Comparte esta noticia

Mantilla sale al paso de las críticas a la LOAF de Madrid y explica en Infarma lo que la ley “quiere y lo que no quiere”

Elena Mantilla, durante su intervención en Infarma.

OLGA VILANOVA  |    22.03.2022 - 18:24

“El objetivo del anteproyecto de la nueva Ley de Oficinas de Farmacias de la Comunidad de Madrid es potenciar su papel en el ámbito de la salud y acomodarlo a la realidad en la que se ha transformado el rol del farmacéutico en estos últimos 40 años”. Así de contundente ha sido la directora general de Inspección y Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid, Elena Mantilla, durante la conferencia inaugural de la XXXIII edición del Congreso y Salón Europeo de Oficinas de Farmacia ‘Infarma 2022’. 

Mantilla, que ha defendido la ley de las críticas a las que está siendo sometida por parte del sector, ha señalado la necesidad de la nueva norma ya que la vigente es anterior incluso al traspaso de competencias de Sanidad a la Comunidad de Madrid. Además, ha hecho hincapié en determinados aspectos, ya que, según dijo, es necesario que no existan “malas interpretaciones” sobre lo que el anteproyecto “quiere y lo que no quiere”. En concreto, la directora general resaltó que la ley no quiere romper con el modelo mediterráneo de farmacia y tampoco quiere abrir la puerta a agentes ajenos a la propia oficina de farmacia. Por ello, aseguró que en el anteproyecto lo que sí se quiere es “cerrar la posibilidad del tan temido delivery. En este sentido, matizó que la nueva ley “no quiere el delivery, tal y como está regulado”, y sí quiere la atención farmacéutica domiciliaria. Y, del mismo modo, aclaró que la ley “no quiere vulnerar el legítimo derecho a la libertad de empresa, sin olvidar el papel sanitario”.

Mantilla aseguró que el anteproyecto “deja clarísimo el papel inequívoco del farmacéutico en la dispensación, limitando la entrega de los medicamentos al personal propio de la oficina de farmacia”. En este sentido, “se preserva el papel único y exclusivo de la oficina de farmacia”, aseguró.

Por otro lado, reconoció el papel fundamental que han desempeñado en la elaboración del anteproyecto diferentes profesionales que han participado en su elaboración, algo que, según ha querido dejar claro, se ha realizado con la máxima transparencia. En este sentido, aseguró que las 1.018 alegaciones presentadas en el trámite de audiencia han sido valoradas, estudiadas e incluso introducidas en algunos casos. Con respecto a la cantidad de aportaciones, consideró que “es bueno”, ya que, reflejan la máxima expectación que tiene esta ley en el ámbito farmacéutico. En este sentido, destacó que incluso se han realizado alegaciones por farmacéuticos a nivel particular y aseguró que “han ayudado y aportado muchísimo”.  

Gran papel de los farmacéuticos

Durante su intervención, Mantilla resaltó que “los baluartes del modelo farmacéutico, caracterizado por una gran capilaridad, permiten ofrecer una gran cobertura en todos los rincones de la geografía española”. Según dijo, “hay que añadir el hecho de estar capitaneado por unos profesionales sanitarios altamente cualificados y que permite ofrecer un servicio de alto nivel a los ciudadanos. La directora general también quiso dejar claro que es necesario realizar una reflexión profunda sobre lo que significa “dispensar medicamentos”. 

En palabras de Mantilla, “el acto de dispensación” que realizan los farmacéuticos “va más allá de la venta en sí misma e implica un servicio encaminado a garantizar, tras la evaluación del profesional farmacéutico, que los pacientes reciban y utilicen los medicamentos de una forma adecuada, en las dosis precisas y durante el tiempo adecuado”. Todo ello, con la información precisa para su correcto uso y de acuerdo a la normativa vigente, aseguró la directora general.

Por todo ello, Mantilla apostilló que “no podemos obviar el importante papel y la tremenda contribución de la farmacia al sistema sanitario”. Sin olvidar, según dijo, “el papel esencial que los farmacéuticos de oficina de farmacia han tenido durante la pandemia y que ha sido reconocido ampliamente por la sociedad”.

“Los pacientes son ahora conscientes que hay profesionales, los farmacéuticos, que más allá de situaciones de crisis o de emergencia sanitaria, pueden aportarles mucho evitando desplazamientos, contagios y ayudando a descongestionar los centros de salud”, ha destacado.

La directora general de Inspección y Ordenación Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid abordó durante la conferencia las principales medidas puestas en marcha en estos dos últimos años, así como, las principales novedades que recoge el anteproyecto de la Ley de Farmacia de la Comunidad de Madrid que según dijo, “es necesaria y fundamental”.

Mantilla ha señalado, entre otras novedades, la atención farmacéutica domiciliaria; la regulación de la dispensación en modalidad de no presencial de los servicios de farmacia hospitalaria; la regulación de los sistemas personales de dosificación con el fin de mejorar la adherencia; la ampliación de secciones, como la nutrición y dietética; la regulación de la identificación y señalización de las oficinas de farmacia; la flexibilización en el horario de las oficinas de farmacia, los servicios de guardia y los procedimientos relativos a recursos humanos; la atención farmacéutica en centros residenciales o la participación de las farmacias en los dispositivos de emergencia, catástrofe o peligro para la salud pública.

Dentro de estas novedades, Mantilla ha querido destacar la nueva regulación respecto a la planificación farmacéutica donde se establece un único módulo poblacional para la autorización de las nuevas oficinas de farmacia”. Donde, según dijo, la evaluación anual de la planificación farmacéutica y se establece como unidad básica “la zona básica de salud”. De esta forma, aseguró que se garantizará la atención farmacéutica en municipios que cuentan con farmacia única. 

La conferencia inaugural ‘Los retos de la farmacia madrileña”, ha sido presentada por el presidente en funciones del Colegio Oficial de Farmacéutico de Madrid (COFM), Luis González, que ha destacado la labor de Elena Mantilla en facilitar el trabajo diario de las oficinas de farmacia y aseguró el gran trabajo que está realizando para la aprobación de la futura Ley de Farmacias de la Comunidad de Madrid. Por su parte, la directora general alabó la labor desempeñada por González y el colegio de farmacéuticos de Madrid.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments