Comparte esta noticia

Calzón reclama el apoyo a los PGE para impulsar el fortalecimiento del SNS ante la pandemia de la covid

Silvia Calzón, secretaria de Estado de Sanidad.

CARLOS ARGANDA  |    27.10.2021 - 23:45

La secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, ha reclamado a los grupos políticos el apoyo a los Presupuestos Generales del Estado para 2022 con el objetivo de “fortalecer las capacidades del Sistema Nacional de Salud, garantizar la equidad y la justicia social en el acceso universal a la prestación sanitaria” ante la situación de pandemia existente. Calzón ha hecho estas declaraciones en el transcurso de su comparecencia ante la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados para defender el proyecto de PGE de 2022 del Ejecutivo.

La número 2 de Carolina Darias ha explicado las principales cifras y políticas incluidas en el proyecto de presupuestos y ha asegurado que con ellos se busca “blindar el estado del Bienestar” y se hace con “dos objetivos fundamentales: impulsar la equidad y la justicia social en el acceso universal al sistema sanitario y robustecer el SNS”.

En relación con las cifras globales, Calzón ha destacado el incremento del presupuesto nacional excluidos los fondos europeos, que asciende en 1.032 millones de euros -contando con las transferencias internas- hasta los 1.464 millones, lo que supone un incremento del 239% respecto a los PGE de 2021.

Pese al tono triunfal de la representante ministerial, las críticas han sido generalizadas por parte de los portavoces parlamentarios. Es el caso de Guillermo Díaz, portavoz de Ciudadanos, quien ha considerado que “no se ha aprendido de la pandemia” de cara a la elaboración de los presupuestos. Además, ha indicado que ni siquiera se han seguido las recomendaciones planteadas en la Comisión de Reconstrucción. Como ejemplo ha indicado que se destinan 170 millones de euros a mejorar la Atención Primaria, cuando “Semfyc cifra en 4.000 las necesidades”, ha explicado.

Las dificultades de la Atención Primaria han sido también utilizadas por la portavoz de Unidas Podemos, Rosa Medel, quien ha señalado que lleva “una inercia de deterioro profundo” que provoca una dificultad en el acceso, sobrecarga en el trabajo y carencia de profesionales. Además, Medel criticó que todo eso “favorece el aseguramiento privado”, lo que para ella es negativo. Ante eso, preguntó al Ministerio, “qué tiene preparado en ese asunto de forma urgente”. Relacionado con esto mismo, criticó el papel de las mutualidades de funcionarios, que según ella beneficiar a la sanidad privada. En relación con la renovación del parque tecnológico, lo vinculó, para criticarlo, con las donaciones de Amancio Ortega.

Por su parte, Juan Luis Steegmann criticó los presupuestos, más allá de con quien han sido pactados, porque “son insuficientes”. Según destacó, el incremento de 2021 a 2022 del Ministerio de Sanidad “es el cuarto por la cola” y, además, aseguró que se trata de una previsión “irreal” ya que gran parte de los ingresos depende de la transferencia de fondos europea. Además, el portavoz de Vox señaló que los presupuestos parece que “dan por terminada la pandemia, cuando la realidad es que está agazapada”. Más allá propuso la constitución de un “un verdadero sistema de control contra las infecciones” y criticó que solo aparezca en los presupuestos una única vez la palabra microbiología.

Por parte del PP intervino su portavoz Elvira Velasco, quien señaló que los presupuestos se basan en un “cuadro macro obsoleto”, por lo que son “papel mojado, no tienen ninguna credibilidad, con partidas de ingresos y gasto irreales y nacen muertos”, explicó. Además, Velasco aseguró que los presupuestos recortan la asignación de Sanidad en un 10% y, con ello, “no dan respuesta a la situación de la sanidad”. Según la popular, “el gobierno desaprovecha la oportunidad histórica que suponen los fondos europeos para remodelar y blindar el sistema sanitario español”

La portavoz del PSOE, Ana Prieto, ha asegurado que la Sanidad “es una de las 10 políticas palanca del Gobierno” y responde a la “férrea idea de blindar el Estado del Bienestar de los gobiernos socialistas y garantizando el derecho a la protección de la salud y a la equidad y justicia social en el acceso universal a la asistencia sanitaria” .

Construir un avión en vuelo

La Comisión de Sanidad también ha contado con la comparecencia de Juan Fernando Muñoz, secretario general de Salud Pública, quien ha explicado que entre las lecciones a aprender de la pandemia se encuentra la necesidad de “reforzar la sanidad pública y establecer medidas que contribuyan a aumentar la equidad, cohesión y accesibilidad al tiempo que garanticen la sostenibilidad”. Muñoz ha señalado que la transformación digital “es una de las palancas más potentes del SNS para alcanzar estos objetivos”.

El responsable de salud digital ha explicado que el refuerzo del SNS con las tecnologías requiere de una estrategia ya que “no es solo tecnológico sino que requiere de un cambio adaptativo de actitudes y habilidades humanas, así como los marcos legales y organizativos de trabajo tanto asistencial como de gestión”. Esta estrategia así como los planes en marcha está diseñada para evitar tener que “fabricar el avión en pleno vuelo”, como se tuvo que hacer, en referencia a los sistemas de información implantados sobre la marcha a lo largo de la pandemia.

La reacción de los diputados en el ámbito de salud digital fue diferente a la mantenida con la secretaria de Estado. Guillermo Díaz aseguró que “la apuesta por la salud digital es clara. No como otros apartados del presupuesto”, si bien echó en falta el desarrollo de la tarjeta sanitaria única. El secretario general de Salud Digital respondió a Díaz que ellos prefieren cambiar el apellido única por interoperable y aseguró que están avanzando en su desarrollo en colaboración con las comunidades autónomas.

Por su parte Medel consideró un error sustituir la asistencia presencial por la telemedicina. Para argumentar su crítica volvió a tirar de la confrontación público-privada para decir que hay una compañía privada que pone como elemento clave de su atención sanitaria la presencialidad. Por eso dijo que, desde su punto de vista, el problema de la sanidad en España “no es la tecnología, sino que son los recursos humanos”. Muñoz respondió a Medel que no aspiran a “sustituir la presencialidad”, sino que buscan ·complementar” ya que la pandemia ha mostrado que “hay cosas que se pueden hacer a distancia y otras que no se deben hacer”.

La portavoz de Vox en esta comparecencia, Mercedes Jara, criticó de forma general el presupuesto de ingresos ya que depende de los fondos europeos y también señaló las dificultades que el idioma puede representar en la interoperabilidad de las historias clínicas. El responsable de salud digital explicó que no es posible reescribir lo que escribe el médico, pero que la se ha implantado una historia clínica reducida que “está codificada, por lo que se puede traducir a cualquier idioma”. Es la manera, según Muñoz, “de encontrar un equilibrio entre necesidades y realidad”.

Por último, Ana Pastor fue la encargada de realizar la réplica a Muñoz en representación del Partido Popular. Se interesó por la ejecución de los presupuestos, que tildó de escasa y se mostró como una defensora de la transformación digital, que hará el sistema “más sostenible, eficiente y de calidad”. Se interesó por si se ha avanzado en “proyectos clave del sistema sanitario” como la historia clínica digital compartida o en la interoperabilidad entre centros de primaria, hospitalaria y sociosanitarios. Además, preguntó por la reducción de fondos dirigidos a los desarrollos tecnológicos y se preguntó si “¿no hay más fondos porque no hay proyectos o no hay proyectos porque no hay más fondos?”. El secretario general de Salud Digital respondió a Pastor que hay que “acompasar” los proyectos para “hacer las cosas con solidez”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments