Comparte esta noticia

Las vacunas previenen entre dos y tres millones de muertes al año

DIARIOFARMA  |    01.05.2022 - 18:05

La directora ejecutiva de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha aprovechado la Semana Europea de la Vacunación, que tiene lugar todos los años entre el 24 y el 30 de abril, para recordar la importancia de las vacunas en la solución de los problemas de salud y alerta sobre la situación de “infodemia de noticias falsas” que vive el conjunto del continente, que amenaza con afectar gravemente a la salud de los europeos.

“Somos afortunados de vivir en un mundo en el que existen vacunas”, asegura Coke, quien indica que actualmente existen vacunas contra  más de 20 enfermedades potencialmente mortales, incluidas la poliomielitis, la difteria, el tétanos, la tos ferina, el Covid-19, la gripe y el sarampión, entre otras. “Se estima que estas vacunas previenen entre dos y tres millones de muertes cada año en todo el mundo”, afirma la responsable.

A modo de ejemplo recuerda que “no hace mucho tiempo, el sarampión era una de las principales causas de muerte entre los niños”, a nivel mundial. Entre 2000 y 2018, las muertes por sarampión disminuyeron en tres cuartas partes (73 %) en todo el mundo y las vacunas “previnieron aproximadamente 23,2 millones de muertes durante este período”.

Otra muestra de la importancia de las vacunas Emer Coke la fija en la poliomielitis, que “es una enfermedad devastadora que afecta principalmente a niños menores de cinco años y, a menudo, conduce a una parálisis irreversible”. Entre los paralizados, del 5% al ​​10% mueren cuando sus músculos respiratorios se inmovilizan. Sin embargo, como resultado directo de la inmunización, “el mundo está más cerca que nunca de erradicar la poliomielitis”, asegura.

El recorrido para la polio podría ser similar a lo ocurrido con el tétanos en madres y bebés, eliminado en la mayor parte de los países, gracias a las vacunas. Como resultado de la inmunización ampliada en el período 1988-2015, la estimación mundial de muertes de recién nacidos por tétanos disminuyó en un 96 %.

Otro de los grandes problemas de salud pública mundial es la malaria. En 2020, hubo un estimado de 241 millones de casos de malaria en todo el mundo, lo que resultó en un estimado de 627 000 muertes. Los niños menores de cinco años son los más afectados por esta enfermedad y representan alrededor de dos tercios de todas las muertes por paludismo en todo el mundo. Más del 90% de todos los casos y muertes por malaria ocurren en el continente africano.

Después de décadas de investigación sobre las vacunas contra la malaria, en 2015 una agencia reguladora, en este caso la EMA, evaluó la primera vacuna contra esta enfermedad. Sobre la base de nuestra evaluación, y luego de una prueba piloto de dos años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó recientemente el despliegue de la vacuna contra la malaria para los niños en el África subsahariana. Según la OMS, el piloto en Ghana, Kenia y Malawi mostró que más de dos tercios de los niños en estos tres países se beneficiaron de la vacuna; las muertes por paludismo se redujeron en un 30%

En el caso del continente europeo, las vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH) “han desarrollado un gran papel en la protección a las adolescentes del cáncer de cuello uterino y otros tipos de cáncer”. Hubo 604 000 casos nuevos de cáncer de cuello uterino y 342 000 muertes entre mujeres en todo el mundo en 2020. En la Unión Europea (UE), el cáncer de cuello uterino es el segundo cáncer más común después del cáncer de mama que afecta a mujeres de 15 a 44 años, y causa aproximadamente 15 000 muertes prematuras . Los estudios en mujeres del Reino Unido y Suecia que recibieron la vacuna contra el VPH cuando eran adolescentes mostraron una reducción drástica de casi el 90 % en la enfermedad cervical preinvasiva, un precursor del cáncer de cuello uterino.

Coke asegura que  “la inmunización contra otras enfermedades puede ser necesaria para vivir una vida más larga y saludable”. Por ejemplo, es especialmente importante que las personas con enfermedades crónicas, las mujeres embarazadas y los adultos mayores se vacunen contra la gripe.

Ninguna reflexión sobre cómo las vacunas pueden salvar vidas estaría completa sin considerar la lucha contra la pandemia de Covid. Las cinco vacunas autorizadas contra el coronavirus en la UE son las herramientas más importantes que tenemos para protegernos de enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes como consecuencia de esta infección. Un estudio de la Oficina Regional para Europa de la OMS y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) estimó que, a finales de 2021, se han salvado 470.000 vidas entre los mayores de 60 años desde el inicio de la vacunación contra la Covid en Europa.

Otras vacunas, como la desarrollada frente al virus del Ébola han sido un gran logro científico de los últimos años. En brotes anteriores, entre el 25% y el 90% de las personas que contrajeron la enfermedad fallecieron. El brote más grande hasta la fecha ocurrió en África Occidental en 2014-2016 y causó la muerte de más de 11,000 personas. En 2019, la EMA recomendó una autorización de comercialización en la UE para la primera vacuna para la inmunización activa de personas mayores de 18 años con riesgo de infección por el virus del Ébola. La recomendación de la EMA se basó en un estudio principal realizado en Guinea durante un brote de ébola que mostró que ninguna persona inscrita en el estudio contrajo el virus entre 10 y 31 días después de la vacunación. Un año después, también emitimos una recomendación positiva para una segunda vacuna para combatir este virus mortal. Las vacunas para proteger contra el ébola ya se han utilizado para ayudar a controlar la propagación de los brotes de ébola en Guinea y en la República Democrática del Congo.

La inmunización contra el herpes zóster puede mejorar significativamente la calidad de vida de las personas mayores con riesgo de desarrollar esta enfermedad. Es causada por la reactivación del virus varicela-zoster, el mismo virus que causa la varicela y que permanece latente en el cuerpo. El riesgo de desarrollar culebrilla aumenta con la edad y parece estar relacionado con una disminución de la inmunidad. Provoca un sarpullido doloroso y con ampollas generalmente en una parte del cuerpo que puede ser seguido por un dolor intenso y duradero en el área donde estaba el sarpullido. En la UE, casi nueve de cada diez adultos jóvenes tienen el virus varicela-zóster en el cuerpo. Por lo tanto, la mayoría de los adultos mayores de 50 años corren el riesgo de desarrollar culebrilla. Alrededor del 5% al ​​30% de las personas que contraen la enfermedad experimentarán un dolor intenso y duradero. En EMA recomendamos una autorización de comercialización para dos vacunas destinadas a prevenir esta enfermedad debilitante.

“Creo firmemente en el acceso equitativo a los medicamentos para todos los países del mundo. Bajo un procedimiento llamado EU-Medicines for all, la EMA, en cooperación con la OMS, puede proporcionar opiniones científicas sobre medicamentos humanos de alta prioridad, incluidas las vacunas, destinados a personas fuera de la UE. Bajo este procedimiento se autorizó la primera vacuna contra la malaria”, asegura la responsable europea.

No obstante recuerda que “las vacunas más seguras y efectivas no sirven de nada si las personas no las toman”. A pesar de los enormes beneficios para la humanidad, “la confianza en las vacunas ha disminuido en los últimos años debido a un tsunami de noticias falsas. Estamos viviendo una infodemia donde la desinformación es, lamentablemente, parte de nuestro día a día”.

Coke asegura que “todos tenemos la responsabilidad de aclarar los hechos antes de compartir algo con nuestra comunidad en línea. Verifique la fuente, verifique la historia y verifique la intención”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments