Comparte esta noticia

Un sistema de envío de medicación a domicilio para burlar al Covid-19

FRAN ROSA  |    24.03.2020 - 17:20

Al abrigo de esta cruel crisis sanitaria, han comenzado ha emerger en los hospitales y centros de salud iniciativas para tratar de prevenir contagios y detener así la expansión de la pandemia, especialmente, para proteger a aquellos pacientes más vulnerables. Muestra de ello es el servicio de envío de medicación a domicilio a pacientes externos que ha montado, "de forma exprés", la Unidad de Gestión Clínica del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), que tiene al frente a Ana Lozano.

Ella misma nos cuenta que hace semanas que vienen dándole vueltas a la cuestión de la medicación, una vez que comenzó a consolidarse la idea de que lo que parecía un pequeño brote podía convertirse en pandemia. Con esa visión, comenzaron a "dispensar tratamiento para dos meses, para espaciar las visitas al hospital". No obstante, con la declaración del estado de alarma tuvieron que revisar esa estrategia inicial. Había que conseguir que estos pacientes se quedaran en casa. "Por sus patologías o por sus medicamentos, son pacientes que están en inmunosupresión, por lo que es clave que estén protegidos en sus hogares", explica.

En el momento de poner en marcha este servicio, barajaron diferentes alternativas: entrega a través de los centros de salud, en farmacias comunitarias, o en el domicilio del paciente. Finalmente, se decantaron por la última. Y es que, argumenta, "a los centros de salud y a las farmacias estos días están yendo personas contagiadas, bien a que se les atienda o bien a por medicación para síntomas, y pensamos que el envío a domicilio era la mejor solución para ellos".

A este respecto, cabe aclarar que son susceptibles de beneficiarse del circuito establecido todos los pacientes externos y todos los medicamentos que se les dispensan a éstos, "salvo, de momento, algunas excepciones, como algunos colirios de suero autólogo que preparamos nosotros y que necesitan congelación".

Para poner en marcha el servicio, que funciona desde este lunes 23 de marzo, la Unidad de Gestión Clínica de Farmacia tiró de agenda y comenzó a llamar a todos los pacientes citados, para confirmar con ellos si disponían de medicación suficiente, si la están tomando adecuadamente, si les había surgido algún problema y si tenían que ir a consulta al hospital. A los que tenían las existencias próximas al agotamiento, pero no tenían cita médica prevista, les han propuesto el envío de medicación a sus domicilios en 24 horas.

Un total de cinco farmacéuticos, dos con especialidad y tres residentes, están al cargo del servicio. Normalmente, la Unidad de Pacientes Externos cuenta solo con tres profesionales. Los FH son los que llaman y comprueban que todo está bien con la medicación. Además, cuentan con el apoyo de dos auxiliares de Enfermería para preparar los paquetes con la medicación individualizada.

Lozano indica que la mayoría de los pacientes han recibido bien la noticia. Solo en casos excepcionales, aclara, se habrían negado a recibir los medicamentos en casa, "porque prefieren ir al hospital, por cuestión de incompatibilidad con su turno de trabajo...". Para ellos, confirma, "sigue habiendo puestos de atención" presencial disponibles.

Flota de transporte propia

Explica que una vez que han contado con el visto bueno de los pacientes, se han puesto manos a la obra con la preparación de los paquetes y ya han comenzado con los primeros envíos. Disponen para ello de una flota de transporte propia, "que normalmente no se usa para llevar medicación", sino para, por ejemplo, el intercambio de analíticas con el Hospital Monte de Naranco, al que dan servicio, y para otros portes derivados de su relación con los centros de salud del Área Sanitaria.

En cuanto a las condiciones de conservación, y dado que estos vehículos no cumplen habitualmente esta función, están utilizando neveras que han puesto a su disposición algunos laboratorios farmacéuticos. Cuando la SEFH anunció las que se les habían donado y que se han ofrecido a los servicios de Farmacia, ya se las habían entregado, así es que son ésas las que están utilizando.

Para organizar las entregas, pasan un Excel a los transportistas, con los datos de los pacientes, los domicilios (incluido código postal para que puedan establecer rutas), y sus teléfonos, "por si surgen incidencias". También disponen de los teléfonos de los farmacéuticos por si se diera algún contratiempo en la entrega. Tanto las incidencias como las entregas quedan recogidas en el Excel.

Hasta el momento, y dado el corto periodo de tiempo transcurrido desde su puesta en marcha, no han hecho un balance del funcionamiento del servicio. La idea es tener toda la medicación entregada en dos semanas y, como se envía tratamiento para dos meses, estiman que no haya que iniciar otra ronda de envíos, ya que esperan "que se haya extinguido antes esta crisis sanitaria".

En lo que respecta al encaje legal de la medida, Lozano considera que ésta es razonable en el marco del estado de alarma, y dado que al paciente se le sigue realizando atención farmacéutica telefónica antes de proceder al envío. Diariofarma se ha puesto en contacto con la Consejería y desde allí han confirmado que el HUCA no va a ser el único hospital que opere de esta manera, sino que la intención es que los siete que hay en esta comunidad autónoma puedan ofrecer este servicio.

Cuando todo esto termine, pronostica Lozano, volverán a su "servicio habitual". Más que nada, apunta, porque esto sería inviable en un escenario normal. "Cuesta mucho montarlo y lleva mucha infraestructura", asegura, señalando que, además de los envíos a domicilio, tendrían que atender al alto volumen de pacientes que recibe su hospital.

lineagris-494

Innovación en Farmacia Hospitalaria

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz