Comparte esta noticia

“Debo cumplir el calendario y aprobar la LOAF con el máximo acuerdo”

Marta Marbán, diputada del Partido Popular y presidenta de la Comisión de Sanidad en la Asamblea de Madrid.

CARLOS ARGANDA  |    10.05.2022 - 14:10

La Ley de Ordenación y Atención Farmacéutica de la Comunidad de Madrid va a protagonizar gran parte de los debates del sector de los próximos meses. Diariofarma ha querido conocer más detalles sobre la tramitación del proyecto de ley en la Asamblea de Madrid y, para ello, ha mantenido una entrevista con la presidenta de la Comisión de Sanidad del parlamento madrileño.

Pregunta. Entre 2015 y 2021 Ud. fue diputada de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid. ¿Cómo fue el paso al Partido Popular?

Respuesta. Yo entré en política de manera casual, queriendo participar y formar parte de un proyecto muy ilusionante en aquel momento, siempre sabía que podía haber un día en que se terminara, como así ocurrió, desgraciadamente de forma abrupta. Nunca estuve de acuerdo con la Moción de Censura presentada por Ignacio Aguado. Pero más allá de levantar aquellas alfombras quise cerrar esa etapa. Dejé Ciudadanos, me marché a casa y traté de recuperar proyectos como la tesis doctoral y otros de literatura infantil. En menos de un mes el Partido Popular me llamó para formar parte del proyecto de Isabel Díaz Ayuso, que tiene un liderazgo incuestionable y una manera de trabajar muy atractiva para muchísimos madrileños, como se demostró el 4 de mayo. Creí que tenía que seguir en política y formar parte del equipo de Ayuso y aquí estoy.

P. Empezó en Sanidad en la anterior legislatura y aquí sigues…

R. Algo que también valoro mucho es que desde el primer día me preguntaron en qué quería participar. Como doctora en Bellas Artes y docente, quería formar parte de educación y también he aprendido mucho de políticas sociales y quería seguir participando. Sanidad siempre ha sido para mí un reto y es una de las competencias que más puede participar en una sociedad. Propuse que quería seguir en Sanidad.

P. ¿Cómo ha sido este año de presidencia de la Comisión de un ámbito que, como la Sanidad, es un eje principal de la política de las comunidades autónomas?

R. Cuando me propusieron para ser presidenta me pareció un reto muy importante. Los comparecientes, el rigor que hay en esta comisión no es comparable con otras. El ambiente en la Comisión es agradable, no tengo ninguna queja de los portavoces de los distintos grupos políticos.

P. Dice que el ambiente es bueno en la Comisión, pero en el pleno la relación entre Gobierno y oposición parece muy abrupta…

R. Cuando tenemos objetivos técnicos y muy claros y cuando el control del Gobierno es sobre datos, proyectos o planes, es más fácil ponernos de acuerdo y que el debate se pueda articular de forma más adecuada. En el Pleno, la política y la ideología está por delante de datos riguroso y técnicos o la propia situación de algunos colectivos, desgraciadamente será política y más dura.

P. Pero la Sanidad en Madrid siempre ha estado politizada, ¿cree que eso ha crecido en los últimos años?

R. Yo, como usuaria y paciente, creo que el debate político va por un lado, y la percepción social y la realidad, por otro. No solo por las encuestas de satisfacción, por la atención sanitaria que ofrecemos, atendemos desde las ocho de la mañana a las nueve de la noche, algo que no hace ninguna comunidad vecina. Eso no significa que el debate político sea muy caliente, algo en lo que influye que la jefa de la oposición sea anestesista, que, por ser su tema, lo puede impulsar.

P. Va a ser una legislatura muy corta, solo dos años. ¿Cuáles son los proyectos clave que abordará esta Comisión?

R. El proyecto más importante era cerrar la etapa de covid o incluso la de pos covid, con la transición y la vacunación. Otro proyecto que está encima de la mesa es la Ley de Farmacia. Tenemos ya el texto en la Asamblea de Madrid y puede ser uno de los retos más importantes y apasionantes de esta corta legislatura.

P. Ya se ha establecido el calendario de tramitación del proyecto de ley…

R. Exacto. El 13 de mayo finaliza el plazo para las enmiendas a la totalidad, que no creo que ningún grupo presente texto alternativo ya que no estamos hablando de una ley política, sino que es bastante técnica. Hay aspectos en los que todos estamos de acuerdo. Puede ser que haya enmiendas a la totalidad de devolución, que sería una oposición frontal política que se utiliza. Para las enmiendas parciales, que es el dato más importante, el plazo finaliza el 30 de mayo, que podría ser ampliable siete días, pero creo que es una ley que todos los grupos tienen claro lo que quieren.

Marta Marbán, en un momento de la entrevista.

P. ¿Y posteriormente?

R. Según el nuevo reglamento se abriría la posibilidad de traer expertos a la Comisión de Sanidad. En junio tenemos dos comisiones en calendario y estoy hablando con los portavoces para ver si quieren utilizar las dos o solo una. Cuando finalicen las comparecencias de los expertos abriremos la ponencia, que permitirá una conversación amable y se desarrollará a lo largo de junio, pudiendo habilitar una o dos semanas en julio. Al no haber otras comisiones creo que podremos sacar muchas horas de trabajo. Al finalizar la ponencia, el letrado elaborará el dictamen que espero que se pueda someter a la aprobación de la primera Comisión de Sanidad en septiembre u octubre y luego llevar a pleno. Ese es el calendario previsto. Creo que lo podemos cumplir ya que, aunque es ambicioso, es bastante realista.

P. ¿De qué depende que se cumpla o no ese calendario?

R. Principalmente el impulso que yo dé como presidenta, proponiendo las reuniones. He hablado ya con todos los portavoces para ver sus incompatibilidades con otras actividades. Creo que sí que van a tener ganas de participar y tener el objetivo claro de querer sacar adelante la ley.

P. A diferencia de la anterior legislatura, ahora la presidencia de la Asamblea y de la Comisión están en manos del Partido Popular y eso facilitará que no se prolonguen los plazos innecesariamente.

R. Sí, ahora la coordinación es más fluida, es cierto. También tenemos que saber dónde están los límites. La ley está elaborada por el Gobierno, pero también está hecha por colectivos como el Colegio de Farmacéuticos de Madrid, el Consejo General de COF (CGCOF), la Federación Empresarial de Farmacia Españoles (FEFE), Cofares, la Sociedad Española de Farmacéuticos Hospitalarios (SEFH)… P. Bueno, esos son los que han presentado alegaciones, pero como tal no han participado en la elaboración y algunos están enfadados con el proyecto… R. Somos conscientes, y de hecho vendrán alegaciones, por ejemplo, en el ámbito de la Farmacia Hospitalaria, donde nosotros, en el espacio que permite la Asamblea, trataremos de amortiguar los disensos que haya habido, y no solo porque el Gobierno no quisiera. Ha habido buena voluntad por todas las partes, pero también ha habido informes de la Abogacía que ha dejado fuera algunos artículos y podríamos darle una vuelta en la Asamblea. También hay que entender que esta ley viene trabajada durante varios años y el objetivo principal es claro: hay que modernizar la ley que viene del siglo pasado.

P. Veo que es consciente de algunas de las posiciones de entidades profesionales, que quieren modificaciones a la ley…

R. Sí. En la Comisión de Sanidad ya hemos recibido preguntas al Gobierno sobre las sensibilidades de los distintos grupos políticos. Y, por otro lado, no dejo de ser diputada del PP en la Asamblea y nos reunimos con distintos agentes sociales, que nos han manifestado cuáles han sido los problemas, hasta dónde han llegado las negociaciones, dónde quieren seguir siendo más ambiciosos y nos han hecho llegar las alegaciones. Soy consciente del escenario, aunque mi papel como presidenta debe ser ordenar el debate y conseguir que el calendario se cumpla y sacar adelante la ley con el máximo acuerdo.

P. Entonces, el calendario permite que no ocurra lo que la legislatura anterior, que la disolución de la Asamblea dejó en el tintero esta ley…

R. El calendario lo permite y la ley está mucho más trabajada en muchos aspectos. Creo que, por el contenido, el número de artículos, el ambiente entre los distintos portavoces, la situación es bastante favorable.

P. ¿Algún mensaje más?

R. El farmacéutico es un colectivo muy importante. Hay una sensibilidad muy importante en la población después del covid con los farmacéuticos, que nos han ayudado, hay que devolver este favor.

P. Pero la ley, aunque se haga con el consenso de las instituciones farmacéuticas, es para el ciudadano…

R. Cierto. La administración tiene como objetivo principal el ciudadano, pero hay que consensuar con los agentes sociales. El paciente será el primero que se beneficiará de los servicios de las oficinas de farmacia.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments