Comparte esta noticia

"Queremos que cualquier socio pueda representar a la SEFH"

Javier García Pellicer, candidato a presidente de la SEFH.

FRAN ROSA  |    16.09.2019 - 17:20

Javier García Pellicer, candidato a presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) por parte de 'Horizonte Farma', desglosa, en esta entrevista con Diariofarma, algunas de las ideas con las que quiere llevar más lejos a esta Sociedad, ya que parte de la base, pese a que ha sido tesorero de la Junta saliente, de que hay aspectos que se pueden mejorar. Entre sus propuestas, destaca la apuesta por un liderazgo más compartido y menos personalista.

Pregunta. ¿Qué le animó a presentarse como candidato a la presidencia de la SEFH?

Respuesta. Pues no ha habido nadie en concreto que me haya animado a tomar esa decisión. Es una decisión que me nació. De hecho, se da el caso de que mi mujer, a quien le consulto muchas cosas, es farmacéutica hospitalaria. Ella se considera FH de base. Y cuando se lo consulté, ni me animó ni me desanimó. Me dijo que si creía en ello, adelante, pero con la condición de dar el 100% cuando esté en casa. Sobre las razones, no hay una concreta. Fui director de la web, presidí el Congreso de la SEFH en Valencia, he sido tesorero de la Junta... Diría que ha sido una mezcla de experiencia, conocimiento de la Sociedad, y que además soy una persona que siente los colores, que siento los colores de la SEFH. Creo que ésta puede llegar más lejos aún, con una visión clara y con trabajo en equipo.

P. En su caso, ¿cómo ha sido el proceso para confeccionar el equipo?

R. A la gente a la que le he planteado pertenecer a la candidatura, le pedía tres cosas: la primera, que tuvieran bien presente el concepto de nosotros, un concepto ampliado sobre lo que es un equipo, que deje fuera los personalismos y parta de una buena confianza y una buena comunicación. Eso luego hay que extenderlo a toda la Sociedad, por lo que es importante creérselo. Buscaba también gente con experiencia en gestión, porque creo que es lo que necesita la Sociedad. En la parte clínica hay cientos de compañeros que pueden llevar a la profesión a lo más alto y la Junta se tiene que centrar en la gestión. Por último, tenían que aceptar el compromiso de tiempo y trabajo que esta responsabilidad exige. A partir de ahí, fui tanteando a compañeros, en busca de un equipo para cuatro años, no para unas elecciones. En la confección del grupo, la diversidad era importante, que estuvieran representados todos los perfiles de hospitales: pequeños, grandes, medianos, públicos y privados. Los privados y los pequeños, por ejemplo, quizás hayan estado un poco abandonados. El grupo definitivo está compuesto por aquellas personas que aceptaron el reto y, tras el tiempo que llevamos trabajando en la candidatura, puedo decir que estoy muy orgulloso del equipo que hemos formado.

P. Como ya hizo la otra candidata, le toca poner nota al equipo de gobierno saliente de la SEFH.

R. Aquí la diferencia es que yo soy parte de esa Junta y, aunque hemos trabajado mucho, puedo decir que algunas cosas las hemos hecho bien y otras no tanto. Por eso, nos pondría un 6,5 o un 7.

P. ¿Qué cosas se han hecho bien y cuáles no tan bien?

R. Creo que ha sido destacable todo el avance que se ha producido en la promoción de las becas BPS. A la formación, en general, se le ha dado mucho impulso. También hemos ganado presencia en foros donde no estábamos y debíamos estar. Hemos modernizado la imagen, se ha desarrollado una estructura propia de comunicación. ¡Y la situación económica es buena! Aunque yo soy el tesorero… ¡qué voy a decir! (risas). Sobre las cosas que se pueden mejorar, creo que ha habido una restricción de la representación institucional, la cual se ha concentrado en pocas personas. También opino que hemos sido más reactivos que proactivos y quizás hemos descuidado un poco la atención al socio, ya que hay quejas de más. A veces, con los grupos de trabajo, hemos pecado de querer ofrecerles a todos el mismo apoyo, cuando no todos tienen el mismo nivel de actividad, y puede que de ahí se haya derivado cierta inefectividad funcional. A veces hay que tener más cintura y, si nosotros ganamos, espero tenerla.  

P. Hablaba de la restricción en la representación institucional como algo a mejorar. ¿Qué proponen?

R. Una apuesta fuerte de nuestra candidatura es por el liderazgo compartido y una red de portavoces. Queremos que cualquier socio pueda representar en un momento dado a la SEFH, que la representación institucional pueda ser ejercida por cualquier socio, más concretamente, por el mejor preparado en cada caso. Eso requiere que la Sociedad aumente la formación en comunicación y relación con medios, de modo que cualquiera pueda ejercer de portavoz en un momento determinado, aunque sea con el apoyo de alguien de la Junta. Si somos capaces de aprovechar ese valor, nuestra capacidad institucional va a ser muy superior a si solo una, o cuatro personas, son las que pueden hablar, por ejemplo, con los medios de masas, como la tele o la radio, que son los que van a ayudarnos a dar una potencia mayor a nuestros mensajes.

P. En teoría, ustedes representan a la candidatura oficialista, pero veo autocrítica y ánimo de superación en sus mensajes. Si gana ‘Horizonte Farma’ ¿se podrá hablar de continuismo o más de reforma/revolución?

R. Pues diría que ni continuismo ni revolución. Preferimos denominarnos como la candidatura de la mejora continua. Revolución no, porque las revoluciones son para otras cosas, y en este caso implicaría no ver lo bueno que se ha hecho. Y el continuismo por sí mismo te impide mejorar. Nosotros sabemos que hay cosas que se pueden mejorar, sabemos a dónde queremos llegar y a partir de ahí vamos a trabajar por conseguir ese objetivo.

P. ¿Cuál será la primera medida que tomarán si ganan?

R. La primera será celebrarlo, porque con la paliza que llevamos, nos lo merecemos (risas). Quitando eso, y ya en un tono más serio, cabe decir que lo que tenemos ahora es un plan electoral, el cual, si ganamos, habrá que bajar a la tierra y crear un plan de acción con planificación temporal.

P. ¿Y el objetivo prioritario para todo el mandato?

R. Que la farmacia hospitalaria sea conocida, reconocida y solicitada. Conocida por la población general; reconocida, por la población, los pacientes y el resto de sanitarios, y solicitada también por todos ellos. Nos tienen que conocer, porque muchos aún no nos conocen y eso implica que no conocen el valor que les podemos aportar. Me ilusiona la idea de que un paciente llegue al hospital y pregunte por su farmacéutico.

P. ¿Y qué SEFH le gustaría ver dentro de cuatro años?

R. Pues me gustaría ver una SEFH potente, con socios orgullosos, y que trabaja activamente para conseguir esa Farmacia Hospitalaria que he descrito antes. La SEFH debe ser el catalizador para conseguir esta visión de la profesión.

P. Haciendo un repaso rápido por su programa, se ve que éste se articula en torno a tres ejes: valor asistencial, sentimiento SEFH y prestigio profesional. ¿Puede explicarlo brevemente?

R. Este programa parte de una idea simple. Cualquier medida, cualquier proyecto, debe girar en torno a tres puntos: nuestra razón de ser como sanitarios; nuestra organización y su entorno. Nuestra razón de ser son los pacientes, y a él se dirige ese eje asistencial, que se basa en todo lo que podemos aportar en ese campo. En cuanto a la organización, la razón de ser son los socios, aunque la razón de ser de éstos, a su vez, sean los pacientes. Pero no hay que perder de vista que la SEFH, como organización, se debe a los socios. De hecho, consideramos clave generar sentimiento de pertenencia. Y finalmente, en relación con el entorno, de lo que se trata es de poner en valor nuestra aportación asistencial, que ésta se reconozca, y para eso tenemos que tejer relaciones con todos: profesionales, pacientes, Administración. A partir de estos tres ejes, hemos desarrollado 62 medidas.

P. ¿Cuál es el compromiso a ese respecto? ¿Prometen ponerlas todas en práctica?

R. Como decía, esto es un plan electoral, que se tendrá que convertir en plan estratégico y en el que cabrá incorporar otras medidas, y a lo mejor dejar algunas por el camino… Un ejemplo es la propuesta que hemos recibido en varias ocasiones de crear la figura del director de Seguridad dentro de la SEFH. Esto podría convertirse en medida. Hay que tener en cuenta que los entornos pueden cambiar mucho en cuatro años, por lo que el plan está abierto. Nosotros trataremos de poner en práctica el 100% de las medidas, pero somos conscientes de que con algunas no será posible, de que incorporaremos otras nuevas... El compromiso es a desarrollar las líneas estratégicas, con estas medidas o con otras que vayamos incorporando.

P. De las propuestas que le ha leído o escuchado a la otra candidatura, ¿con cuál se siente más representado y con cuál está menos de acuerdo?

R. Coincidimos, por ejemplo, en la visión clínica que tenemos de la profesión. Eso sí, yo creo más en nuestro planteamiento de ganar visibilidad como medida sinérgica, porque la posibilidad de que nuestra actividad clínica nos sirva por sí sola para que nos conozcan, no nos ha funcionado. Yo creo que hay que apostar por acciones que nos ayuden a ganar visibilidad, o si no no conseguiremos ese cambio y seguiremos como siempre. También coincidimos en la necesidad de promover aspectos como la transparencia o la ética. Quizás echo en falta cosas en su programa, como propuestas organizativas de comunicación, tecnológicas, de atención al socio o de sostenibilidad financiera. Quizás un poco más de concreción en los proyectos.

P. Pasando al plano de las relaciones con la Administración y las cuestiones más políticas, ¿puede explicar cuál es la posición de su candidatura con respecto a la especialidad?

R. La SEFH tiene capacidad de influir, negociar, e incluso intentar presionar para ver cómo tiene que ser la especialidad, pero la competencia y la decisión final es de la Administración. Lo que sí tiene la SEFH es la capacidad de decidir qué va a hacer cuando se adopte esa posición final: si optamos por aceptarla, o por recurrirla, en caso de que no nos guste. Esa decisión, si ganamos, no la tomará la Junta de Gobierno, sino los socios, con un proceso consultivo que se llevará a la Asamblea General. Ése es nuestro compromiso. Nosotros, como candidatura, lo que queremos es que se actualice el programa de la especialidad, ya que no es normal que llevemos 20 años con el mismo. Hay que decir, no obstante, que esa merma se soslaya en los servicios de Farmacia, pero eso no es suficiente. Además, no estamos de acuerdo con que se regalen títulos en ausencia de conocimientos, competencias y experiencia como los que se adquieren con el FIR. Dicho esto, cualquiera que sea la decisión final de la Administración, lo importante es que la posición que adopte la SEFH será votada por los socios. Haremos lo que diga la Asamblea.

P. Entiendo que la presencia de FH en puestos cercanos a la acción de gobierno ayuda en cuestiones como ésta. ¿Está satisfecho con la situación actual? ¿Cómo cree que influye?

R. Que haya compañeros en la Administración es bueno, aunque eso no te garantiza nada. El entendimiento puede ser más fluido, pero cuando estos compañeros entran en estos cargos soportan obligaciones y dependencias muy concretas. Dicho esto, insisto, creo que la situación es buena, y además creo que no es una moda, porque el perfil profesional del FH, que no se conocía tanto, es idóneo para esos puestos.

P. Para terminar, querría pedirle que explique cuál es la relación que, según la candidatura que usted lidera, debería existir entre la farmacia comunitaria y la hospitalaria, y de la SEFH con las organizaciones que representan a la botica.  

R. A nosotros nos gustaría, y lo hemos planteado, una relación en la que exista una comunicación fluida, basada en la lealtad y la confianza. Para ello, hemos propuesto un foro de comunicación permanente con la farmacia comunitaria. No vamos a decir cómo se tiene que orientar la farmacia comunitaria, pero sí dar nuestra visión de que aquí nos consideramos a todos como sanitarios. Hay cosas en las que discrepamos, eso está claro, pero siendo el valor asistencial el principal eje, pensamos que hay mucho campo para el acuerdo también.

P. Para terminar, puede lanzar un mensaje final a los socios, de cara a ese proceso electoral.

R. Les diría que si quieren una Farmacia Hospitalaria conocida, reconocida y solicitada es posible, que solo hace falta entender al FH de otra forma, y que nos encantaría que pudiéramos lograrlo juntos.  

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz