Comparte esta noticia

El NICE patina en su propuesta de cambios en la evaluación de innovaciones

BELÉN DIEGO  |    15.02.2022 - 11:57

Se ha perdido una oportunidad para garantizar que los métodos de evaluación de nuevas terapias sirven para apoyar la aprobación de los medicamentos más innovadores y potenciales disruptores en el tratamiento del cáncer, según un comunicado difundido por el Instituto para la Investigación en Cáncer (ICR).

La propuesta de reforma de los métodos evaluadores en el sistema de salud británico (NHS) del Instituto Nacional para la Excelencia Clínica (NICE) en Reino Unido no satisfacen las necesidades actuales en cuanto acceso a los medicamentos para el cáncer y, de hecho, podría empeorarlo, advierte un comunicado del ICR. 

Los expertos del ICR dicen que se ha hecho muy poco por acelerar la disponibilidad de nuevas terapias con mecanismos de acción innovadores, facilitar la aprobación de nuevos tratamientos y eliminar barreras para la aprobación de fármacos indicados para enfermedades raras, como el cáncer infantil.

Manifiestan que los “ajustes insignificantes” en algunas áreas de la evaluación no serán suficientes como incentivo para que los desarrolladores asuman el riesgo de crear nuevos tratamientos verdaderamente innovadores, y que los pacientes con cáncer con necesidades aún no satisfechas seguirán padeciendo la misma situación.

Para el ICR, es “esencial” que el NICE modifique su propuesta para ajustar la valoración de los fármacos en función de la severidad de la enfermedad de indicación y favorecer los fármacos destinados a etapas finales de la vida. “De lo contrario, se corre el riesgo de que se niegue a los pacientes con cáncer en etapas finales de su vida el acceso a tratamientos que podrían darles más tiempo con sus seres queridos”, reza el comunicado.

Sí han gustado algunos de los cambios propuestos, sobre todo la recomendación de que los grupos de expertos que revisan los expedientes acepten un mayor grado de incertidumbre en los datos sobre nuevas terapias. 

Por otro lado, recomiendan que sean revisadas otras áreas, incluyendo un mayor reconocimiento de las barreras en el acceso en el territorio de enfermedades raras, el riesgo de limitar terapias para el final de la vida, la priorización de los medicamentos y combinaciones innovadoras, el empleo de variables subrogadas de la supervivencia global.

Para Kristian Helin, máximo responsable del ICR, “el NICE ha perdido una oportunidad para mejorar las vidas de las personas con cáncer facilitando el acceso a nuevos y prometedores tratamientos en el NHS”. Asegura que la comunidad médica está “decepcionada” al ver que en muchas áreas, el instituto se ha limitado a realizar cambios sin importancia en lugar de abordar una verdadera reforma. 

La Asociación de la Industria Farmacéutica Británica (ABPI) ha sido también crítica con la propuesta, a la que se ha referido también con la expresión de "oportunidad perdida".

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments