Comparte esta noticia

País Vasco apunta cómo actualizar el abordaje de la diabetes con el objetivo de mejorar el control de la patología

Foto de familia de los participantes en el Encuentro de Expertos ‘El paciente con diabetes en la estrategia de crónicos: el caso del País Vasco’

DIARIOFARMA  |    22.12.2021 - 14:52

Un grupo de expertos y pacientes han analizado los avances y próximos retos de la diabetes en la Estrategia de Cronicidad de Euskadi en el marco del encuentro de expertos ‘El paciente con diabetes en la estrategia de crónicos: el caso del País Vasco’ que ha organizado Diariofarma en la ciudad de Vitoria-Gasteiz.

Esta cita, primera de un ciclo que ahondará en las estrategias y modo de proceder de diversas comunidades autónomas, ha buscado analizar las principales dificultades y cómo cambia la forma de trabajar, en el caso concreto de los pacientes con diabetes, cuando la atención sanitaria tiene como eje al paciente crónico.

El País Vasco ha sido pionero en implantar una estrategia de crónicos en su sistema sanitario y ha protagonizado una transformación de su Sanidad en base a dicha planificación. Ha pasado más de un lustro desde los primeros pasos de este proyecto y el territorio ya cuenta con diversas estrategias y actuaciones consolidadas. De hecho, cuenta con un Comité Asesor de la Diabetes.

El encuentro ha contado con la participación de Ana Bustinduy, subdirectora para la coordinación de la Atención Hospitalaria de Osakidetza; Yolanda García, presidenta de la Sociedad de Endocrinología, Diabetes y Nutrición de Euskadi; Iratxe Vilariño, presidenta de la Asociación Vizcaína de Diabetes; Sonia Gaztambide, jefe de Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Cruces; Patxi Ezkurra, médico del Centro de Salud de Zumaia; Itxaso Rica, jefe de Sección de Endocrinología pediátrica del Hospital Universitario  Cruces y presidenta de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica; Marta Camarero, enfermera educadora en Diabetes del Hospital Galdakano, y Manuel Galán, gerente médico de Novo Nordisk, compañía que ha colaborado para la celebración de este encuentro, moderado por José María López Alemany, director de Diariofarma.

Ventajas de la estrategia

El País Vasco es una de las comunidades que mejor situación presenta respecto a la diabetes y, tal y como indican los profesionales y pacientes, la estrategia de crónicos tiene mucho que ver. Así, Sonia Gaztambide ha destacado que desde que se inició la educación a pacientes “el control de la diabetes ha mejorado mucho. Ya no se ve morir a pacientes con 30 años. La educación es absolutamente fundamental para lograr esta mejoría, junto a los avances en los fármacos y los nuevos sistemas de administración de insulina. Contamos con enfermeras educadoras que forman a los pacientes para que sean autosuficientes y puedan convivir con su enfermedad y también se ha avanzado mucho en la formación de la población en general”.

En este punto, Patxi Ezkurra ha afirmado que “la aplicación de una oferta preferente y la estratificación también han sido otros de los grandes avances de esta estrategia. Gracias a la estratificación, hemos podido observar el consumo real de recursos en función de la gravedad de la patología del paciente y, a partir de esa base, planificar cómo actuar en cada caso y establecer una oferta preferente. Dicha oferta, que presenta siete u ocho indicadores (cribado, control de tensión, retinopatías, etc.) permite controlar y observar la evolución de la patología”.

Además, Ana Bustinduy también ha querido resaltar algunos de los programas formativos e iniciativas con las que cuenta la estrategia de cronicidad. “Ya hay proyectos para formar a los pacientes diabéticos sobre su alimentación, con un espacio reglado en las consultas de enfermería”, ha destacado. Además, la historia clínica del País Vasco, que permite compartir información de forma inmediata entre la Atención Primaria (AP) y la hospitalaria también se ha valorado como un aspecto muy positivo durante el evento. De hecho, según ha añadido la propia Bustinduy, “el objetivo de Osakidetza es que no haya ningún gadget contratado que no pueda integrar la información a la historia clínica, siempre con las máximas garantías de privacidad, de forma que esta quede disponible para los profesionales”.

Situación actual

La situación actual de la estrategia de crónicos vasca también ha formado parte del debate. En este sentido, Ana Bustinduy ha indicado que esta estrategia “ha establecido una atención que se centra en las personas y tiene en cuenta las expectativas y necesidades de pacientes y profesionales. En este sentido, se han llevado a cabo iniciativas para la formación y capacitación, de empoderamiento de las personas afectadas, etc.”. Por su parte, Sonia Gaztambide ha querido poner de manifiesto el trabajo que desde hace años se desarrolla desde los servicios de Endocrinología y ha explicado que “los profesionales hemos trabajado más de 35 con las asociaciones de pacientes para educar a todas las personas que presentan esta patología y sean autosuficientes”. 

La situación de los pacientes pediátricos tampoco se ha pasado por alto. En este sentido, Itxaso Rica ha afirmado que “el tratamiento actual es mucho más cómodo y eficaz. Los avances tecnológicos como las innovaciones en las insulinas, los métodos de monitorización continua de glucosa y los nuevos sistemas de administración de insulina, han ayudado mucho a mejorar la vida de los más pequeños”.

Por otro lado, Patxi Ezkurra ha repasado la situación y trabajo de la Atención Primaria en esta estrategia. Así, ha explicado que “la AP es la barrera de entrada para casi todos los pacientes con diabetes tipo 2 y somos pioneros en ese campo. De hecho, elaboramos la primera guía clínica que sirvió de base para el actual programa de crónicos”.

El punto de vista del paciente también ha quedado patente en el encuentro con la intervención de Iratxe Vilariño: “Los pacientes están muy satisfechos con el trabajo que desarrolla Osakidetza. Se sienten escuchados y atendidos y están encantados de acudir a las citas con sus endocrinos”. Marta Camarero ha querido poner el foco en el ámbito formativo de esta estrategia. “Contamos con una gran atención personalizada hacia la persona que ingresa con diabetes. Inmediatamente, recibe información sobre cómo afrontar el tratamiento, vivir con la enfermedad y gestionarla día a día. Las enfermeras y educadoras cuentan con dos guías, para la diabetes tipo 1 y 2, que fueron pioneras en este campo”, ha explicado.

Por último, Manuel Galán ha analizado la estrategia de crónicos vasca desde el punto de vista de la industria y ha explicado que “esta política de actuación no es, ni más ni menos, que la implementación de la estrategia que Novo Nordisk presenta a nivel global. Este experto ha puesto encima de la mesa que la misión de la compañía es curar la diabetes y para avanzar hacia ese objetivo, tal y como muestra el proyecto vasco, es necesario contar con unos aliados muy importantes: los pacientes, los profesionales sanitarios, las sociedades científicas y las autoridades sanitarias y sus consejos asesores”.

Control de la diabetes

Los expertos también han reflexionado sobre el impacto que han tenido las últimas innovaciones tecnológicas y farmacológicas desde el punto de vista del control y seguimiento de los pacientes. En este punto, Sonia Gaztambide ha explicado que los avances tecnológicos y familias de fármacos (GLP-1, glucosúricos y otros) que han llegado en los últimos años han supuesto “una auténtica revolución”. Innovación que seguirá llegando en los próximos años, como puede ser con avances como la insulina semanal que aportará “mejoras en la calidad de vida de pacientes que presentan dificultades para pincharse”, destacó esta especialista.

A este respecto, Marta Camarero ha querido destacar las ventajas que ofrecen los nuevos sistemas de monitorización. En este sentido explica que, gracias a estos avances, “tanto las personas con diabetes como los profesionales sanitarios pueden controlar mucho mejor la evolución de la patología. Esta información a la hora de educar a los pacientes, mejorar el tratamiento o corregirlo es primordial”.

Manuel Galán ha coincidido con esa afirmación y ha explicado que desde su compañía mantienen “un compromiso con las nuevas tecnologías como la monitorización continua tanto en diabetes tipo 1 como en tipo 2. De cara al futuro es importante garantizar el acceso a los nuevos fármacos y tecnologías para las personas con esta patología. En este momento, los visados necesarios para que puedan acceder a este tipo de innovaciones limitan sus opciones, pero ya se está trabajando desde la industria y las autoridades sanitarias para evitar que esto ocurra”.

Los expertos coincidieron en la necesidad de revisar las guías de diabetes tipo 2 que, según Sonia Gaztambide “han quedado obsoletas”. Con ella coincidió Patxi Ezcurra, quien puso encima de la mesa que la administración de insulina en pacientes tipo 2 es en muchos casos ineficaz al ser “insulinorresistentes”. Como alternativa, Ezcurra recuerda que el beneficio obtenido por estos pacientes con tratamientos GLP-1 “es brutal”.

Pero su utilización no es sencilla ya que el visado requerido “limita mucho”, según Sonia Gaztambide. “Fármacos como los agonistas del GLP-1 son muy eficaces y presentan unos efectos secundarios mínimos. Sin embargo, se recetan menos de lo que nos gustaría porque todavía existen algunas limitaciones. Esta situación es clave. El acceso inmediato o rápido a la innovación es la base para mejorar el control de esta patología”, ha indicado la jefe de Servicio de Endocrinología del Hospital de Cruces. En concordancia con esas afirmaciones, Patxi Ezkurra ha afirmado que una de las grandes mejoras a futuro sería “facilitar el acceso de los GLP1 y iSGLT2 para que se puedan prescribir abiertamente desde la AP”.

En este mismo sentido, Itxaso Rica ha fijado como uno de los objetivos a lograr en los próximos años: “Seguir implementando avances tecnológicos, como las nuevas tecnologías de administración de insulina y de monitorización continua de la glucosa, y que estos sean accesibles para todos los pacientes. Sin lugar a duda, creo que hay un antes y un después gracias a estos sistemas”.

El impacto de pandemia

El impacto de la covid-19 sobre esta patología y las personas que la padecen, también se ha puesto de manifiesto. Yolanda García ha presentado diversos estudios que reflejan cómo ha afectado la pandemia a la diabetes. Esos informes reflejan que se han perdido en torno a un 40% de las consultas, más del 70% de los nuevos diagnósticos y se ha cesado de actualizar los tratamientos que ya se estaban siguiendo. Además, en la actualidad se ha triplicado la demanda de atención de pacientes entre AP y especializada. “Ahora estamos viviendo el tsunami real del tiempo de pandemia”, ha indicado García. De hecho, y corroborando esas afirmaciones, Patxi Ezkurra ha indicado que “en el año 2020 los nuevos diagnósticos de diabetes se redujeron en unos 2.000 casos. Eso no significa un descenso de la enfermedad, solo una reducción de las personas que asistieron a los centros médicos y fueron diagnosticadas”.

Ahora bien, pese a esa reducción de nuevos diagnósticos, los profesionales han mantenido el control y seguimiento de los pacientes ya diagnosticados, a través de diversos sistemas de telemedicina como WhatsApp, videollamadas, etc. Gracias a estos sistemas, los profesionales han conseguido mantener el cuidado de las personas con diabetes. Respecto a esta modalidad de la medicina, Bustinduy ha indicado que “la teleconsulta no puede ser de cualquier manera. El paciente debe contar con un registro de datos como el peso, tensión, etc. Es decir, no podemos llevar a cabo una valoración solo con una analítica, necesitamos más información y las innovaciones tecnológicas pueden contribuir a ello”.

Manuel Galán ha mostrado su acuerdo con estas afirmaciones y ha explicado que, desde la industria, “están apostando las nuevas tecnologías, la monitorización continua”. A este respecto, explicó que los nuevos sistemas de administración como las plumas inteligentes que “van a permitir la integración de los datos de administración de la insulina en las plataformas informáticas que utilizan médicos y pacientes”. Todo esto contribuirá, según él a una “mejor interacción entre el médico y sus pacientes lo que sin duda ayudará a un mejor manejo de la diabetes y por tanto una mejor calidad de vida de los pacientes”.

Aspectos de mejora

Por último, pese al balance general positivo que se lleva a cabo de esta estrategia de crónicos desde el punto de vista de la diabetes, los especialistas también han coincidido en que todavía se cuentan con opciones de mejoras como invertir y apostar por un personal educador profesional estable y con una formación continua intensa. Se pide, por tanto, incrementar el número de educadores para que puedan atender mejor a los pacientes, así como extender o dar a conocer más algunas de las prácticas que ya se aplican en algunos centros, etc.

Otras cuestiones a mejorar serían los tiempos de consulta, que según los expertos participantes podrían necesitar para un paciente con diabetes tipo 2, al menos “una revisión anual de 45 minutos” para poder evaluar en profundidad diversos aspectos relacionados con las complicaciones de la patología.

Por su parte, Itxaso Rica planteó la necesidad de poner el foco en los pacientes con diabetes tipo 1, que serán crónicos durante toda su vida y se tendrán que mover en entornos complejos, como el escolar. Por ese motivo, se ha desarrollado un protocolo de actuación para el manejo de los niños en el entorno escolar, liderado por el Gobierno Vasco, y publicado en noviembre de 2020 y es preciso hacer un seguimiento del mismo.

Eso sí, Rica reconoció que a causa de la diferente prevalencia entre los dos tipos de diabetes entiende que se centre la atención en la tipo 2.


Texto y fotografías: Saúl Vicente del Hierro.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments