Comparte esta noticia

Betolaza pide a la farmacia “pedalear” más para avanzar en su integración asistencial en el sistema sanitario

OLGA VILANOVA  |    06.11.2021 - 18:36

El seguimiento farmacoterapéutico es consustancial a la labor de todos los farmacéuticos, por lo que es necesario “retomar este concepto, actualizarlo con los medios disponibles y ponernos manos a la obra para potenciar el papel asistencial de las farmacias”. Así de concluyente fue el director de Farmacia del Departamento de Salud del Gobierno Vasco, Jon Iñaki Betolaza, durante su intervención en la mesa celebrada en el XII Congreso Nacional de Atención Farmacéutica organizado por la Fundación Pharmaceutical Care España y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza.

Durante esta jornada titulada “experiencias de éxito de colaboración: implicación en los tres ámbitos de actuaciones con la Administración Sanitaria”, Betolaza abordó la implantación, desarrollo y resultados del programa ‘Servicios Farmacoterapéuticos (SFT) a pacientes con diabetes en el País Vasco’ y destacó que más que el proyecto en sí y sus resultados, la importancia del mismo viene determinada por ser “un paso más en la política de integración de las farmacias en el sistema de salud como unos agentes más”. Cuestión que “conlleva dificultades”, explicó Betolaza. 

En este sentido, quiso dejar claro que “una cosa es la voluntad, y otra cosa dar pedales”, ejemplificando la dificultad de pasar de una planificación sobre el papel a implantar en la práctica un proyecto de estas características, así como el esfuerzo que ello conlleva. Pero lo que está claro para Betolaza es que el ámbito asistencial en el futuro no puede ser el que ha sido hasta ahora, ya que las farmacias “cada vez tendrán que ser más asistenciales”. Por ese motivo, y a pesar de las dificultades, el responsable de Farmacia pidió “no decepcionarse por los resultados” y llamó a mantener “el impulso en las estrategias” que avancen en la línea asistencial de las farmacias.

El director de Farmacia del País Vasco puso sobre la mesa las dificultades que se presentaron para el desarrollo del programa de SFT y, entre ellas, resaltó que estaba prevista la participación de 126 pacientes, pero únicamente participaron 87 y además se produjo una importante reducción en la participación de oficinas de farmacias desde el inicial al final del proyecto, algo muy significativo para Betolaza. A este respecto, cabe señalar que un porcentaje elevado de profesionales de la farmacia adujeron que el tiempo que se debía dedicar a los registros y encuestas les parecía excesivo. Reflexionar sobre esta dificultad es relevante para Betolaza, tal y como él mismo dijo, pero también dejó claro que registrar no es una opción.

Respecto a los motivos y el porqué de la implantación de este proyecto, el responsable vasco señaló que “existía una voluntad política”, y una agenda donde se contemplaba, dentro de las líneas estratégicas, la integración de las farmacias a través del desarrollo de programas de atención farmacéutica. Por ello, insistió en que la iniciativa es un paso más para asegurar que “vamos en la línea adecuada con colaboración y cooperación”. A este respecto, Betolaza recalcó que entienden la atención farmacéutica “como un proceso cooperativo” y este es el mensaje que habría que extender entre la red de profesionales y de oficinas de farmacia. 

Valoración positiva

A pesar de las posibilidades de mejora, Betolaza defendió de forma positiva los resultados del programa. Según señaló, el grado de satisfacción de los pacientes y de los médicos de atención primaria es muy relevante, ya que valoraron positivamente la figura del farmacéutico como revisor y parte integrante del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Otros de los datos relevantes que se destacaron del proyecto fueron las intervenciones y propuestas de optimización de tratamientos que fueron realizadas por los farmacéuticos. En este sentido, resaltó que de las 300 intervenciones que se dirigieron a médicos de atención primaria, el 66% de las propuestas fueron aceptadas. Dato “reseñable y esperanzador”, aseguró este experto. 

En el turno de preguntas del público, el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Guipúzcoa, Miguel Ángel Gastelurrutia, señaló que si bien era cierto que no había habido un resultado estadísticamente significativo en la mejora de la hemoglobina glicosilada, algo en lo que pudo influir el pequeño tamaño muestral, “sí que ha habido importantes resultados significativos. Gastelurrutia concretó en las mejoras “en conocimiento, la adherencia terapéutica, la calidad de vida, en los problemas de salud no controlados y en las urgencias”. Por ese motivo, su valoración global sobre el proyecto “ha sido positiva” e incidió en que “los resultados del estudio son muy buenos”.

Por otro lado, también intervino el vicepresidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) y expresidente del COF de Barcelona, Jordi de Dalmases, respecto a la necesidad de reforzar el papel del farmacéutico en todos los ámbitos de su ejercicio profesional y la necesidad de romper las barreras con las que se encuentra y “entre ellas el corporativismo de las diferentes profesiones que impide el avance de la profesión farmacéutica”. A este respecto, Betolaza fue contundente y aseguró que “los tiempos juegan a favor” del farmacéutico ya que las autoridades no tienen ninguna duda y es necesario generar “con el efecto demostración, que se aporta valor”, resaltó. De esta forma, señaló que “si se aporta valor la resistencia caerá por sí sola”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments