Comparte esta noticia

“Debemos reaccionar para que no se pierda el impulso a la industria”

Juan Lopez-Belmonte, presidente de Farmaindustria

BELÉN DIEGO  |    25.04.2022 - 20:39

La industria farmacéutica ha demostrado que es clave para la sociedad, capaz de ofrecer nuevos tratamientos de forma rápida y accesible para los ciudadanos de la Unión Europea, y un motor que aporta valor a la economía. Es necesario reaccionar para que el impulso que puede suponer la Estrategia Farmacéutica Europea al sector no se pierda, ha advertido el presidente de Farmaindustria, Juan López-Belmonte, en el transcurso de un encuentro con una delegación de alto nivel de la Federación Europea de la Industria Farmacéutica (Efpia), la AEMPS, representantes de la comunidad científica y de los pacientes celebrado en Madrid.

A principios de los años 90, Europa era la región líder -por encima de Estados Unidos y Japón- en inversión en I+D de nuevos medicamentos. Hasta el 43% de las nuevas terapias que llegaban al mercado habían sido investigadas y desarrolladas en Europa, frente al 21% de Estados Unidos. No obstante, a partir de 1997 esta tendencia se invirtió, y hoy en Estados Unidos se desarrollan el 47% de los nuevos medicamentos, frente al 23% en Europa.

López-Belmonte ha calificado este fenómeno de “preocupante” y ha declarado que el sector considera que la futura estrategia farmacéutica europea es la mejor oportunidad que se ha presentado en décadas para recuperar la competitividad perdida. “Nos jugamos mucho, y será crítico acertar en la definición de esa estrategia”, ha apuntado.

El sector entiende que la futura estrategia deberá conciliar tres objetivos básicos de los sistemas de salud: mejor acceso de todos los ciudadanos europeos a todos los tratamientos disponibles; sostenibilidad de las cuentas públicas y desarrollo de la actividad innovadora e industrial de las compañías farmacéuticas; esto es, conciliar acceso, sostenibilidad e innovación en un marco equilibrado en el cual no haya que renunciar a ninguno de los tres.

Las compañías farmacéuticas brindan su colaboración con todos los agentes que desarrollan su actividad en el mundo del medicamento para alcanzar estos objetivos. 

López-Belmonte ha apuntado también que será necesario que la estrategia farmacéutica española, esté alineada con el plan europeo y que incluya una visión “a largo plazo”. Así se refería al Plan Estratégico de la Industria Farmacéutica en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia anunciado por el gobierno. “Creemos que este puede ser el instrumento adecuado para definir con la administración un marco estratégico en el que poder desarrollar las potencialidades de nuestro sector desde la triple perspectiva sanitaria, económica y social”, ha dicho el presidente de Farmaindustria.

“Este plan debe compartir la visión de la oportunidad que tenemos por delante, y especialmente en el campo de la investigación, donde nos distinguimos de otros ámbitos en los que España no ocupa una posición de vanguardia. Aquí sí. Aquí tenemos las bases necesarias no para ser sólo usuarios de las nuevas tecnologías, sino para contribuir a crearlas y para estar entre los líderes”, ha asegurado.

También se ha mostrado convencido de que un clima de diálogo con la administración facilitará a España recuperar el terreno perdido en términos de acceso a medicamentos innovadores, que se ha deteriorado dejando a España muy por detrás de otros países de la UE.

El vicepresidente de Efpia y presidente de la compañía farmacéutica francesa Servier Olivier Laureau ha declarado la voluntad del sector para aprovechar las lecciones de la pandemia y avanzar hacia un nuevo ecosistema colaborativo y flexible, contando con un marco regulatorio competitivo que se adapte a los avances científicos y tecnológicos. “Sólo un ecosistema de innovación de primer nivel que preserve los incentivos y la propiedad industrial puede atraer mayor inversión a Europa y hacer de ella una región líder en I+D”, ha advertido.

Es evidente que los medicamentos son productos estratégicos, y que la industria arriesga mucho en su inversión en I+D, pero además suma a este esfuerzo la exigencia de agilidad en el acceso al mercado: “No podemos decir a los pacientes que esperen a la innovación”. 

Dentro de esos compromisos, Efpia ya tiene en marcha un portal de transparencia que recoja la situación de los procesos de solicitud por parte de las compañías de precio y financiación pública en cada estado miembro, con el fin de contribuir a la mejora de la equidad en el seno de la UE, y también se trabaja en una propuesta de Precios Diferenciados Basados en la Equidad, que garantice que los precios de las innovaciones varíen entre países dependiendo de su nivel económico y su capacidad de pago y estén sujetos al principio de solidaridad, en beneficio de los pacientes vivan donde vivan.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments