido en la importancia de que la digitalización en las farmacias debe basarse en un modelo dual: “Debemos desarrollar el concepto de teleatención farmacéutica, porque telefarmacia tiene una connotación fundamentalmente comercial, y adaptar los servicios profesionales farmacéuticos asistenciales a las tecnologías digitales, pero sin poner en riesgo la humanización de la asistencia, porque los pacientes siguen queriendo y necesitando un trato humano”.

Ambos ponentes han coincidido e insistido también en la importancia de que el sector avance por sí mismo en este campo de la digitalización antes de que la Administración le marque el camino o le imponga una legislación que no responda a las necesidades del sector y de la población que atiende.

Formación

El programa científico de la jornada, que ha replicado su programa en horario de mañana y tarde para facilitar el acceso de todos los farmacéuticos comunitarios, independientemente de su horario laboral, ha incluido también distintos talleres prácticos en patologías que se pueden abordar desde las farmacias. Dichos talleres tratan áreas como la adherencia en pacientes osteoporóticos y con patología respiratoria, el abordaje de la hiperplasia benigna de próstata en la farmacia comunitaria, la intervención farmacéutica en la dispensación de análogos GLP-1 inyectables o la indicación farmacéutica en tapón de oído. También se ha incluido un taller específico sobre cómo afrontar el desarrollo profesional en la farmacia comunitaria.

Además, las jornadas incorporan contenidos interactivos y técnicas de gamificación, con la inclusión de una sesión en formato escape room, sobre bulos en medicamentos en Internet, con el objetivo de reforzar el papel de los farmacéuticos comunitarios como agentes sanitarios expertos en medicamentos y cazadores de bulos.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments