Comparte esta noticia

Anticiparse a los problemas de medicamentos y enfermedad renal

Equipo del Hospital Virgen Macarena, que desarrolla el programa de alerta

F. SAN ROMÁN  |    30.03.2022 - 12:59

El Hospital Virgen Macarena de Sevilla desarrolla un sistema de alerta temprana para adelantarse a los problemas que puede generar la interactuación de fármacos en pacientes, que durante la estancia hospitalaria sufren daño renal agudo con un origen prerenal. Anticiparse a los problemas, reducir los reingresos y en definitiva proporcionar una mayor calidad en la atención son los conceptos claves sobre los que pivota el sistema alerta electrónica renal del Hospital Virgen Macarena de Sevilla.

El proyecto, cuyo poster fue presentado en el pasado Congreso de la EAHP, surgió hace ya dos años con la colaboración de los servicios de Bioquímica, Nefrología y Farmacia Hospitalaria, persigue ante todo realizar un seguimiento personalizado de un paciente delicado, que afronta un ingreso debido a múltiples razones y que necesita de ese rastreo constante para detectar una situación de daño renal agudo prerenal, y que la prescripción de determinados fármacos ni agraven sus problemas, ni le provoquen una estancia ‘extra’ en el hospital.

Miguel Calleja, del servicio de Farmacia Hospitalaria del centro sevillano, explica que el origen del sistema se basa en dar una solución que se puede observar en muchos hospitales. “Con relativa frecuencia hay pacientes que están ingresados durante unos días, por procesos de diversa índole y durante ese ingreso, ya sea por la presión farmacológica o porque se le ponen muchos fármacos en determinadas situaciones agudas, o por la situación de estrés hospitalario desarrollan un fracaso renal agudo”. La subida de los niveles de creatinina se acaba detectando en las analíticas previas el momento del alta y ello provoca que el paciente, que de otra manera podría volver a su domicilio, se vea envuelto de nuevo en otro proceso, que implica estar unos días más en el hospital. “Esto puede ser evitable”, asegura Calleja.

Precisamente para evitar esta situación, se ha puso puesto en marcha este sistema, que no implica más recursos pero sí mucha coordinación y colaboración entre servicios del propio hospital. El sistema lo que hace es que “cuando el aumento de la creatinina supera un punto en dos días”, salta una alerta que se traduce en una nota de aviso en la prescripción electrónica.

A partir de ese momento todos los servicios implicados actúan a la vez: “Bioquímica avisa a Farmacia Hospitalaria y esta a su vez hace una notificación al médico prescriptor, para que disminuya o ajuste la dosis de determinados medicamentos, o incluso suspenda” determinados fármacos que bloquean los mecanismos regulatorios fisiológicos”.

Generalmente “el médico acepta esta intervención, y en caso que las medidas no sean del todo efectivas, el nefrólogo interviene con el facultativo para valorar nuevamente el caso”. Estas medidas quedan registradas en la historia clínica y en el programa de prescripción electrónica, con lo cual quedan a disposición del facultativo para la próxima visita.

“En lo que va de año hemos intervenido en 77 pacientes”, asegura Calleja quien específica que los motivos han afectado “a todo tipo de medicación, incluso alguna quimioterapia, o medicaciones especialmente tóxicas”.

Además facilitar un recurso siempre en la línea límite como es el número de camas ocupadas en el hospital, el programa “se pone en marcha con los recursos que ya teníamos en los servicios”, destaca Calleja, quien reconoce además que “hemos tenido una colaboración muy interesante desde Bioquímica Clínica, y su equipo informático, a la hora de hacer un algoritmo que genera la actuación”. Si no fuera por ese trabajo, atender a cada paciente “sería como buscar una aguja en un pajar”, asegura.

La iniciativa es un claro ejemplo de un abordaje multidisciplinar del paciente. Es una iniciativa que nace en Nefrología ante un problema claro que repercute directamente en la estancia hospitalaria y en la morbilidad de los pacientes.

Es una iniciativa muy exportable a otros centros y casi me atrevería a decir que necesaria. Los hemos dado a conocer centro dentro del hospital, en un principio en los servicios más implicados, como Medicina Interna, Cirugía y Traumatología, y desde hace más de un año en todo el hospital exceptuando la UCI.

Es muy importante explicarlo a priori, porque si no se puede percibir como una intromisión en su práctica clínica. Cuando se explica bien se entiende como algo una manera de mejora la seguridad del paciente.


 

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Innovación en Farmacia Hospitalaria

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments