Comparte esta noticia

“Nos hemos cargado los sistemas de información del SNS”

Sebastian Celaya, consejero de Sanidad de Aragon

Sebastian Celaya, consejero de Sanidad de Aragon

JOSÉ MARÍA LÓPEZ ALEMANY  |    14.03.2016 - 19:50

Sebastián Celaya es uno de los nuevos consejeros de Sanidad que salieron de las elecciones del pasado mes de mayo. Tras el cambio de Gobierno de Aragón, y teniendo que consensuar muchas de las políticas con partidos como Podemos, Celaya ha iniciado la puesta en marcha de su modelo de sanidad que comparte con Diariofarma en esta entrevista.

Pregunta- ¿Cuáles son las medidas más relevantes que se han puesto en marcha en la Sanidad en estos últimos ocho o nueve meses¿

Respuesta- La primera medida que aprobó el Gobierno de Aragón fue ampliar la cobertura sanitaria a todos los pacientes a los que se les había retirado la tarjeta sanitaria. Después pusimos en marcha el tope en el copago de farmacia, que suponía unos quinientos mil euros mensuales, y también hemos paralizado la concesión de obra del Hospital de Alcañiz. Además, hemos hecho hincapié en la política de salud. Igualmente, estamos poniendo en marcha toda la política de pacientes crónicos, uno de los ejes de nuestra actuación.

P.- Respecto del pago a las farmacias,¿está asegurado el pago en el presente año, dado que los presupuestos en principio bajan este año respecto al gasto…?

R.- Nuestro empeño es pagar lo antes posible. Aragón es una comunidad que está muy dispersa con muchas farmacias que tienen un porcentaje de negocio muy bajo, por lo que el retraso en el pago les puede provocar problemas. Los presupuestos bajan un 7% u 8% respecto al gasto real del 2015 pero aumentan un 14% respecto al presupuesto del año 2015 probablemente podrán tener algún problema en el último mes, pero creo que si controlamos el gasto de farmacia, confío que no exista ningún problema.

banner-newsletter-bajo-noticia2

P.- ¿Y en cuanto a liquidez?

R.- De momento no existen problemas. Estamos intervenidos, estamos adheridos al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que el Gobierno anterior no quiso. Ahora confiamos en que con el FLA tengamos liquidez.

P.- Entiendo por tanto, que quitando ese último mes puede dar un mensaje de tranquilidad…

R.- Yo creo que sí, al final tendremos que hacer un pequeño esfuerzo, pero el presupuesto de la comunidad ha aumentado de forma considerablemente. Es uno de los que más había bajado y ahora es uno de los que más se ha recuperado el gasto en Sanidad.

P.- ¿Alguna otra actuación relevante en el ámbito de la farmacia?

R.-. En mayo realizará el Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios, y hemos colaborado con ellos y creo que existe disposición por ambas partes por mejorar las relaciones de cara al futuro.

P.- Al final de la legislatura anterior, el Gobierno regional aprobó un decreto con las instrucciones para la elaboración de Sistemas Personalizados de Dosificación (SPD). ¿Sigue adelante el proyecto?

R.- Unas cuarenta farmacias ya han cumplido los requisitos y, en principio, siguen adelante. Había un proyecto piloto, controlado por el Servicio Aragonés de Salud en alguna farmacia, pero esto está paralizado ya que las oficinas de farmacia quieren una contraprestación por poner en marcha el servicio. El objetivo era demostrar que se producía un ahorro. Está claro que aumenta la adhesión al tratamiento, favorece al paciente sobre todo en los mayores pero es un gasto importante y hay que valorarlo.

P.- ¿Entiendo que este es el escollo para poner en marcha el servicio?

R.- Al día de hoy se encuentra paralizado por cuestión de prioridades y no lo hemos retomado ya que cuesta determinar si efectivamente a la larga disminuye el gasto. Ellos pueden funcionar, pero debe determinarse si va a cargo del paciente, de la farmacia o del sistema público, es lo que queda por determinar.

P.- ¿Las farmacias podrían cobrar al paciente por ese servicio?

R.- Yo creo que sí, igual que cobran por otras cosas, no obstante no tengo la absoluta seguridad

P.- ¿Tienen en mente alguna otra iniciativa de colaboración con las farmacias de cara a facilitar otros servicios a los pacientes?

R- Los farmacéuticos están en la línea de la farmacia comunitaria, me parece una línea de colaboración muy importante. En Aragón los farmacéuticos informan y colaboran con la dirección general de Salud Pública. Lo que se trataría en las farmacias rurales es que puedan ser los representantes sanitarios de dichos lugares. Al mismo tiempo, si estas farmacias tuvieran un poco de apoyo por parte de la Administración sería muy beneficioso ya que son las que tienen más dificultades económicas. Estamos iniciando conversaciones pero no hemos concretado nada.

P.- En cuanto al gasto hospitalario, Aragón era de las que menos había crecido, pero el Ministro de Hacienda había pedido aclaraciones…

R.- No puede precisar. Nuestro crecimiento en farmacia hospitalaria era de un 6%, que creo que es bastante y no es sostenible. Los fármacos de la hepatitis C estaban aparte ya que suponen unos 25 millones aproximadamente y han venido financiados por otra vía.

P.- ¿Esa diferencia con otras comunidades en las que ha crecido más de un 30% es porque no se contabilizan los gastos de hepatitis C?

R.- Es que yo creo que la información que se manda a Madrid no es uniforme. Uno de los problemas que tenemos en este momento en el sistema nacional de salud es que la información es totalmente imprecisa y cada comunidad la manda de forma diferente. Nos hemos cargado los sistemas de información del SNS y para mí es un problema muy importante.

P.- Pero eso dificulta la toma de decisiones, ¿no?

R.- Así es. No se pueden tomar decisiones sin tener información y ahora cada comunidad autónoma se controla como cree. No hay un SNS sino 17 sistemas diferentes que se tratan de compensar en el Consejo Interterritorial pero está siendo complicado. Que sea el Ministerio de Hacienda el que tenga que dar los datos ya indica que las informaciones vayan por otros caminos diferentes de los que tenían que ir. Hacienda marcó la obligación de enviar los datos de control pero no sé los que se están enviando.

P.- Una recogida de datos que se ha diseñado tan recientemente, ¿no está protocolizada para que todas las comunidades envíen lo mismo…?

R.- Actualmente es uno de los problemas, los sistemas de información no son uniformes. Es muy difícil tener información fidedigna por la falta de uniformidad.

P.- ¿Cómo ve la llegada de los biosimilares?

R.- Creo que los biosimilares son una buena opción. Hay que ponerse de acuerdo con los profesionales y, en concreto con los reumatólogos y aparato digestivo, hemos llegado a un acuerdo para que los pacientes que estaban con un tratamiento anterior no se cambien, pero los pacientes de nueva incorporación se tratarán con biosimilares. Nos va a permitir un pequeño desahogo, ya que si no podría acabar con la propia sostenibilidad del sistema.

P.- ¿Qué puede decir de la actividad de la Comisión Central de Farmacia?

R.- Existía una  comisión antigua que fue impugnada que los tribunales echaron atrás, se creó  la actual y  está dando buen resultado. Creo que es necesaria, sobre todo porque cuando existía en cada hospital la comisión de farmacia se producían inequidades entre unos hospitales y otros, por ello es mejor que exista una centralizada.

P.- Piensan poner en marcha algún tipo de actividad tipo subastas, etc…

R.- Las subastas tienen sus problemas como, por ejemplo, asegurar el abastecimiento, al tener una única empresa adjudicataria. Creo que debemos seguir fórmulas de negociación e intentar hacer sostenible el precio de los medicamentos. El Interterritorial y la Agencia Española de Medicamentos tendrían que jugar un papel más protagonista y no que cada comunidad vaya por libre. Creo que se podrían obtener unos precios más razonables entre todos.

P.- Y establecer acuerdos de riesgo compartido

R.- Estamos siempre abiertos, y que creo que tenemos ya varias empresas y existen negociaciones en marcha respecto a este tema. Por ejemplo el antídoto del anticoagulante Pradaxa.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz