Comparte esta noticia

Sefar reclama cambios en las ayudas VEC para preservar la farmacia rural

DIARIOFARMA  |    19.01.2016 - 20:41

 

La Sociedad Española de Farmacia Rural (Sefar) ha reclamado cambios en el sistema de corrección de márgenes para las farmacias con Viabilidad Económica Comprometida (VEC) con el objetivo de preservar y asegurar la continuidad del servicio farmacéutico en condiciones adecuadas para los pacientes y sus prestadores. Según explican, estos cambios no tienen por qué conllevar un incremento de gasto “si se diseñan permitiendo una pequeña redistribución del presupuesto actual”.

Tal y como señala Sefar en el informe ‘RDL 09/2011. Estudio sobre el impacto de su aplicación en la oficina de farmacia española’, en el modelo de farmacia actual, las farmacias ubicadas en pequeñas poblaciones del medio rural “resultan esenciales, tanto a nivel asistencial, como de legitimidad de un modelo que restringe normas básicas como el libre establecimiento”. Por ello, según la asociación “se antoja imprescindible ofrecer soluciones específicas que den respuesta a sus particulares condiciones, al objeto de garantizar la equidad en el acceso a los servicios básicos para todos los ciudadanos, incluidos los residentes en el medio rural, así como para dignificar las condiciones de ejercicio de los prestadores del mismo”.

El modelo actual de ayudas a estas farmacias supone solo el 0,1% del gasto farmacéutico de las comunidades autónomas, por lo que según Sefar, las farmacias rurales, esenciales para el modelo asistencial son “muy baratas para el conjunto de la Sociedad, y por extensión extremadamente rentables para la Administración como encargada de gestionar adecuadamente los servicios públicos”. Lo que reclama Sefar, que no sería incompatible con seguir siendo tan baratas como hasta el momento es una serie de modificaciones al sistema de compensación de márgenes que permitiera a las farmacias rurales tanto cubrir sus gastos fijos, como que sus titulares puedan alcanzar unos ingresos netos equivalentes a los de un farmacéutico de atención primaria. Según explican, son “aspiraciones” que han defendido siempre desde la sociedad y que creen “justas y acordes a la importancia de estas farmacias en el conjunto de la red asistencial”.

¿Qué cambios son los que pide Sefar? Según explica, la regulación de la corrección de márgenes tras el Real Decreto-ley 16/2012 abrió la puerta a que las ayudas fueran recibidas también por farmacias urbanas que no alcanzaran los topes de facturación establecidos. Según el presidente de la sociedad, Francisco Javier Guerrero, esa modificación “tergiversa el espíritu de la medida inicial al limitar el criterio a un aspecto meramente económico, y porque una y otra oficina de farmacia son totalmente diferentes, al igual que sus necesidades y su carácter esencial en el conjunto de la red asistencial”. Según explica, en el medio rural la dependencia de la receta del Sistema Nacional de Salud es total, ya que atienden a poca población y no pueden incrementar sus ingresos por medio de la venta libre, que de forma excepcional puede llegar a alcanzar cifras al 5-7%. Guerrero se queja de que tras la modificación se dio entrada en el mecanismo a farmacias urbanas, “que pueden presentar un escaso volumen de recetas pero gran venta libre, y farmacias situadas en zonas de gran afluencia turística, con escasas ventas durante 8 ó 9 meses y muy elevadas el resto”.

Según Guerrero, se podría llegar a dar la circunstancia de que en estas llegan incluso a percibir mayores cantidades que las ubicadas en el medio rural, debido a que la cuantía de la aportación se calcula en base a las ventas de receta (el concepto más transparente de las ventas) y las primeras presentan un menor peso de este componente en su facturación total. Por todo ello, la sociedad aboga por que este sistema se centre realmente en las farmacias VEC de carácter rural reasignando los recursos actuales para no incrementar el gasto de esta partida.

banner-newsletter-bajo-noticia2

A ello se le sumaría el impacto que tiene sobre la calidad de vida del farmacéutico y su familia el hecho de tener que vivir en una zona rural “más desfavorecida en todos los sentidos” en cuanto a servicios y condiciones de vida que una farmacia urbana.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz