Comparte esta noticia

Gestión Sanitaria y Salud Pública, un binomio inseparable

DIARIOFARMA  |    25.10.2021 - 11:38

Los Directivos de la Salud “han de contribuir a colaborar eficientemente en la vigilancia de los problemas de salud y, de forma especial, de aquéllos que son propios del medio hospitalario, a evaluar los riesgos para la salud y mejorar la gestión de los mismos y a evaluar la efectividad, eficiencia y utilidad de las actuaciones realizadas en el conjunto de sus centros, y para ello cuentan con un aliado de excepción, el Servicio de Medicina Preventiva”.

Así, lo ha asegurado Jesús Mª Aranaz, jefe de Servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública Hospital Universitario Ramón y Cajal en el XIII Curso de Gestión de Proyectos en el Euroforum Infantes de El Escorial, en el que se están dando cita alrededor de 170 Directivos de la Salud de toda España.

Priorizar la Salud Pública en la Gestión Sanitaria supondría una gran aportación a la calidad y eficiencia de las organizaciones sanitarias y del sistema sanitario. “Si tenemos en consideración que los fines de los servicios de medicina preventiva son reducir los riesgos de la asistencia sanitaria; mejorar la utilización de los recursos disponibles, y contribuir a realizar una atención basada en la evidencia, está clara la contribución”, añade Aranaz y hace hincapié que, asimismo, los servicios de Medicina Preventiva no solo dan apoyo a los órganos de gestión del hospital sino que además son el enlace con los organismos de la Salud Pública.

Organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), con la colaboración de la compañía Janssen, más de 2.300 profesionales han participado en el Curso de Gestión de Proyectos desde su primera edición y está acreditado con 2 créditos ECTS por la Universidad Europea.

Durante el Curso, también se ha analizado la aportación de la gestión clínica a los modelos organizativos en el sistema sanitario, poniéndose de manifiesto que existen tres cuestiones fundamentales para que cualquier modelo organizativo funcione, especialmente en organizaciones complejas como las organizaciones sanitarias.

“Es esencial trabajar en red y no de forma jerarquizada; se precisa capacidad para ser flexibles y adaptables a realidades cambiantes, y se necesita contar con directivos que lideren desde la humildad”, afirma Conrado Domínguez, Director Gerente del Servicio Canario de Salud y miembro de la Junta Directiva de Sedisa. “Es importante valorar los éxitos de los demás al mismo nivel que los propios, los éxitos de unos también lo son de la organización. Los líderes deben dar autonomía, buscar el crecimiento profesional a todos los niveles, escuchar, preguntar y volver a escuchar, ser intolerantes con la intolerancia, ser conscientes de que hay talento tanto dentro como fuera de las instituciones y tener flexibilidad suficiente para regresar sobre sus propias decisiones, porque nadie es infalible”.

En esta misma línea, Eloína Núñez, Directora Gerente de Xestión Integrada del Servicio Galego de Saúde en el Área Sanitaria de Santiago y presidenta de la Agrupación Territorial de Sedisa en Galicia, explica que “los modelos organizativos se tienen que desarrollar teniendo en cuenta siempre a los profesionales, a los pacientes, y a los gestores y, como objetivo fundamental, obtener resultados en salud. Del mismo modo, la Gestión Sanitaria tiene que ser la facilitadora del desarrollo de los modelos organizativos”. En ese desarrollo, es fundamental la gestión del talento y, a este respecto, Conrado Dominguez añade que “tenemos un reto importante que asumir desde la Gestión Sanitaria porque estamos hablando de implantar una nueva cultura que se traslada de lo individual a lo colectivo, pero que debe premiarse desde la propia organización, no solo desde el punto de vista económico, sino también facilitando que se desarrollen las carreras profesionales, mejorando las condiciones de trabajo, reconociendo y apoyando las vocaciones. Hay margen para atraer talento de fuera que busca más allá de compensaciones económicas y que nuestras organizaciones se lo pueden dar”.

Respecto a la gestión clínica, ésta se basa, fundamentalmente, en resultados técnicos dentro de un ámbito concreto de actuación. “Es necesario romper los silos, cambiar la cultura de buscar sólo los mejores resultados individuales de mi servicio o de mi área de competencia, y ver la gestión clínica como lo que es, un sistema complejo que atiende problemas de salud que en muchos casos resultan complicados y que, por tanto, requieren del compromiso y colaboración de varios servicios, cuando no de toda la organización”, explica el Director Gerente del Servicio Canario de Salud. En este mismo sentido, “la gestión clínica capacita e induce a que los profesionales, pacientes y gestores trabajen en equipo y participen en la toma de decisiones, con el fin de lograr un objetivo común”, concluye Eloína Núñez.

En el modelo organizativo, la tendencia -por necesidad y aportación- es incluir la visión y participación de los pacientes. A este respecto, Julio Zarco Rodríguez, presidente de la Fundación Humans y Subdirector Gerente del Hospital Clínico San Carlos, afirma que “en la actualidad, ha cambiado de manera importante el perfil del paciente por el impacto de la tecnología y la comunicación, pero no tanto desde la perspectiva psicoafectiva y emocional”. Y es que los pacientes siguen teniendo la misma convulsión de su mundo interno cuando enferman, pero han cambiado sus exigencias. “Para ello, debemos transformar el perfil de los profesionales sanitarios para que tengan una actitud humanística, buscar un perfil del Directivo de la Salud donde se potencie el liderazgo transformacional/afectivo y ello conllevará el cambio hacia unas organizaciones abiertas y participativas”, añade Zarco.

Para facilitar la participación del ciudadano en la toma de decisiones sanitarias, para el presidente de la Fundación Humans, “iniciativas como la incorporación de comités de pacientes de manera directa en nuestros hospitales, como el comité de pacientes que forman más de 46 organizaciones de pacientes en el Hospital Clínico San Carlos, o la iniciativa del título propio de la Universidad Complutense de Madrid y la Fundacion Humans en Participación Ciudadana en la Toma de Decisiones impulsan de forma importante esta participación”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments