Comparte esta noticia

El proceso de lucha contra las resistencias antimicrobianas exige un “rediseño permanente”

F. SAN ROMÁN  |    29.10.2021 - 14:52

La resistencia antimicrobiana y paliar sus efectos es un objetivo del conjunto de todos los sistemas sanitarios mundiales que ven en su proliferación, derivada del elevado consumo de medicamentos, uno de los principales problemas de salud pública del mundo.

En el caso de España, un nuevo informe elaborado por Hiris Care y la participación de un buen número de sociedades científicas, organismos públicos y expertos aspiran encontrar nuevas formas para paliar esta lacra, que según afirman, en 2050 “puede superar al cáncer como primera causa de muerte” en los países desarrollados.

Jesús María Aranaz, Jefe  del  Servicio  de  Medicina  Preventiva  y  Salud  Pública  del  hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, ha recurrido a una frase de la Nobel de Química Ada Yonath, en la que aseguraba que “sino creamos nuevo antibióticos la gente volverá a morir a los 50 o 60 años”.

Aranaz asegura que en relación a la RAM “conocemos con precisión los elementos nucleares del problema”, el objetivo ahora “es que demos con la tecla de la solución”.

Para este especto, que asegura que “sin antibióticos eficaces los resultados de la medicina moderna se van a ver comprometidos”, aboga por la mejora continua en el desarrollo de prácticas seguras que “aporten una medicina más segura y de mayor calidad en la atención del paciente”.

El responsable del Ramón y Cajal, indica que existen elementos fundamentales en relación con las prácticas seguras para conseguir recudir las RAM y que pasan por el uso de bundles para prevenir las infecciones bacetriana asociada al a vía central y la neumonía asociada a la ventilación mecánica, la higiene de manos, como base y el establecimiento de las precauciones para reducir la infección.

No obstante, “para aterrizar esto” es preciso establecer pautas y prácticas que pasan por “mejorar la evidencia y el conocimiento de las RAM, mejorar la implementación normativa, mejora la prevención y el control y abordar el medio ambiente”.

En ese sentido considera que es fundamental adoptar prácticas que lleven a “no prescribir antimicrobianos si no es necesario; prescribir  el antimicrobinano más adecuado empíricamente; desescalar el tratamiento antimicrobiano según los resultados microbiológicos tan pronto como sea posible y optimizar la duración del tratamiento.

Es por ello que Aranaz aboga por un “rediseño constante del proceso” de lucha contra las RAM, que considera que “si lo llevamos adelante responderemos a uno de los retos del sistema postpandemico”.

Rafael Cantón director del servicio de microbiología del HU Ramón y Cajal y asesor principal del informe, ha reclamado en otras cuestiones que se facilite “el acceso a la innovación en el desarrollo de nuevos antimicrobianos” y en ese sentido indicó la necesidad de “nuevas inversiones”.

Junto a ello, el asesor principal del informe señala las cuatro medidas fundamentales consideradas para la mejora de la actuaciones en la lucha frente a las RAM y que a su juicio paran por “el saneamiento en el control de las infecciones; desarrollo de la investigación antimicrobiana; mejoras en el acceso a medicamentos antimicrobiano y mejoras en el acceso al diagnóstico microbilológico”.

Desde la industria farmacéutica, Sergio Rodríguez, director general de Pfizer, entidad que ha colaborado en el informe, ha señalado el compromiso del sector señalando la declaración que realizaron más de un centenar de empresas farmacéuticas sobre las RAM y que fue presentada en el Foro de Davos, que pretendía crear un mercado sostenible en este campo.

Igualmente, añadió que Pfizer dará a conocer en esas semanas su política en resistencias bacterianas.

Necesidad de indicadores

Por su parte, José Barberán ha señalado la importancia de la medición de resultados y de indicadores necesitamos. Según explica, actualmente conocemos como tres grandes factores de riesgo “la carga bacteriana que no podemos controlar; el consumo antibióticos, que í lo podemos controlar y la atención a la hospitalización”.

En ese sentido aboga por “conocer factores los de riesgo y cuantificarlos” y posteriormente “medir lo que hemos hecho”. En ese sentido aboga por medir factores de riesgo en función de consumo de antibióticos y su relación con la tasa de infecciones; actuar sobre los marcadores de infección; medir la mortalidad de las infecciones por bacterias resistentes; abordar la Candidemia; conocer el aumento de la estancia hospitalaria debido a las RAM y establecer el coste sanitario por una RAM.

Isabel Jado, Directora del Centro Nacional de Microbiología, ha manifestado en la presentación del estudio el desarrollo de sistemas para el genotipado y la caracterización molecular de las RAM, así como la caracterización de los mecanismos de resistencia, la trazabilidad de los clones de alto riesgo y el estudio de brotes y tendencias evolutivas, así como la secuenciación genómica completa que es “el futuro de la investigación en RAM”.

Por su parte el coordinador del Plan de Resistencias Antimicrobianas, Antonio López Navas, asegura que “estamos en el camino adecuado, pero aún queda mucho que hacer”.

López Nava pone cifras a la actual situación indicando que en Europa mueren 700.000 persona por causa de las bacterias multiresistentes, de las cuales 4.000 son españoles, cuatro vece más que las víctimas mortales de los accidentes de tráfico que se producen en nuestro país.

Igualmente ha indicado “una notable disminución en el consumo de antibióticos”, que en el caso de la salud humana es de un 30% desde que se puso en marcha el Plan en 2014, si bien, indicó que estas cifras hay que mantenerlas con cautela puesto que en 2020, la disminución de la actividad también tuvo efecto en este consumo. No obstante, aclaró, la tendencia “es a la baja y esperamos cerrar 2021con una nueva disminución en el consumo”.

López Navara avanzó la próxima aparición de dos aplicaciones móviles del Ministerio de Sanidad para ofrecer dos guías antimicrobianas en salud animal y humana, “que permitirán ser una referencia para todos los profesionales”.

En el mismo sentido de promocionar nuevas medidas, Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio indicó que “los fondos europeos permitirán la mejora de la vigilancia en la CC.AA.”, así como poner en marcha los nuevos planes del Ministerio de cara a la creación de del nuevo centro de salud pública, así como la red de laboratorios para la resistencia ante microorganismos.  

Sociedades científicas

Dentro de la jornada algunas sociedades científicas también tomaron la palabra para valorar el informe y las necesidades que prevén en torno a esta cuestión.

Alvarez Lerma, de SEMICIUC, expresó el parecer favorable de la sociedad científica a la formación de los profesionales en el manejo en el manejo de antimicrobianos. Igualmente insistió en desarrollar la aplicación de recomendaciones para alcanzar las resistencia 0 y en ese sentido insistió en la búsqueda de la detección de enfermos afectados y la erradicación de los reservorios de bacteria.

María Eugenia Martínez SEFH. Indicó que  para la farmacia hospitalaria es  de sumo interés aportar datos sobre la duración de los tratamientos y abogó por la hospitalización a domicilio en los casos que es factible

Martínez también se hizo en los deseos por parte de la EFH de desarrollar una subespecialización de farmacia hospitalaria en enfermedades infecciosas.

Rafael Ortí, de Sociedad de Medicina Preventiva indicó que el informe, a pesar de reconocer el esfuerzo en su creación “advertimos la falta de atención a especialidades como la medicina preventiva”. Igualmente criticó la no presencia del informe Epir, un estudio trabajado desde hace 30 años por 250 hospitales, y calificó de “desconcertante” que se plantea sobre la base de la One Health y solamente se trata la salud publica

Por parte de la Sociedad española de Quimioterapia, también se manifestó que se se les halla tenido en cuenta, si bien su presidente indicó que “nos ofrecemos a colaborar en estas iniciativas” y recordó el papel fundamental de su especialidad en el estudio del manjo de antimicrobianos.

La Sociedad Enfermedades Infecciosas, apoyo el esfuerzo realizado en el informe y abogó por la necesidad de integrar la información. Su presidente advirtió no obstante, que en el caso de su especialidad, el recambio generacional está en peligro porque no existe una formación específica de la especialidad.

Antonio Ramos, de la SEMI, aseguró que “echamos en falta en las guías, como hacer  que nuestro compañeros puedan percibir con mayor importancia los consejos que les damos”, mientras que Jesús Recio de la misma sociedad indicó que “el 80% de los enfermos de la pandemia ha entrado por la especialidad” y han asumido “el 20% de la altas hopitalarias”.

El papel de los políticos

Los portavoces de los grupos políticos en la Comisión de Sanidad también expresaron su opinión sobre el nuevo informe y sobre las cuestiones que desde el ámbito político se pueden desarrollar.

Juan Luis Steegmann, de Vox, manifestó que para su grupo “las infecciones microbinanas son  un tema estratégico, de defensa nacional”, si bien indicó que en relación al informe “España tampoco está tan mal” en la comparación con los demás países.

Steegmann expresó la voluntad de su grupo para “ayudar a que este problema se pueda solucionar” y  advirtió a los profesionales que “ustedes también tienen la posibilidad de platear sugeenicas a los presupuestos para obtener mayor financiación”. Al hilo de esta cuestión señaló que las cuentas públicas para 2022 solo indican la presencia de 2,4 millones de euros para el desarrollo de herramienta informáticas para sanidad.

Juan Antonio Callejas, portavoz del grupo Popular, señaló que ya el pasado me de septiembre la Comisión sacó adelante una iniciativa transacionada entre los dos principales partido para desarrollar el marco aprobado por el CISNS en julio para la vigilancia nacional de antimicrobianos.

En el mimo sentido se pronunció Carmen Andrés, portavoz adjunta del PSOE, quien abogó además por la prevención y la sensibilización, además de criticar a Steegmann sus apreciaciones sobre la cuantía de las partidas presupuestarias, donde recordó que el Gobierno ha destinado más de 6.000 millones de euros a la Sanidad en partidas transversales.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments