Comparte esta noticia

“La Comisión de Uso Racional del Medicamento en Asturias debe ser más consultiva y despolitizarse”

Beatriz Polledo, durante una intervención en el Parlamento asturiano.

F. SAN ROMÁN  |    03.12.2021 - 17:55

Con la llegada el pasado jueves de los Presupuestos Generales de Asturias para 2022 al Parlamento comienza en el Principado el debate de la ley más importante del año, que Beatriz Polledo, portavoz de Sanidad del PP, en un primer análisis las califica de “continuistas”, y de no acometer "las reformas que necesita Asturias".

PREGUNTA.- Los Presupuestos Generales de Asturias para 2022 acaban de llegar a la Cámara para su debate, ¿Cuál es su valoración tras el primer análisis?

RESPUESTA.- En Asturias al contrario de otras comunidades autónomas, donde los Parlamentos ya han están en pleno debate presupuestario, aquí acaban de llegar. Siempre es así. Entraron el jueves día 3 y aún no los hemos empezado ni a debatir que entran muy tarde a la tralaga, ayer entraron en el Parlamento. Hemos realizado un primer análisis, pero habrá que entrar aún en el detalle y en cada partida.

P.- ¿Y cuál es su valoración de este primer análisis?

R.- El primer análisis es que en Sanidad va a ser un presupuesto continusita. En Asturias, la única forma de mantener en el estado de bienestar que entiende el Gobierno es subir los impuestos a la clase media trabajadora. Miles de autónomos y de familias, que después de lo que ha pasado con la pandemia, y lo que sigue pasando, nos siguen ‘friendo’ a impuestos. No se acometen las reformas que necesita Asturias, para generar riqueza y para mantener el estado de bienestar y más cuando somos la comunidad más envejecida de Europa.

P.- ¿Y cuál sería su alternativa?

R.- Precisamente va por ahí, por plantearnos que somos una Comunidad muy envejecida y que es preciso hacer un esfuerzo importante para garantizar una atención de calidad a nuestros ciudadanos. Es muy importante hacer un plan claro de Atención Primaria, especialmente en el ámbito rural pero también en los centros urbanos. La Atención Primaria en Asturias es un auténtico caos. Ya existían deficiencias antes de la pandemia, y ahora lo que han hecho esas deficiencias es aflorar. Junto a esa realidad, ya sé que es un problema común a todo el país, pero en Asturias está más acentuado, tenemos un gran problema con la fuga de profesionales que se están yendo a otras Comunidades Autónomas, o al extranjero, en busca de condiciones laborales más atractivas. Asturias está a cola del país en la de guardia, la carrera profesional no se ha desarrollado. Todo esto hace que nuestros profesionales hagan las maletas y lo peor es que está ocurriendo porque no ha existido planificación.

P.-¿Y qué se debería haber hecho para solucionarlo?

R.- Es un problema de planificación. De hecho, es evidente que en los próximos años hay muchos médicos que se van a jubilar y no se ha planificado esta jubilación para conseguir un recambio generacional. Por ejemplo, en Asturias hace 10 años se aprobó la jubilación forzosa a los 65 años sin tener en cuenta ningún tipo de previsión de necesidades de médicos. El resultado es que ahora no hay profesionales sanitarios. A día de hoy, un tercio de las consultas de Atención Primaria han sido cerradas por el Gobierno, ya que no se cubren ni bajas ni jubilaciones ni permisos. Hay un hartazgo generalizado. No hay coordinadores en los centros. El Gobierno engaña diciendo que no cierra los puntos de Atención Continuada, pero cuando los ciudadanos van, resulta que no hay médico. En definitiva, vivimos un caos, en el cual no sólo se trata de dar más recursos a la Atención Primaria, que también, sobre todo hay que hay que gestionar, falta liderazgo y una buena gestión.

P.- ¿Cuál es su valoración sobre cómo se ha abordado la gestión de la pandemia en Asturias?

R.- Hemos tenido olas con mayor y menor intensidad, No tenemos que quedar con el gran trabajo que han realizado los profesionales sanitarios  y el compromiso de los asturianos que han acudido masivamente a la vacunación. Desde el aspecto de la gestión de la sanidad, nos da la impresión que el consejero de Salud ha abandonado el resto de la sanidad. Un consejero tiene que dar una respuesta de conjunto y sin embargo se ha desentendido el resto de patologías. Y Ahora estamos sufriendo una lista de espera desbocada. Se ha abandonado a los pacientes crónicos, que no han tenido el seguimiento que tenía que tener, sobre todo con una población tan envejecida. Lógicamente era preciso atender la crisis sanitaria, pero eso no debe llevar a olvidar que la sanidad asturiana tiene que dar una respuesta de conjunto. Muchas patologías, con una buena organización en la atención, no se hubiesen agravado como lo están haciendo ahora. El impacto de lo que ha quedado pendiente, lo estamos viendo ya, pero lo veremos de manera muy preocupante en los próximos meses.

P.- ¿Qué valoración puede hacer de la situación de la farmacia en Asturias?

R.- En primer lugar quiero agradecer y poner en valor el trabajo y la labor que han hecho los farmacéuticos durante toda la pandemia, a todos, aunque en especial a la farmacia rural, que a veces han sido el único recurso sanitario para sus vecinos. Han estado al pie del cañón, han estado en esa primera línea en los peores momentos y muchas veces sin tener el reconocimiento que deberían. En líneas generales, consideramos que el papel de la farmacia en Asturias debe ser dinamizado tanto en la farmacia asistencial, como en la farmacia hospitalaria.

P.- ¿Qué ocurre con la farmacia hospitalaria?

R.- En Asturias hay un déficit importante de farmacéuticos especialistas en farmacia hospitalaria. La ratio de facultativo hospitalario está muy por debajo de la media nacional. Si a nivel nacional, por cada 100 camas tenemos 1,8 especialistas, aquí tenemos 13 especialistas menos por término medio.  

P.- La Comisión para el Uso Racional del Medicamento en Asturias, es un tema que con frecuencia se debate en este Parlamento, ¿Qué ocurre con ella?

R.- Esta es una cuestión que hemos traído de forma reiterada al Parlamento, el Partido Popular entiende que el CURM está bloqueando la prescripción de medicamentos y eso es algo que hay que denunciar. Este órgano, dependiente de la Consejería de Salud, es que da la autorización para que los médicos puedan prescribir determinados medicamentos. Creemos que se ha convertido más bien un en un órgano fiscalizador de la actividad y que limita la prescripción de fármacos. Ningún paciente debe de dejar de recibir un medicamento efectivo. Consideramos que es una situación discriminatoria en Asturias, con respecto al resto de Comunidades. Es una comisión que no tiene la agilidad que necesita. Existen casos, en los que se han denegado tratamientos, especialmente en el ámbito oncológico, lo que nos parece muy grave. Creemos que este órgano debería ser más consultivo y estar desprovisto de politización, ya que al final lo único que está produciendo es una inequidad hacia pacientes a los que de forma  reitera se les niega un tratamiento que sin embargo se está proporcionando en otras Comunidades.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments