Comparte esta noticia

Proteger la sanidad pública, en la agenda del Gobierno de coalición acordado por Sánchez e Iglesias

Imagen del acuerdo entre Sánchez e Iglesias para formar un Gobierno progresista de coalición.

FRAN ROSA  |    12.11.2019 - 18:21

Los líderes del PSOE y de Unidas Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, han rubricado un preacuerdo para formar un "Gobierno progresista de coalición" que sirva, en palabras del propio Pedro Sánchez, "para superar el actual bloqueo". No obstante, entre ambos solo suman 155 diputados (120 del PSOE y 35 de Unidas Podemos), por lo que necesitarán captar más apoyos entre el resto de formaciones para poder consumar con éxito una eventual investidura de Sánchez como nuevo presidente.

Dejando a un lado las negociaciones que tendrán que abrirse ahora con el resto de partidos, así como las fórmulas posibles para que esa investidura se haga efectiva (bien mediante apoyos directos en una primera votación o con abstenciones en una segunda ronda), cabe destacar que en este preacuerdo, que será desarrollado "en los próximos días", las alusiones a posibles medidas sanitarias se reducen al compromiso de "proteger los servicios públicos, especialmente la educación, incluyendo el impulso a las escuelas infantiles de cero a tres años, la sanidad pública y la atención a la dependencia".

No obstante, se pueden predecir cuáles serían las coincidencias entre ambos partidos en el terreno sanitario, echando una simple vista a los programas de ambas formaciones para concurrir a las elecciones del pasado domingo.

Así, como ya informó Diariofarma, PSOE y Unidas Podemos comparten la visión de que habría que elevar los recursos en sanidad. Los socialistas proponían llegar, eso sí, hasta el 7% en 2023, mientras que Unidas Podemos elevaba la cifra al 7,5%.

También hay coincidencia en la apuesta por recuperar el acceso universal a la sanidad y la modificación de los copagos, aunque, igualmente, existen matices. El PSOE hablaba, por su parte, de "impulsar y adoptar las modificaciones normativas, legales y reglamentarias, necesarias para garantizar la efectividad del derecho a la protección a la salud a través del acceso universal al Sistema Nacional de Salud" y de la "eliminación progresiva de los copagos sanitarios empezando por los pensionistas y los hogares en situación de mayor vulnerabilidad".

Unidas Podemos matizaba, en su defensa de la recuperación de la universalidad, la necesidad de eliminar "las discriminaciones en el tratamiento", así como los "requisitos innecesarios para tener acceso a los servicios". En relación con los copagos, planteaban la supresión y el establecimiento de "garantías para que no puedan introducirse otros nuevos".

En relación con los medicamentos, el PSOE defendían apostar por la investigación y la producción pública de terapias avanzadas, donde ya se cuenta con el primer producto no industrial aprobado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), NC1. Es conocida, en este sentido, la apuesta de la formación morada por disponer de un laboratorio público, principalmente, para hacer frente al riesgo de desabastecimientos, una opción que ha sido también defendida por algunos portavoces socialistas en los últimos días.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz