Comparte esta noticia

C’s no encuentra apoyos a su moción sobre farmacia asistencial en Murcia

Juan José Molina, encargado de defender la moción de Ciudadanos para impulsar la farmacia asistencial en Murcia.

FRAN ROSA  |    21.02.2017 - 15:49

Tanto el Grupo Parlamentario Popular como el Grupo Parlamentario Podemos han mostrado este martes, 21 de febrero, en la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de la Asamblea de Murcia, su disconformidad con la moción presentada por Juan José Molina, en representación de Ciudadanos, sobre la Adopción de Medidas para Converger a un modelo de Farmacia Comunitaria Asistencial. Finalmente, la moción, de la que ya informó Diariofarma, ha obtenido 8 votos en contra (los de los grupos mencionados) y sólo uno a favor, por lo que ha terminado siendo rechazada.

Los argumentos del Grupo Popular fueron expresados por Domingo Coronado, que también es presidente de la Comisión, quien presentó una enmienda en la que sugería la retirada de los puntos C y D. En su opinión, las funciones y objetivos que proponía valorar la moción de Ciudadanos en el primero de estos apartados "no es inocua". "Un ejemplo", argumentó, " es el que tiene que ver con la disponibilidad de más medicamentos de diagnóstico hospitalario en la oficina de farmacia". A este respecto, y aunque reconoció que "es posible que sea una opción más cómoda para los pacientes", Coronado se refirió "a la lucha de poder entre la farmacia hospitalaria y la comunitaria por demostrar quién ofrece más seguridad a los pacientes" y se quejó de que, con esta moción, "lo que hacen es tomar partido por uno de ellos". También hizo alusión a la propuesta de Ciudadanos de fomentar el servicio de prescripción por repetición, que sería, en opinión de Coronado, "contrario a la ley".

En lo que respecta al punto D, el representante del Grupo Popular se opuso frontalmente a la idea de Ciudadanos de crear una especialidad en Farmacia Comunitaria, algo que, en su opinión, los propios boticarios habrían determinado como innecesario porque la formación continuada que reciben les permitiría ofrecer ya la prestación que realizan con todas las garantías. "Esto tampoco es inocuo, y vuelve a reflejar la contradicción que existe dentro de la propia profesión farmacéutica", opinó.

Con todo lo dicho, Coronado cerró su intervención señalando que el problema del Grupo Popular no es con la moción en sí, "sino exclusivamente con los puntos C y D, que además de incurrir en problemas de índole legal tienen mucho que ver con un problema de oportunidad", por lo que apremió a Molina a retirar estos apartados de la moción como condición para aceptar su propuesta, añadiendo la matización que había introducido Podemos sobre la participación de los propios usuarios de la sanidad en la mesa de trabajo para valorar todas estas cuestiones, en la Ciudadanos incluía a profesionales y organizaciones colegiales y corporativas.

Coincidencia de posiciones 

Por la parte de la formación morada intervino María Ángeles García, quien aclaró que había habido un error en la interpretación de su enmienda y que ésta, al igual que la del Grupo Popular, "era a la totalidad". A este respecto, cabe destacar que García coincidió con Coronado al solicitar la retirada de los apartados C y D, aunque fue más allá al señalar su oposición a que los farmacéuticos accedan, como proponía Ciuadanos, a la historia clínica completa. "Los farmacéuticos ya acceden a la parte que les es precisa para el desempeño de su actividad", manifestó.

Asimismo, se opuso al modelo de retribución por horas que sugería la formación naranja, y aunque no quiso formularlo como una propuesta en firme, se refirió, en aras de garantizar una viabilidad que, en muchos casos, se había visto mermada por la crisis, abogó por un modelo mixto, "con mínimos garantizados más pagos adicionales por actos por dispensación". Más allá de esta idea, mostró su convicción en que la definición del mejor modelo debería dejarse para la mesa de trabajo que incluya a profesionales, corporaciones y usuarios.

Tanto García como Coronado, hicieron alusión además a los avances en la Región de Murcia en lo que tiene que ver con la implantación de la farmacia asistencial, por un lado, con la firma del convenio para asistencia a centros sociosanitarios, así como con la colaboración de las farmacias en campañas de promoción y prevención de la salud tras un acuerdo con la Consejería de Sanidad.

En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, habló la diputada Yolanda Rodríguez, quien defendió que los cambios que se quieran introducir en este ámbito, más que en la Asamblea Regional, deberían impulsarse en el seno del Consejo Interritorial, en aras de una mayor cohesión en los distintos territorios del Estado.

Defensa de la moción 

En su intervención posterior a las de los otros Grupos, Molina se mostró reacio a la modificación de la propuesta e instó al resto a "retratarse" con sus votaciones. Antes, en la exposición de la propuesta, defendió la necesidad de impulsar un modelo en el que las farmacias "dejen de ser tiendas donde se compran los medicamentos", y que se permita a este profesional, "sobradamente preparado", que contribuya "a descongestionar los centros de salud" con la asunción de nuevas funciones.

Como muestra de lo que puede aportar la farmacia, hizo alusión a los datos presentados por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos con el programa ConSigue. "Hemos estado hablando con el presidente del CGCOF, que nos ha contado los resultados obtenidos. Al parecer, se ha demostrado que con la implantación del servicio de seguimiento farmacoterapéutico se podrían conseguir ahorros de 303 millones en medicamentos,  340 millones por evitación de Urgencias y más de 1.600 millones en hospitalizaciones, sólo con pacientes mayores polimedicados". Con base en estos resultados llamó a iniciar las actuaciones para "valorar el desarrollo de la farmacia comunitaria como una estructura más del SNS".

 

 

lineagris-494

cabecera_farmacia_asistencial_small

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz