Comparte esta noticia

El CIS deja de preguntar por el copago en el barómetro sanitario de 2022

CARLOS ARGANDA  |    23.04.2022 - 13:26

Tras dos años de paréntesis por la pandemia de la covid-19, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha vuelto a realizar y publicar el Barómetro Sanitario, un estudio de opinión en el que los ciudadanos valoran el funcionamiento del sistema sanitario y exponen los problemas que identifican.

Durante los últimos años, el copago farmacéutico ha protagonizado bastantes de las preguntas que se incluían en este estudio. No obstante, en el barómetro de 2022 no se ha incluido ninguna pregunta directa sobre este asunto.

Así, en el barómetro de 2019, al igual que en el de 2018, ya con el PSOE en el Gobierno, existían al menos tres preguntas relacionadas con el pago de los medicamentos. Además, en ambas ocasiones se realizó una pregunta abierta sobre los problemas principales que se deberían solucionar en el sistema sanitario, donde el copago de medicamentos apareció mencionado entre los cuatro mayores problemas ambos años.

Pese a este problemática asociada, en 2022 ha desaparecido del cuestionario cualquier posibilidad de hablar de copago. No se pregunta por esos principales problemas que se considera que deben ser solucionados, donde espontáneamente se mencionaba el copago, ni se pregunta si se ha tenido que pagar por los medicamentos o la cuantía abonada. Solo se pregunta por si el usuario ha dejado de tomar algún medicamento recetado por un médico de la sanidad pública porque no se lo pudo permitir por motivos económicos. Esa pregunta lleva bastantes años incorporada. En 2019, cuando el copago era el cuatro problema más relevante a solucionar, el 2,6% de los encuestados afirmaron haber dejado de tomar algún medicamento por esta causa. En 2022 la cifra queda en una situación similar: el 2,4%.

Llama la atención que, sin haber modificado sustancialmente el copago para la gran mayoría de la población, puesto que solo se han establecido algunas exenciones para las capas más desfavorecidas económicamente de la sociedad, pero se mantiene en la misma situación para la mayoría de pensionistas, la participación en el coste de la prestación farmacéutica ha dejado de ser identificado como un problema por los usuarios. Pero lo que más llama la atención es que, habiendo sido uno de los cuatro principales problemas que debía arreglarse en la sanidad pública en el último barómetro realizado, preguntar por ello en la siguiente ocasión posible haya dejado de ser necesario para el CIS de José Félix Tezanos.

Peor valoración del sistema sanitario

En lo que se refiere al resto de valoraciones del sistema sanitario, llama la atención que en 2022 se valora peor el sistema que en 2019, pese a la encomiable labor desarrollada a lo largo de estos años para enfrentarse a la covid-19. Mientras que el 27,4% de los encuestados consideraban en 2019 que el sistema necesitaba cambios fundamentales o incluso rehacerlo completamente, esta negativa valoración ha ascendido hasta el 36,3% en 2022. Además, la satisfacción media ha pasado de una nota del 6,74 en 2019 a un 6,46 en la actualidad.

Como no podía ser de otro modo, la pandemia de la covid-19 impregna gran parte de las respuestas relacionadas con los motivos de consulta. También relacionado con esto y las adaptaciones que el sistema ha tenido que realizar, como por ejemplo, las teleconsultas, se pregunta por el grade de acuerdo con las mismas. El 40,7% de los encuestados se muestran muy o bastante satisfechos con las teleconsultas, mientras que el 26,3% se muestran poco o nada satisfechos.  Los usuarios valoran la comodidad del método pero consideran que no se pueden explicar de la misma manera que cara a cara con el médico.

Por ello, aunque un 31,7% de los encuestados creen que todas las consultas deberían ser presenciales, la mayoría de los usuarios consideran que la un sistema mixto que combine visita telemática o presencial en función del asunto, siendo aceptable para el 65,5% de los usuarios.

En lo que se refiere a la campaña de vacunación de la covid-19, de la que al menos el 94% han recibido una dosis, se valora con un 8,56 sobre 10. Además, cabe resaltar que el 82,8% de los entrevistados han obtenido certificado de vacunación.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments