Comparte esta noticia

La oposición ve al Gobierno instalado en la "improvisación permanente”

Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados

F. SAN ROMÁN  |    27.01.2022 - 16:05

La comisión de Sanidad del Congreso de los diputados ha acogido la novena comparecencia de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, con un claro ánimo de reproche y de “improvisación permanente” ante lo que ha supuesto la gestión de la sexta ola de la pandemia por parte del Ejecutivo.

Desde los cambios del uso de las mascarillas en exteriores, a los nuevos plazos de administración de la tercera dosis recomendados por la Comisión de Salud Pública, pasando por el retraso en la fijación de precios de los test de antígenos o la incógnita sobre cuáles son los criterios para el reparto de las 340.000 dosis de Paxlovid, el primer tratamiento para la covid que ha adquirido el Gobierno de España, así como los planes para la compra del resto de antivirales y monoclonales que existen en el mercado, han sido objeto un debate por la oposición, que han sido respondidos por la ministra y los grupos políticos afines al Gobierno, con argumentos tales como el consenso que ha reinado entre el Ejecutivo y las CC.AA. a la hora de implementar las medidas, o los buenos resultados del plan de vacunación, sobre el que según Darias “los ministros de otros países nos siguen preguntando cómo hemos sido capaces de hacerlo”.

Entre la “desinformación” y la advertencia que la diputada del PNV, Josune Gorospe, ha lanzado al Gobierno sobre “hacer anuncios en prensa sin que las comunidades estén preparadas para la respuesta”, o la ausencia de “criterios científicos” en los que se han basado decisiones como la del retorno de las mascarillas en exteriores, denunciada por Juan López Bas, de Ciudadanos, se ha colado también el mensaje de cómo y cuándo tiene el previsto el Gobierno hacer público los criterios de administración y de reparto autonómico de los tratamientos, especialmente de Paxlovid, el único sobre el que España ha realizado una compra a su fabricante, Pfizer. Esta cuestión, de la que la diputada del PP, Ana Pastor, ha hecho uno de los ejes del debate, puede derivar en una situación de “inequidad”, a la que el Gobierno debe dar respuesta cuanto antes.

Sobre esta cuestión la ministra no ha hecho ninguna referencia en su turno inicial y sólo en tiempo de réplica a las preguntas de los diputados, Darias ha mantenido el mismo discurso esgrimido el pasado miércoles en el Consejo Interterritorial. Básicamente la compra se realiza en una negociación bilateral entre España y Pfizer, porque el medicamento “no está autorizado en la UE”, de forma similar a como han actuado otros países europeos.

Darias valora que España se pudiera incorporar a los procesos de compra centralizada que mantiene la Comisión Europea, cuando se ponga en marcha el proceso, recordando que Paxlovid aún no ha sido autorizado (aunque se espera la inminente aprobación por parte de la EMA. Igualmente, justificó la compra en los mismos criterios que han tenido otros países y en que “la situación lo requería”. Al respecto ha informado de que, siguiendo la estrategia de la Comisión Europea, España se ha adherido a tres acuerdos de adquisición conjunta con las compañías Gilead, Roche y GSK

Sobre la distribución y acceso, Darias se remitió a sus declaraciones anteriores, indicando que que se hará “bajo estrictos criterios técnicos” ya que la producción y sobre todo la distribución de este fármaco por el momento “es limitada”. En cuanto al reparto autonómico, la ministra se limitó a indicar que su departamento quiere “garantizar un acceso mínimo imprescindible”.

Tanto Pastor como Juan Luis Steegmann (Vox) han reclamado el uso obligatorio de las mascarillas FFP2 en interiores, avanzando además además la eliminación del IVA y la fijación de un precio máximo.

Con respecto a los usos de las mascarillas en exteriores, la unanimidad en todos los grupos que no sostienen al Gobierno es total: Debe eliminarse su obligatoriedad. Desde Ciudadanos y Sergio Sayas, de Navarra Suma, ya han anunciado su voto en contra contra la validación en el Congreso del decreto del Gobierno que las volvió a poner en marcha, después de haberlas eliminado unos meses antes.

Darias ha eludido pronunciarse sobre el uso de las FFP2, las mascarillas que ofrecen una mayor seguridad y que no tienen el IVA reducido y se ha centrado en defender que el retorno de la obligatoriedad de estas herramientas de protección en exteriores fue una medida que “demandó el Consejo Interterritorial” y refrendada en la Conferencia de Presidentes. Igualmente ha recalcado, como quedó también aclarado en su momento, que esta es una actuación de carácter temporal y que su retirada se hará “con el consenso de todos, desde la cogobernanza”.

Los test de antígenos han ocupado también parte del debate, con la demanda de Juan Luis Steegmann (Vox) de que sean financiados. Darias nuevamente ha eludido la cuestión de la financiación de los mismos, que ha sido manifestada por diversos partidos, al menos para la parte de población con menos recursos, aunque si ha indicado que el Ministerio “batalla”, para que puedan usarse para la emisión del certificado de recuperación, dentro de las normas que mantiene la UE. Igualmente ha recalcado la importancia de que las CC.AA. notifiquen los resultados de estas pruebas, “algo que es obligatorio”.

Darias ha tenido palabras de reconocimiento para el papel de las oficinas de farmacia en la notificación de los test, indicando que la actual red de establecimientos “es una gran ventaja para España” y ha destacado el valor añadido que aportan “estos profesionales sanitarios”, al tiempo que se ha mostrado favorable a que más comunidades adopten el sistema.

Los cambios temporales en la administración de las dosis de refuerzo recomendados por la Comisión Pública se ha utilizado por la oposición como un ejemplo evidente de la “descoordinación” del Gobierno y la “improvisación” constante en la que vive. Ana Pastor le ha solicitado los informes científicos en los que se ha basado la Comisión de Salud Pública.

Darias ha respondido a esta cuestión que la medida recomendada “mantiene la posibilidad de recibir la vacuna a las cuatro semanas de la infección, aunque ahora incluye la recomendación, que no obligación, de hacerlo a los cinco meses, atendiendo a la nueva evidencia”, algo que no había sido aclarado anteriormente por el Ministerio.

Zona de seguridad inmunológica

En su intervención, Carolina Darias, ha realizado una valoración sobre la situación epidemiológica actual indicado que las altas cotas de vacunación España la sitúan actualmente “dentro de una zona de seguridad inmunológica”.

También ha reiterado “el menor impacto en la capacidad asistencial” que está teniendo la a que está teniendo la sexta ola “si bien el volumen de los casos ha elevado la ocupación hospitalaria”.

“Estamos determinados a seguir buscando horizontes, con calma, desde la reflexión de la mano de las personas expertas, desde la cogobernanza y desde la acción conjunta a nivel europeo que nos permitan avanzar hacia un nuevo modelo en la vigilancia”, ha explicado la ministra de Sanidad.

 En ese sentido, la ministra de Sanidad ha reclamado una reflexión en torno a los cambios que se están produciendo progresivamente en la pandemia y ha defendido la necesidad de anticipar nuevos escenarios y, por lo tanto, “comenzar a trabajar, desde la reflexión, el sosiego y la puesta en común”, la adaptación a un nuevo sistema de la vigilancia y control de la covid.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments