Comparte esta noticia

Casi 10.000 crónicos catalanes han retirado su medicación hospitalaria en oficina de farmacia

Proceso de empaquetado e identificación de paquetes con medicación en Cataluña.

DIARIOFARMA  |    28.03.2022 - 12:46

Unos 9.600 pacientes crónicos se han beneficiado del nuevo proceso de dispensación de la medicación hospitalaria ambulatoria (MHDA), que desde hace casi dos años está a disposición de pacientes específicos.

El proyecto, diseñado en marzo de 2020, justo al inicio del estallido de la pandemia de la covid-19, se puso en marcha conjuntamente con el Hospital del Mar, el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona (COFB ), el Departamento de Salud y la Gerencia del Medicamento del CatSalut, con la colaboración de Fedefarma. En estos momentos, en la iniciativa participan 38 hospitales y 2.484 farmacias comunitarias de toda Cataluña. El Departamento de Salud y el CatSalut establecen el marco legal, las buenas prácticas y el seguimiento de su implementación

El objetivo es facilitar a los enfermos el acceso en proximidad de la medicación, con una supervisión de profesionales de los servicios de Farmacia hospitalarios, así como implicar a los farmacéuticos y farmacéuticas comunitarias en su entrega. Además, este servicio permite realizar un seguimiento de la adherencia de forma conjunta entre los dos ámbitos.

Desde los hospitales se valoran los pacientes que, a criterio clínico, pueden requerir por motivos de riesgo, incluyendo compromiso inmunitario, afectación pulmonar grave, fragilidad clínica, dependencia o vulnerabilidad y que por distancia de su centro hospitalario se justifique su inclusión en el programa. Para participar en el proyecto, los usuarios tendrán que asumir varios compromisos que garanticen un correcto seguimiento del tratamiento para su enfermedad.

Los medicamentos entregados en esta modalidad son aquellos que sólo pueden dispensarse en los centros hospitalarios (MHDA –medicación hospitalaria de dispensación ambulatoria). Esta entrega en proximidad representa un progreso en la gestión de la prestación farmacéutica con efectos positivos sobre la población. Promueve la reducción de desplazamientos y esperas en los hospitales, sobre todo teniendo en cuenta el riesgo que corren estas personas, muchas de ellas con enfermedades crónicas, en caso de contagio de covid. La mayoría de pacientes participantes recogen la medicación en una farmacia comunitaria perteneciente a un municipio o provincia diferente a su hospital de referencia.

Caridad Pontes, gerente del Medicamento del Servicio Catalán de la Salud, considera que “la implementación ha permitido reducir la movilidad de los pacientes para que no tengan que desplazarse al hospital entre visitas médicas, sobre todo en pacientes frágiles con medicación estable, y ha contribuido a descongestionar los hospitales. "El procedimiento garantiza las condiciones de conservación y la trazabilidad, ya que no sale el circuito farmacéutico", añade.

El Hospital del Mar es el hospital con mayor número de pacientes beneficiarios de esta modalidad de entrega, con cerca de 3.000. La jefa del Servicio de Farmacia del Hospital del Mar, Olivia Ferràndiz, apunta que “muchas de las personas que vienen al servicio a recoger la medicación son pacientes inmunodeprimidos que vienen a buscar tratamientos con inmunosupresores o pacientes con movilidad reducida. Teníamos que buscar una opción para evitar aglomeración de gente y el riesgo de contagio”.

Jordi Casas, presidente del Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña (CCFC) y del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona (COFB) apunta que el modelo “mantiene en todo momento la cadena del medicamento, puesto que la custodia del fármaco siempre la realiza un farmacéutico de hospital, de la distribución farmacéutica o de la farmacia comunitaria”.

Para la gestión documental y logística, se ha creado una plataforma informática en la que se integran los datos de los pacientes, la medicación que toman y los envíos que se realizarán, información que se revisa de forma diaria por parte de los técnicos y farmacéuticos del Servicio de Farmacia para asegurar la trazabilidad del medicamento en todo momento. Cuando el envío está preparado, se distribuye, gracias a la colaboración de Fedefarma como almacén de distribución farmacéutico autorizado (MDFA) por el Departamento de Salud, en la farmacia seleccionada por el enfermo entre las más de 3.000 existentes en Cataluña. Recientemente, se han incorporado en el circuito logístico dos MDFA -Alliance Healthcare y Cofares-, y ya son 3 las empresas de distribución que están haciendo que estos 9.

De esta forma se garantiza la distribución correcta y que los medicamentos lleguen en buen estado. Además, los farmacéuticos comunitarios garantizan que los medicamentos recibidos son los que corresponden a los pacientes. Éstos tendrán un seguimiento telemático por parte de los farmacéuticos hospitalarios para garantizar el correcto seguimiento del tratamiento. Desde el punto de vista de Santi Grau, director del Área del Medicamento del Hospital del Mar, es una opción más positiva “que puede minimizar los incidentes durante el tráfico del medicamento, que el paciente no vaya al hospital a buscarlo porque está lejos o que existan interrupciones del tratamiento por varios motivos. Estamos convencidos de que con este proyecto estamos consiguiendo una mejoría en salud”.

Salud tiene en marcha varios estudios para evaluar los beneficios de esta iniciativa, tanto desde el punto de vista de la mejora de la adherencia al tratamiento como de la relación coste-beneficio de realizar la distribución de los medicamentos en las oficinas de farmacia comunitarias.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments