Comparte esta noticia

Las farmacias deben transmitir al paciente oncológico que pueden ayudarle en todo el proceso

OLGA VILANOVA  |    04.11.2021 - 13:39

La farmacia comunitaria es clave para ayudar al paciente oncológico. No obstante, para hacerlo posible, “es esencial la formación de los farmacéuticos con el fin de asesorar adecuadamente a estos pacientes”. Esta formación, les ayudará a saber “muchísimo más sobre el cáncer, sobre la patología oncológica y sobre los efectos secundarios” a la enfermedad. Estas fueron las conclusiones de la ponencia titulada “Efectos secundarios dermatológicos. Cómo actuar desde la farmacia antes, durante y después del proceso oncológico”, impartida por el vocal Nacional de Dermofarmacia del Consejo General del Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), Tomás Muret, en el marco del I Congreso de Oncología para Oficinas de Farmacia organizado por Impulsa tu farmacia. 

En su intervención, Muret destacó que la supervivencia a esta patología se ha duplicado en los últimos años como consecuencia de los avances en el diagnóstico,  los programas de detección precoz y los tratamientos. Según expuso, “es muy necesaria la formación del farmacéutico en oncología”, ya que, “el profesional farmacéutico y su oficina de farmacia son los más cercanos a la población, siendo el primer lugar donde acuden los pacientes”.  No obstante, este experto destacó que al paciente oncológico, “aunque cada vez menos, le cuesta llegar a una farmacia y decir que está en tratamiento oncológico, por mucha cercanía que exista”. Por ese motivo, Muret insistió en la necesidad de “demostrar cercanía, empatía y consejo” por parte de los farmacéuticos a estos pacientes. Debido a ello, “es necesario aprender a tratar a este tipo de paciente y saber cuándo hay que derivarlos al médico”. 

En este contexto, el vocal Nacional de Dermofarmacia del CGCOF, recalcó que “ha existido un cambio respecto al siglo pasado”, respecto a cómo abordar esta patología. Según expuso, en el siglo XXI la terapéutica “se ha centrado más en los pacientes y que sea aceptada la enfermedad”, siendo clave que conozcan los efectos secundarios, insistió.  En este aspecto, resaltó la importancia del “aspecto psicológico”, no solo para el paciente, sino también a las personas que les acompañan y ayudan. 

La farmacia ante los efectos secundarios en cáncer

Muret refirió los diferentes efectos secundarios de manera genérica. Y, dentro de ellos, abordó los efectos que se producen por la quimioterapia, tales como, pérdida del cabello, sequedad de la piel, enrojecimiento, descamación, prurito y síndrome mano-pie, mayor sensibilidad al sol, así como efectos en las uñas y en la mucosa bucal.

Por otro lado, abordó los efectos que se observan en pacientes en tratamiento con radioterapia y explicó que los efectos secundarios dependen de las zonas donde se aplican, la intensidad y la frecuencia. 

Además, refirió de forma exhaustiva los efectos que se producen en los distintos grados de las lesiones. Se centró en el 1 y 2, ya que respecto al grado 3 y 4, explicó que estos pacientes acuden directamente al oncólogo y al hospital. Según dijo, “es muy importante que cuando empecemos a observar un grado 1 o 2 se apoye al paciente y se den consejos para recuperar esa piel y para que no vayan aumentando estos efectos.  

Muret explicó cómo debería ser una pauta correcta de actuación desde la farmacia comunitaria. En este contexto, destacó la importancia de la parte psicológica del paciente y resaltó que es “ importantísimo” escuchar a los psicooncólogos, ya que descubres cómo tratar al paciente oncológico. Muret recordó que “muchas veces intentando hacer las cosas bien podemos estar cometiendo errores”. 

En este sentido, el experto destacó la “importancia del tiempo”. Según dijo, hay que dedicar un tiempo a observar, escuchar y comprender, todo ello, sin prisas. Es esencial “esa escucha”, y hay que dejar que las personas tomen la iniciativa, aseguró Muret e insistió en que no se debe suponer ni adivinar, “se debe preguntar”.

Otro de los aspectos que destacó fue “la empatía” y la importancia del autocontrol: “No hay que irse a la frase hecha de que todo va bien, vas a salir de esta”, según dijo. Con estas actitudes es habitual pensar que se anima al paciente “pero no tiene porqué ser así”. Y además, recordó que hay que aconsejar al paciente a consultar con aquellos profesionales que lo rodean todas las cuestiones que le preocupen ya que “a veces esas cosas que no se atreve a preguntar el paciente, porque creen que son una tontería, son importantes”. 

Antes, durante y después del tratamiento 

Muret también explicó que a los pacientes oncológicos se les debe aconsejar y asesorar “no solo durante el tratamiento, sino antes y después del mismo”. En este sentido, señaló que hay que empezar a hacer una actuación farmacéutica antes del tratamiento ya que “se van a poder prevenir muchos” trastornos que aparecerán con posterioridad. Asimismo, destacó la importancia del “después”, ya que estos efectos secundarios pueden llegar a durar más de un año tras haber finalizado los tratamientos. 

Por otro lado, este experto recordó la importancia de tener en cuenta la Ley de Protección de Datos y los principios de derivación. Según el vocal Nacional de Dermofarmacia, debe tenerse claro que los farmacéuticos “no somos médicos y no diagnosticamos enfermedades”, por lo que también, destacó que es esencial tener claro qué tipo de intervención “vamos hacer”. Y dentro de este contexto, señaló la importancia de registrar todas las actuaciones. 

Por último, Muret aconsejó a los farmacéuticos comunitarios dar al paciente una serie de consejos concretos y “trasladárselos impresos y en un lenguaje fácil”.

Recomendaciones

  1. Antes de empezar el tratamiento. Hable con su oncólogo acerca de los efectos secundarios. Realice una visita a su odontólogo para comprobar que no tiene problemas en la cavidad bucal. En caso de tener cualquier patología cutánea visite a su dermatólogo.
  2. Antes el primer signo de una reacción adversa en la piel contacte con el sanitario más cercano, quien le aconsejara cómo tratarlo o le derivará al especialista correspondiente. 
  3. Evite la radiación solar y protéjase del sol con gorra o sombrero, ropa de manga y pantalón largo y protectores solares con SPF 50+ T, filtros inorgánicos o minerales. 
  4. Utilice ropa a base de fibras naturales, amplia y cómoda que permita una buena transpiración y evite las rozaduras, prescinda del uso de prendas o complementos, como cremalleras, collares, entre otros , que por su roce o composición puedan irritar su piel
  5. Evite el uso de productos cosméticos durante las cuatro horas anteriores a la sesión de radioterapia. No use almohadillas térmicas, bolsas de hielo, vendajes adhesivos, tintas o esparadrapos en la zona irradiada.
  6. Para las reacciones mano-pie. Use calcetines, calzado cómodo y plantillas de piel. Use guantes cuando lave los platos, trabaje en el jardín o limpie la casa. Es recomendable consultar al podólogo.
  7. En caso de mucositis cepíllese los dientes con suavidad y si las llagas bucales son graves, use un hisopo bucal. Se recomiendan geles adhesivos específicos a base de ácido hialurónico. Minimice el tiempo de uso de dentadura postiza Ante cualquier complicación visite a su odontólogo
  8. Hidrátese los labios con cremas reparadoras labiales, utilice lágrimas artificiales o pomadas nocturnas ante la sequedad o irritación ocular y frente a la sequedad vaginal se recomiendan hidratantes específicos internos y externos.
  9. Dúchese con agua tibia, evite duchas largas o baños con agua caliente. Utilice jabones syndet y champús neutros. 
  10. Evite el uso de productos con talcos, alcohol o perfume que puedan secar o irritarle la piel
  11. Mantenga sus uñas limpias y cortas. Utilice lacas específicas para fortalecerlas y cremas para mantener su suavidad. Evite utilizar uñas postizas, ya que el oncólogo necesita saber si están empeorando o se encuentran en un estado adecuado.
  12. Depílese y aféitese con menos frecuencia y use una máquina eléctrica o deje de hacerlo si le irrita la piel
  13. Mantenga su casa fresca y húmeda
  14. Mantenga una dieta equilibrada y beba mucha agua. Ante cualquier duda consulte al nutricionista.
  15. Confíe y pregunte siempre a su farmacéutico de confianza, experto en dermofarmacia.  

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments