Comparte esta noticia

El acceso a la innovación terapéutica ‘integral’ tendrá que esperar

Antonio Alarcó, portavoz del Partido Popular en la Comisión de Sanidad del Senado

F. SAN ROMÁN  |    21.04.2022 - 18:16

La Comisión de Sanidad del Senado ha rechazado por 13 votos a favor y 16 en contra una iniciativa del Grupo Popular que instaba al Gobierno a garantizar el acceso del paciente a una innovación, que incorpore el tratamiento, diagnóstico, manejo y prevención de la enfermedad, así como la eliminación de barreras administrativas, tanto a nivel nacional y autonómico, que dificulten su acceso.

La iniciativa ha sido defendida por el senador Antonio Alarcó quien ha justificado su motivación “en la reflexión de la sociedad civil que instan a pasar de una sanidad paternalista, a una sanidad donde la figura principal es el paciente”.

La clave, en su valoración, está en relación con la necesidad de mantener “la equidad y la sostenibilidad” del propio sistema en el tiempo y a la vez “lograr la equidad en el acceso a los procesos innovadores” basados en la evidencia científica.

A juicio de Alarcó, el paciente debe participar en los órganos consultivos y el Gobierno debe liderar esa transformación, “que no tiene una ideología concreta y que debe basarse en el consenso”.

En ese sentido, el senador popular pedía al Gobierno, la modificación de la Ley de Cohesión del SNS para  regular la participación de los pacientes en el propio Sistema Nacional de Salud a través del Consejo Consultivo del Consejo Interterritorial, un despliegue efectivo de la medicina de precisión a través de los Centros, Servicios y Unidades de Referencia (CSUR) e implementar una metodología tecnológica eficiente que permita el intercambio de buenas prácticas entre las distintas comunidades autónomas y a nivel interterritorial.

La moción popular ha contado con diversos apoyos, si bien desde el Grupo Socialista, Alfonso Escudero ha mostrado su posicionamiento contrario al indicar, que si bien, “el texto puede inducir a que todos alcancemos acuerdos muy rápidos”, la cuestión que plantea en el acceso a la innovación de terapias es contraria a los planteamientos de su grupo.

Según Escudero el acceso nuevas terapias debe estar basada “en lo que señalan los organismos reguladores” y en ese sentido, incluyendo informaciones aparecidas en Diariofarma, ha asegurado que “rompe una lanza en favor de la sanidad pública” por su esfuerzo “en llegar de la forma más eficiente a los criterios de acceso a la sanidad”.

Igualmente, Escudero ha criticado la postura del PP “al hablar del empoderamiento de los pacientes”, algo que ya incluye la actual Ley de Cohesión  y además ha recodado que el Gobierno ya está preparando un anteproyecto sobre medidas de equidad del sistema que “contempla ya la participación de todos los agentes y que entre otras cuestiones incluye medidas eficaces para alcanzar ese empoderamiento”.

Unanimidad en radioligandos

Por otro lado, la Comisión ha ratificado por unanimidad una moción del PSOE por la que se insta al Gobierno a planificar la promoción de las terapias con Medicina Nuclear dirigidas con radioligandos, como parte de la actuación contra el cáncer dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS).

La socialista Esther Carmina ha justificado esta moción en la necesidad de fomentar la medicina nuclear terapéutica “como un nuevo paradigma en la medicina de precisión en oncología”, y en este sentido ha demandado la necesidad de asumir por parte del SNS las adaptaciones logísticas y la planificación, tanto de diagnósticos, como de tratamientos.

Tanto Partido Popular, como Vox han apoyado la moción pese a que el PSOE no aceptara, en el caso de los populares, dos enmiendas. Estas enmiendas, según ha explicado Antonio Alarcó están basadas en las propuestas que hace la Comisión Europea, en línea con la Estrategia Europea del Cáncer, y de lo que piden las sociedades científicas.

En el caso de Vox también ha votado favorablemente, a pesar de no quedar incluida su enmienda para incluir una potenciación del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas, mientras que los nacionalistas de Junts y ERC, han respaldo la iniciativa, aunque reclamando más financiación estatal. Sus peticiones tampoco han quedado recogidas en el texto final de la moción.

Salud Mental

La propuesta de Vox para reforzar la atención en salud mental no ha tenido éxito al ser rechazada por 12 votos a favor y 16 en contra por la Comisión de Sanidad.

El senador José Manuel Marín ha demandado promover la contratación de personal especializado como psiquiatras, psicólogos clínicos, diplomados universitarios en enfermería y terapeutas ocupacionales a fin de reforzar las plantillas de las diferentes unidades de Salud Mental de los hospitales, instando a promover el reforzamiento de la Salud Mental en España en el ámbito de la Atención Primaria y la Salud Mental Comunitaria especializada

La iniciativa ha contado con el apoyo, previo enmienda del PP, que pedía incrementar la oferta de plazas MIR y que las pruebas selectivas 2022 para el acceso en el año 2023 a plazas de Formación Sanitaria Especializada incluyan plazas de Psiquiatría Infantil y de la Adolescencia sin que ello suponga una disminución de las correspondientes a Psiquiatría General.

María Plaza, del Grupo Socialista, tras indicar que iban a votar no “a la extrema derecha”, ha justificado su planteamiento en que “es una moción populista” y ha manifestado que a su grupo “le llama la atención que sea precisamente el grupo que más odio y caos genera en la sociedad, traiga una moción sobre salud mental”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments