Comparte esta noticia

13-F: El PSOE propone la creación de una Agencia de Evaluación en Castilla y León

Simpatizantes socialistas distribuyen el programa de compromisos de Luis Tudanca.

F. SAN ROMÁN  |    02.02.2022 - 18:18

Casi 25 folios, de un total de 286 concentran las propuestas sanitarias dentro del programa electoral, denominado ‘100 medidas de Gobierno’ con el que el PSOE aspira a conseguir la victoria en las elecciones de Castilla y León, que se celebran el próximo domingo, 13 de febrero. El importante espacio dejado al área sanitaria demuestra el interés político que la salud alcanza en los próximos comicios.

De hecho, el candidato socialista, Luis Tudanca, plantea como “una de las primeras diez cosas” que hará si llega al Gobierno, será “la apertura inmediata de todos los consultorios médicos, con atención presencial de profesional médico y de enfermería, y garantía de asistencia en atención primaria con una espera máxima de 48 horas”.

Garantizar una Atención Primaria de calidad, especialmente en el ámbito rural, en lucha directa contra la despoblación, “recuperar derechos arrebatados por el PP”, la captación de profesionales y modernización del sistema, son los principales ejes sobre los que gira la propuesta socialista.

Sin embargo, la extensión dedicada a las diferentes áreas sanitarias no se ve compensada en el ámbito farmacéutico, donde el PSOE solamente realiza un compromiso con los farmacéuticos, en este caso los de Atención Primaria. Luis Tudanca se compromete a “potenciar el papel de los farmacéuticos de Atención Primaria en su labor de formación y apoyo a los profesionales en el uso racional, eficiente y seguro de los medicamentos, así como en la revisión de los tratamientos de los pacientes institucionalizados en la comunidad, y su coordinación y homologación de estrategias con los farmacéuticos hospitalarios”.

Igualmente, derivado de este compromiso, el PSOE plantea también “establecer protocolos de colaboración entre los Equipo de Atención Primaria y los farmacéuticos comunitarios, con la coordinación del farmacéutico de Atención Primaria, para la conciliación de la medicación, la optimización de la farmacoterapia, el aumento de la seguridad y efectividad de los tratamientos, la mejora de la adherencia y la reducción de la utilización inadecuada de los medicamentos”.

Relacionada también con el mundo de la farmacia, las ‘100 propuestas de Gobierno’ de Luis Tudanca propone crear “la Agencia de Evaluación y Calidad Sanitaria de Castilla y León, siguiendo el ejemplo de otras CCAA y promoveremos su integración en la Red Española de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del SNS (RedETS)”, con el objetivo de “mejorar la efectividad, eficiencia, calidad y equidad de la sanidad en la Comunidad”.

También propone incorporal al sistema sanitario castellanoleonés de la Agencia de Salud Pública de Castilla y León “con personalidad jurídica propia y capacidad ejecutiva, que trabajará en coordinación con el Centro/Agencia Estatal de Salud Pública (actualmente en proceso de creación)”.

Según explica el programa electoral “los principios de ordenación del sistema público de salud que proponemos para Castilla y León son la gestión pública, la universalidad, la cohesión social y territorial, la calidad de los servicios, el carácter integral de la atención y la equidad en el acceso. También, una financiación pública adecuada y la gestión eficiente son principios fundamentales que garantizan el acceso gratuito de toda la población a los servicios sanitarios, en condiciones de igualdad”.

En los dos últimos años, explica el PSOE, “los recortes han venido acompañados del abandono premeditado de las estructuras sanitarias en el medio rural, lo que ha originado una gran desigualdad en el acceso a los servicios públicos sanitarios de las personas que viven en los pueblos con respecto al resto de la población”.

En ese sentido proponen “un modelo sanitario basado en la gestión pública y en el derecho a recibir asistencia sanitaria de todas las personas que residen en nuestro territorio”, así como “un estilo de gestión de la sanidad pública basado en la transparencia, la empatía, la participación, la dotación suficiente de recursos humanos, materiales, tecnológicos y de equipamiento; la formación, la investigación y una financiación suficiente”.

Para ello apuestan por “el fortalecimiento de la Atención Primaria” con el incremento progresivo del gasto en este nivel hasta hasta alcanzar el 25% del total del presupuesto sanitario. Además se comprometen a “paralizar con carácter inmediato, cuantas reformas o contrarreformas sanitarias de la atención primaria haya puesto en marcha el gobierno del Sr. Mañueco en estos dos años y medio”.

Igualmente plantean la mejora “de la contratación de los profesionales de medicina y enfermería que terminan su especialidad en Atención familiar y Comunitaria en Castilla y León con el objetivo de fidelizarles”.

En la Atención Especializada, el PSOE plantea un Plan de choque para reducir las listas de espera hospitalaria y los tiempos de demora “a lo técnicamente imprescindible, utilizando preferentemente recursos propios” Lo que incluye una ley de garantías de los usuarios del sistema público de salud de Castilla y León en lo referente a los tiempos de espera máxima. Esos tiempos serán para cirugía oncológica o cardiaca no valvular, 20 días; Cirugías programadas, 90 días; consultas de Atención Hospitalaria garantizadas, 30 días; pruebas diagnósticas garantizadas, 20 días.

Para todo ello aseguran, estas medidas “se acompañarán de una dotación presupuestaria que permita el uso de recursos propios para resolver los déficits estructurales que reflejan las listas de espera”.

También se comprometen a “recuperar lo privatizado en este tiempo, revisando a fondo, desde la perspectiva del interés público, los contratos llamados de colaboración público-privada en todos los ámbitos, especialmente del Hospital de Burgos que ha resultado un modelo altamente costoso e ineficiente”.

En el ámbito de los recursos humanos “elaboraremos en el primer año de legislatura un plan de reordenación de los recursos humanos que incluya un estudio de las necesidades actuales de personal de cada servicio, así como una previsión de las necesidades futuras para los próximos 10 años, un modelo de organización, gestión y evaluación, medidas específicas y una memoria económica”. Ello está dirigido a recuperar “como mínimo, la dimensión de las plantillas anterior a los recortes del año 2012, con el objetivo de reducir la sobrecarga asistencial y garantizar la adecuada asistencia sanitaria en todo el territorio”.

Salud Pública

Según valora el PSOE, “los servicios de salud pública han sido totalmente accesorios para los gobiernos de la Junta y los profesionales que los sostenían han sido maltratados y relegados a un segundo o tercer plano”, durante la pandemia.

Por ello anuncia que el Partido Socialista “tiene el firme compromiso de desarrollar, desde la Junta, una estrategia rigurosa de fortalecimiento de Salud Pública y de todos los servicios que estén interrelacionados de algún modo con ella, para trabajar de forma eficaz en la prevención de enfermedades, la promoción de la salud y en la investigación y la vigilancia epidemiológica”.

 Entre estas medida, anuncian la aprobación de “una ley de Salud Pública que incluirá la creación de la Agencia de Salud Pública de Castilla y León, con personalidad jurídica propia y capacidad ejecutiva, que trabajará en coordinación con el Centro/Agencia Estatal de Salud Pública (actualmente en proceso de creación)”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments