Comparte esta noticia

“Subasta y salud es un binomio difícil de entender para nuestros pacientes”

Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales Farmacéuticos (CGCOF), en la inauguración del Congreso de Asprofa.

CARLOS ARGANDA  |    19.05.2019 - 21:16

El presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), Jesús Aguilar, ha remitido una carta a la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, para manifestarle su preocupación por las medidas contenidas en el informe Spending Review de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

Aguilar desveló esta misiva en su intervención en la inauguración del III Congreso de Asprofa, donde reclamo que la solución no es subastar medicamentos. A este respecto, recordó que se han visto “estrepitosos resultados en Andalucía” con “graves perjuicios” ocasionados a los pacientes. Además, consideró que lo necesario no es subastar medicamentos “ya tienen precio intervenido”, sino “mejora el uso” de los mismos. A este respecto, recordó que los farmacéuticos son “parte de la solución”, algo que demuestran “día a día”.

Al finalizar su intervención, Aguilar atendió a Diariofarma para profundizar en algunas de las cuestiones planteadas en relación al informe de la Airef.

Pregunta. ¿Cómo valora el informe de la Airef y sus 18 propuestas para mejorar la prestación farmacéutica a través de receta?

Respuesta. Lo valoro con prudencia y con preocupación. Estamos ante un informe preliminar que Airef no ha presentado aún de forma oficial y que habéis publicado en vuestro diario. Nos encontramos, además, en una situación con un Gobierno en funciones, en medio de procesos electorales autonómicos, y pendientes de formar gobiernos tanto a nivel nacional como en las comunidades autónomas.


P. ¿Subastas si o subastas no?

R. Subastas no. Por eso nos inquieta bastante la propuesta de querer poner en marcha un sistema de subastas a nivel nacional tras los enormes problemas de desabastecimiento que hemos visto y detectado en Andalucía; y que generan graves perjuicios para el paciente. El punto de partida, que siempre se olvida, es que estamos hablando de medicamentos, no de bienes de consumo. A partir de ahí hay que ser sumamente responsable con las medidas que se proponen.

P. Pero el informe propone ir más allá de Andalucía, con un sistema que evite los desabastecimientos…

R. Hasta donde tengo entendido la propuesta de modelo de subasta está en continua revisión por su enorme complejidad y por los problemas añadidos que conllevaría su puesta en marcha. Pero desde el Consejo General negamos la mayor. No podemos tener ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda que puedan tomar unos medicamento u otro dependiendo de una puja o de una subasta. Ningún ciudadano entendería, ni aceptaría, que su medicación dependiera del mejor postor en cada momento.

P. ¿No lo entendería ni siquiera aunque generase ahorros?

R. Todo recorte tiene sus consecuencias y, en este caso, bastante graves. Los gestores tienen que ser conscientes de que el medicamento es, ante todo, una herramienta esencial para la salud; y lo que tenemos que hacer es que el médico pueda prescribir el medicamento que necesita el paciente, y no aquel que esté disponible como resultado de una subasta. Esa es la diferencia. Subasta y salud es un binomio difícil de entender para nuestros pacientes y para nuestros mayores con enfermedades crónicas. De hecho, existen otras muchas alternativas para mejorar la relación coste-efectividad de la prestación farmacéutica sin que supongan un deterioro del servicio que reciben los pacientes. E insisto, si queremos mantener un sistema sanitario basado en la equidad, la universalidad y con altas dosis de humanización, esto es incompatible con pujas y subastas. Repito, no lo entenderán nuestros ciudadanos.

P. Pero no todo es recorte, el seguimiento y la mejora de la adherencia se contempla en el informe Airef con documentación del Consejo General ¿Cómo valora que por primera vez se plantee el pago por servicio?

R. Cierto. Como he dicho antes hay alternativas al recorte y una de ellas es la farmacia asistencial. El hecho de que se recoja en el informe, aunque estamos en fase preliminar, confirma que el concepto de farmacia asistencial va calando. Es importante que las administraciones nacionales y autonómicas vean la necesidad de apostar por la farmacia comunitaria para implementar programas coste-efectivos y servicios profesionales farmacéuticos que contribuyen a la sostenibilidad del Sistema Sanitario. Programas que cuentan ya con estudios y evidencia científica. Sin duda, sería la decisión más inteligente: más farmacia, mejor sanidad.

P. ¿Qué acciones va a llevar a cabo el Consejo General ante la Airef?

R. Con la Airef hemos estado en contacto desde que se anunció la puesta en marcha del Spending Review, que también está pendiente el ámbito hospitalario, y estamos analizando internamente de forma pormenorizada el documento que ha salido a la luz. Nos hemos dirigido también a la ministra de Sanidad para trasladarle nuestra inquietud y gran preocupación ante las medidas propuestas y, particularmente, el tema de las subastas. Debemos conseguir entre todos que el medicamento no se vea como un gasto sino como una inversión e implementar políticas farmacéuticas de eficiencia en función de Resultados en Salud. Todos nos debemos a los pacientes y nuestro compromiso es trabajar por mejorar la prestación farmacéutica que reciben. Por ello, todos aquellos que quieran deteriorarla, siempre nos encontrarán enfrente.


banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

cabecera_farmacia_asistencial_small

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz