Comparte esta noticia

División de opiniones en la industria por el plan de genéricos y biosimilares

Humberto Arnes, director general de Farmaindustria; Regina Muzquiz, directora general de Biosim y Angel Luis Rodriguez de la Cuerda, secretario general de Aeseg.

CARLOS ARGANDA  |    29.05.2019 - 23:59

Los distintos subsectores de la industria farmacéutica han acogido de manera muy diferente el borrador del ‘Plan de acción para fomentar la utilización de los medicamentos reguladores del mercado en el SNS: medicamentos genéricos y biosimilares’ que Sanidad y comunidades autónomas aprobaron en el seno de la Comisión Permanente de Farmacia del pasado 11 de abril.

Este documento, que como ha podido saber Diariofarma no es el definitivo, se ha trasladado al Comité Asesor para la Financiación de la Prestación Farmacéutica que preside Félix Lobo para que aporte su visión al mismo. Esa aportación se habría devuelto a Sanidad el pasado martes y estaría siendo analizado actualmente a fin de someterse de nuevo a las comunidades autónomas e iniciar su fase pública.

Diariofarma ha pedido a las patronales de los laboratorios una valoración, que todos ellos han querido trasladar como preliminar al no conocer el documento definitivo. A este respecto, cabe señalar que desde Biosim, la patronal de biosimilares, consideran que es muy positivo, Farmaindustria lo ve lesivo para los intereses de sus compañías y Aeseg, por su parte, lo vería con buenos ojos en líneas generales aunque la existencia de medidas como el sistema de precios más bajos con descuentos, hacen saltar las alarmas.

Biosim consideran que con el Plan se ha dado cumplida respuesta a la mayor parte de sus demandas planteadas por la patronal a la administración. De este modo, la asociación de biosimilares estaría de acuerdo con catorce de las 16 medidas incluidas en el Plan, no siéndoles de aplicación las dos restantes. Es más, según explican en un análisis en el que comparan sus peticiones con lo recogido en el Plan, se habrían recogido todas las medidas e incluso añadido algunas en relación a la aceleración de la inclusión de biosimilares que, no habiéndolas propuesto, también están de acuerdo con ellas.

Esta asociación valora como especialmente relevante que el Plan haya acogido su propuesta de precio dinámico para los biosimilares. Un precio que iría variando en función de la cuota de mercado que vayan adquiriendo en función de unos tramos determinados. La patronal de biosimilares también valora muy positivamnete las acciones dirigidas a la formación e información. Por ello, en el ámbito de biosimilares, la directora general de Biosim, Regina Múzquiz ve que se trata de medidas "con bastante sentido común".


Entre lo que echa en falta Múzquiz en el plan es que se haga constar la necesidad de impulsar acuerdos marco para la adquisición de biosimilares. No obstante, la directora general de Biosim no se muestra preocupada por esta cuestión ya que "Ingesa está trabajando" en ello y muchas comunidades autónomas como Castilla-La Mancha, Navarra o Madrid están en esa línea.

Aeseg, bien con algunas dudas

Por su parte, Aeseg ve el Plan con buenos ojos, si bien considera que el documento que se ha filtrado a los medios no es el definitivo. Su secretario general, Angel Luis Rodríguez de la Cuerda, considera que muchas de las medidas incluidas son “lógicas”, como el impulso a la prescripción por principio activo (PPA), que es una “recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al igual que todo lo relativo a la incorporación de medicamentos o la formación e información sobre genéricos a profesionales y pacientes.

Lo que plantea más dudas para Rodriguez de la Cuerda es con el sistema de precios menores con descuentos. Según explica, el documento, del que resalta que se trata de un borrador, no aclara muchos aspectos que serían esenciales para determinar las bondades o no del nuevo sistema. En cualquier caso, considera que se ha tratado de hacer un modelo que distinga dos precios financiados, el de referencia, por un lado, y el más bajo con descuento, de carácter voluntario y que gozaría de prioridad en la dispensación ante una prescripción por principio activo.

Con respecto al precio más bajo con descuento, Aeseg considera que existen muchas lagunas sobre cómo sería su aplicación dado que el Plan, aunque abarca muchos asuntos no profundiza demasiado en casi ninguno.

De este modo, Aeseg considera que con este plan se podría dar cumplimiento a sus principales reivindicaciones: impulso a la prescripción por principio activo, diferencia de precio y/o condiciones con respecto a la marca y unidad de mercado.

Pese a esta visión, Rodríguez de la Cuerda vuelve a considerar que entrar en sistemas complejos de subastas o búsqueda de descuentos lo único que hacen es complicar la gestión, dificultar la previsibilidad de producción de las compañías y, por tanto, suponen un riesgo de desabastecimiento. Por ello, vuelve a poner encima de la mesa la posible aplicación de los precios seleccionados como alternativa a cualquier subasta o descuento que se quiera poner en marcha ya que un elemento a proteger es la participación de todas las compañías que lo quieran para asegurar el suministro.

En cualquier caso, Rodríguez de la Cuerda solicita que, dado que la aplicación del Plan va a requerir modificaciones legales, pueda aportar su visión antes de que se inicie la tramitación para que sea más sencillo corregir los problemas que se puedan detectar.

Por otro lado, el secretario general de Aeseg también echa en falta alguna medida adicional en el plan, como el incremento de precio excepcional para aquellos productos con su viabilidad comprometida.

Farmaindustria, en contra

Farmaindustria, por su parte, considera que las medidas de fomento de genéricos y biosimilares “que no suponen ahorro para el SNS no tienen sentido y provocarían un claro perjuicio para la industria farmacéutica innovadora”. La patronal hace esta valoración al considerar que “en España las marcas están a precio de genérico, y el documento citado no hace alusión a ello”. Para Farmaindustria, “esto es crucial, puesto que el coste para el SNS y para el paciente es el mismo en todos los casos”.

La patronal también rechaza algunos de los argumentos utilizados en el documento, como un estudio que estima los ahorros a alcanzar si en la Unión Europea se alcanzara un 80% de cuota de genéricos. Para Farmaindustria, esa posibilidad está superada en nuestro país: “en España los medicamentos “a precio de genérico” ya sobrepasan esa cuota, con más de un 82% de las dispensaciones”.

Por último, Farmaindustria realiza una defensa de la marca y de la aportación que sus asociados realizan al Producto Interior Bruto (PIB) y a la inversión en I+D en nuestro país.


banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz