Comparte esta noticia

¿Qué responsabilidad tiene ‘Wallapop’ en el estraperlo de medicamentos?

DIARIOFARMA  |    06.04.2016 - 18:59

En los últimos días los farmacéuticos han venido denunciando en twitter la existencia de venta ilegal de medicamentos en diversas plataformas, como se ha hecho eco Diariofarma desde el primer momento. Wallapop ha sido el protagonista indiscutible del asunto, pero no es el único ya que Milanuncios.com o Vibbo.com (el antiguo Segundamano) tienen también en sus plataformas anuncios de venta de medicamentos, en su mayor parte de particulares.

Pero, ¿qué responsabilidad tienen estas plataformas que permiten vehicular el estraperlo de medicamentos? Pues según la Agencia Española de Medicamentos (Aemps), ninguna “siempre y cuando no tengan conocimiento de que la actividad o la información que alojan es ilícita y una vez que lo tengan actúen con diligencia en su retirada o hacer imposible el acceso a ellos”. De este modo, de acuerdo con el artículo 16 de Ley 34/2002, de 11 de julio , de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, solo serían responsables si, una vez que tengan conocimiento de que a través de sus plataformas se efectúa una venta ilegal, “no proceden con diligencia a retirar o impedir el acceso a la información. Hasta el momento no se han dado estas circunstancias”.

Caso contrario es el de la persona que realiza la venta. En este caso es clara la prohibición que establece el Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, que en el artículo 3 , apartado 5, relativa a la venta, por procedimientos telemáticos, de medicamentos sujetos a prescripción. No solo eso, ya que un particular no sería una persona autorizada para la venta de medicamentos sea por la vía que fuere.

No obstante, la Aemps señala que habitualmente se encuentra con “grandes dificultades para identificar al responsable del anuncio de manera que pueda instruirse un procedimiento administrativo”, puesto que en la mayoría de las ocasiones “los datos que facilitan los anunciantes a estas plataformas son total o parcialmente falsos”. Igualmente, la Agencia explica que muchas veces la información a la que se puede acceder (un correo electrónico, un móvil…) “es insuficiente para proceder a iniciar un expediente”.

Por su parte, el comprador no estaría sometido a ningún tipo de reproche legal, puesto que no está tipificada como conducta sancionable en ningún caso.

banner-newsletter-bajo-noticia2

 

Una batalla con historia

La Agencia ha explicado que en 2013 es cuando detectó el primer caso de venta entre particulares. A raíz de la retirada de Diavola Power for men inició una investigación de oficio y localizó un anuncio en Milanuncios.com. A partir de entonces comenzaron a recibir más denuncias y, en total, la Aemps indica que “se han producido diez  actuaciones con  Milanuncios, aunque cada solicitud de retirada abarca varios productos”.  Por ejemplo, en la última ocasión que la Aemps se dirigió a esta plataforma, “se solicitó la retirada de 169 anuncios, que ofrecían entre otros, inyectables como las vacunas frente a la varicela, morfina, medicamentos veterinarios, o medicamentos hormonales utilizados en reproducción asistida como por ejemplo, Gonal, en definitiva medicamentos sin excepción y sin control”, explica la Aemps que reitera que Milanuncios “colabora en la retirada de los anuncios”.

En lo que se refiere a Wallapop, la primera noticia que tuvo la Aemps fue en 2015 a través de un oficio remitido por una comunidad autónoma y los anuncios denunciados “fueron retirados”. Recientemente ha seguido recibiendo denuncias de colegios profesionales y laboratorios farmacéuticos.

Precisamente desde esta plataforma, su directora de Comunicación, Jessica Amador, ha explicado a Diariofarma que disponen de un "sistema de palabras clave" gracias al cual el equipo de moderación de Wallapop "elimina todos aquellos productos que no pueden ponerse a la venta en este caso medicamentos". La representante de Wallapop, indica que estos filtros de palabras "no solo son efectivos en el título sino que también en el cuerpo de texto por lo que estos anuncios que nos comentas también se detectan". También reconoce, como así ha pasado de forma importante en los últimos tiempos que es posible que "algún producto no sea detectado". No obstante, según señala Amador, "uno de los puntos fuertes de Wallapop es que además de la moderación interna, también disponemos de la autogestión por parte de usuarios, es decir, si un usuario detecta un producto ilícito, puede denunciarlo desde la propia app". El funcionamiento de esta moderación supone que un producto denunciado por un usuario pasa a ser revisado por el equipo de moderación, y "en caso que un producto sea denunciado por tres usuarios diferentes, este queda momentáneamente eliminado hasta la revisión por parte del equipo", informa Belén Diego.

A raíz del crecimiento del volumen de anuncios que realizaban esta actividad ilícita, la Aemps ha iniciado “una línea específica y de oficio la investigación de la venta de determinados medicamentos a través de Wallapop”. Según indica desde este organismo, “ha recopilado información sobre los medicamentos que se ofertan ilegalmente con más frecuencia, como son los medicamentos para la disfunción eréctil y  anabolizantes, entre otros y ya se ha solicitado a Wallapop la retirada de estos anuncios”.

Ante “las dificultades y limitaciones de las actuaciones para erradicar estas actividades  frente a lo fácil que es emprenderlas, a pesar de su carácter delictivo”, la Aemps quiere hacer hincapié “en la concienciación ciudadana”. Por ello, y la Agencia  solicita la colaboración de los medios de comunicación “para trasladar a los ciudadanos los riesgos que conllevan estas prácticas y la importancia de la concienciación ciudadana sobre el fenómeno”.

 

La batalla farmatuitera sigue

A pesar de las dificultades, los farmatuiteros no se han dado por vencidos y han continuado con su denuncia involucrando a la Policía Nacional, que a través de su división de delitos telemáticos está siguiendo todas las denuncias que los farmacéuticos le hacen llegar.

Del mismo modo, están colaborando a través del hashtag #StopEstraperlo para aglutinar las denuncias de anuncios que vayan encontrando en una acción colaborativa sin precedentes que ha logrado retirar muchos de los anuncios de medicamentos encontrados. Lamentablemente, como ha podido confirmar Diariofarma, la lucha es dura y a veces parece imposible. En medio de las múltiples denuncias efectuadas, el número de anuncios de Gonal-F en Milanuncios ha pasado de 18 el martes 5 de abril a 22 anuncios el miércoles 6 de abril.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz