Comparte esta noticia

Igea pide al PSOE volver a la Ley de Ernest Lluch también en equidad

Francisco Igea, portavoz de Sanidad de Ciudadanos.

CARLOS ARGANDA  |    28.06.2018 - 12:56

El portavoz de Sanidad de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Francisco Igea, ha reclamado del PSOE que dado que la la ministra de Sanidad, Carmen Montón ha asegurado que su “hoja de ruta es la Ley de 1986”, actúe en función de lo que establece el artículo 3 de dicha ley y recupere su esencia.

Tal y como leyó Igea desde la tribuna del Congreso de los Diputados, la Ley General de Sanidad de 1986, impulsada por Ernest Lluch, establece en su artículo 3 que “el acceso y las prestaciones sanitarias se realizarán en condiciones de igualdad efectiva” y que “la política de salud estará orientada a la superación de los desequilibrios territoriales y sociales”.

Igea se mostró de acuerdo con Montón en la necesidad esa norma básica sea la guía de las política sanitaria socialista, lo que calificó de “buenas noticias”, aunque, al tiempo, lamentó y puso ejemplos de múltiples casos de desigualdades territoriales. Ante la evidencia de estas situaciones se preguntó “¿dónde quedó aquél PSOE de 1986?”. Esta exposición se realizó en el marco del debate sobre una Proposición No de Ley del partido naranja en la que reclamaban avances en la tarjeta sanitaria única y el avance de la historia clínica digital del sistema.

El portavoz de Sanidad de Ciudadanos explicó que habían presentado una autoenmienda a su propia PNL para ahondar en el asunto de las desigualdades y la diferente cartera de servicios. “Es necesario que a todos los españoles se les deje de llamar de una vez por todas desplazados cuando están dentro de su país. No hay españoles desplazados en su país”. Para defender esta idea reclamó “avanzar hacia la libre elección de hospital y la libre circulación sanitaria dentro del país con igualdad de derechos”. En este sentido, explicó que “para alcanzar los principios que rigen la Ley General de Sanidad, que tanto le gusta a nuestra ministra” hay que asegurar que las prestaciones también son iguales.

En este punto explicó que las diferencias se inician en el momento del nacimiento, con diferentes determinaciones en la prueba del talón según la comunidad autónoma de nacimiento. “Desde el momento del nacimiento los españoles ya somos desiguales para el sistema sanitario y esto no es tolerable”, zanjó.

Una cartera de servicios única

Por todo ello reclamó “una cartera única de servicios sanitarios, que las prestaciones sean iguales para cualquier español independientemente de dónde nazca o de dónde resida, que se actualicen para ello semestralmente y que todas las prestaciones que se introduzcan en una comunidad autónoma, automáticamente se introduzcan en el resto si han sido validadas por una agencia de evaluación tecnológica”. Al tiempo, recordó la necesidad “urgente” de cambiar la Ley de Financiación autonómica y recordó a los socialistas que hace muy poco reclamaban de forma “casi impertinente” y ahora “tenemos que esperar otros dos años”.

La propuesta de Ciudadanos se dio de bruces con el bloque que apoyó a Pedro Sánchez para alzarse con la Presidencia del Gobierno. Entre críticas por querer “recentralizar” el sistema.

Propuesta "parcial y desenfocada"

El portavoz socialista, Jesús María Fernández, comenzó su intervención asegurando que Igea “entiende poco” el Estado autonómico español. El socialista aseguró que la propuesta de Ciudadanos “está llena de prejuicios y falsedades y solamente busca una cosa, que es el desprestigio del Sistema Nacional de Salud español a cambio de un puñado de votos”. En este sentido, Fernández consideró que la PNL aborda en un discurso “ideológico y lleno de prejuicios” una problemática que luego resuelve “con una propuesta parcial y desenfocada” ya que, según Fernández, “la descentralización del Sistema Nacional de Salud no ha traído perjuicios a los ciudadanos, sino todo lo contrario”, ni se van a arreglar los problemas de desigualdad con la interoperabilidad.

Además, Fernández acusó a Ciudadanos de haber permitido la eliminación del Fondo de Cohesión Sanitaria al haber apoyado los dos últimos presupuestos generales del estado, con lo que se “evitaba que los ciudadanos se puedan desplazar para recibir atención sanitaria en los centros y servicios de referencia del Sistema Nacional de Salud”. Además, el socialista puso el foco en que las desigualdades en salud se producen principalmente por cuestiones sociales, “influyen mucho más los dos últimos dígitos del código postal, los que marcan el barrio, que los dos primeros, los que marcan la ciudad y provincia”, aseguró.

El portavoz del PSOE también criticó la propuesta del partido naranja en su autoenmienda en el sentido de que los problemas de acceso a medicamentos los tengan que “resolver los servicios sociales y las ayudas de emergencia social de los ayuntamientos”. Según Fernández, eso es “ponerles a ustedes y al Grupo Ciudadanos mucho más a la derecha del Partido Popular”.

Críticas a las formas

Precisamente el grupo popular, junto a UPN y Foro Asturias, fueron los únicos grupos que apoyaron la iniciativa de Ciudadanos. A pesar de ello, en su intervención, la portavoz popular Teresa Angulo, criticó la autoenmienda presentada a una PNL registrada en diciembre de 2016, con los que acusó a Igea de “filibusterismo parlamentario” por “hurtar al resto de grupos la posibilidad de valorar correctamente su iniciativa, de presentar enmiendas o, en definitiva, la posibilidad de alcanzar un acuerdo constructivo”. En este sentido, Angulo consideró que el cambio se debe a que el texto inicial “servía para poner en valor el magnífico trabajo hecho por el Gobierno del Partido Popular”. Entre otras cuestiones, la portavoz popular aseguró que gracias al anterior Ejecutivo, en aplicación del artículo 155, se iniciaron los trabajos de interoperabilidad de la historia clínica única en Cataluña.

Siguiendo con las críticas a Ciudadanos, aseguró que no se puede hacer política a través de una “guerra de titulares, en una guerra de tuits”. En este sentido, reclamó a Igea “seguir mejorando y construyendo el sistema con responsabilidad y lealtad” y no buscando “golpes de efecto”

Con respecto a la PNL enmendada, Angulo consideró que todo lo planteado no puede “despacharse así, rápidamente”, por lo que reclamaba un debate más sosegado de más de “cinco minutos”. En cualquier caso, se mostró de acuerdo en pedir al Gobierno socialista “que aborde de una vez por todas la reforma del sistema de financiación autonómica, porque así está en el informe de los expertos, porque así lo quieren todas las comunidades autónomas, incluidas las gobernadas por el Partido Socialista, y porque así ya lo había iniciado la anterior ministra, Dolors Montserrat, con los consejeros de Sanidad”.

Podemos también criticó lo ocurrido en relación a la autoenmienda de Ciudadanos. “Una PNL ayer; hoy otra distinta”, aseguró su portavoz en materia sanitaria, Amparo Botejara. La diputada criticó al portavoz de Ciudadanos por “no poner cifra al Fondo de Cohesión” que, según Podemos debe estar en la línea de lo que tenía cuando se finalizaron las transferencias sanitarias.

Botejara también aseguró que la tarjeta sanitaria única “no va a ser una realidad ni a corto ni a medio plazo” porque, aunque el plazo de cinco años para alcanzarla, que se estableció en el Real Decreto 702/2013 se cumple en octubre, se incluyó una salvaguarda en función de la “disponibilidad económica”. Por eso

En cualquier caso, la portavoz de Podemos consideró que equidad y la desigualdad deben de abordarse en el Consejo interterritorial, que “hasta ahora no ha funcionado como debería haberlo hecho”.

Recentralización

La crítica a la recentralización del sistema sanitario fue tónica general de los partidos nacionalistas. Así lo señalaron Miriam Nogueras, del PdeCat, Marta Sorlí, de Compromís, Joseba Agirretxea del PNV y Joan Olóriz de ERC.

Nogueras criticó a Igea porque está “obsesionado con la recentralización, pasándose por el arco del triunfo las competencias de Cataluña”. En su intervención, Sorlí criticó que la equiparación de servicios sanitarios que propugna Ciudadanos “seguramente quieren equipararla a la baja” y aseguró que cuando se habla de financiación es “solo para recentralizar la sanidad”. Por su parte, Aguirretxea, que se sumó a las críticas por la autoenmienda de la PNL, consideró que la tarjeta sanitaria no tiene que ser “única, sino compatible” y la historia clínica debe ser “compartida en los momentos necesarios”.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz