Comparte esta noticia

Lacruz anuncia que habrá “medidas contundentes” para la sostenibilidad del acceso a los medicamentos

Patricia Lacruz, directora general de Cartera Común de Servicios del SNS y Farmacia, durante su intervención por videoconferencia en el curso de la UIMP

CARLOS ARGANDA  |    06.09.2020 - 19:19

La crisis económica sobrevenida a consecuencia de la pandemia de la covid-19, que previsiblemente contraerá el Producto Interior Bruto (PIB) español en cifras superiores al 10% requiere, “de forma obligada, de medidas contundentes que hagan sostenible el acceso a los medicamentos para los financiadores y asequible para los pagadores”. Así lo anunció la directora general de Cartera Común de Servicios del SNS y Farmacia, Patricia Lacruz, durante la conferencia que impartió con motivo de su participación en la XX edición del Encuentro de la Industria Farmacéutica Española, dentro de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), bajo el título ‘El papel de la industria farmacéutica ante la pandemia del SARS-CoV-2’.

La directora general no concretó las medidas que se tomarán ni cuando se harán efectivas, pero sí avanzó algunos aspectos en los que están trabajando, especialmente en el ámbito de la fijación de precios de las innovaciones terapéuticas, así como de las nuevas indicaciones, poniendo el foco en la reducción de la incertidumbre clínica y financiera. A este respecto puso en la diana al mercado farmacéutico hospitalario que “ya es un 40% del gasto farmacéutico total” y desde 2014, según sus datos, “ha crecido un 44%, más de 2.260 millones”, un crecimiento medio anual “cercano al 8%”, recalcó.

Tras hacer un repaso a grandes rasgos de la composición del pipeline de las compañías, consideró que ante su evolución es necesario “mejorar la capacidad del SNS para anticiparse a los retos de la incorporación de los nuevos medicamentos, innovando en herramientas para planificar, evaluar, y mejorar su gestión”. Según ella, el objetivo a alcanzar es triple: “eficiencia del sistema, resultados en salud y calidad y satisfacción del paciente”.

Cumplir con estos objetivos daría lugar a que la incorporación de los avances disruptivos se produzca “con el mayor rigor y la máxima rapidez a los pacientes de forma segura, equitativa y eficiente y teniendo en cuenta la sostenibilidad del sistema”. Por eso, anunció que avanzarán en “promover la competencia, la transparencia y la formación e información a profesionales y ciudadanía”.

En el ámbito de esta búsqueda de la sostenibilidad, Lacruz anunció que están trabajando y próximamente avanzarán en ello, en alcanzar un convenio de apoyo a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud “que alcance a todo el sector”. Según explicó, “el objetivo es reforzar la conciliación de la sostenibilidad de cuentas públicas con el acceso a tratamientos y el desarrollo de un sector industrial de alto valor como el farmacéutico y realizar la mejor gestión y más eficiente posible”. De este modo, con ello, será posible “pagar por lo que ocurre y no por lo que se espera que ocurra”.

La directora general también fue muy crítica con las aportaciones terapéuticas que ofrecen los nuevos medicamentos y denunció que existe una “retórica” en relación con las novedades terapéuticas que “crea la suposición de que los nuevos medicamentos son mejores que los existentes”. A este respecto esgrimió datos de algunos estudios que ponen en cuestión la evidencia de los resultados y sus efectos sobre la salud. En este sentido, criticó el uso de variables subrogadas y no variables clínicas reales. Por ese motivo, realizó un llamamiento al papel “irrenunciable” de la industria de cara a “eliminar la incertidumbre evitable para tomar mejores decisiones”. Para ello, además de la elección adecuada de variables también reclamó el uso de fármacos comparadores correctos. Según ella, esto es clave para “eliminar la incertidumbre clínica evitable”, algo “muy necesario”.

Para Lacruz también es necesario ganar en predictibilidad. Al igual que la industria lo reclama, la administración, igualmente, necesita previsión “ya que gestiona fondos públicos”, explicó. A este respecto dijo coincidir con la industria y, en concreto con una intervención previa del director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, en relación a tratar el gasto farmacéutico como inversión. “Coincido con Arnés en que la administración tiene que actuar como inversor, pero eso implica gestionar de la misma forma que se hacen las inversiones”, señaló en tono de advertencia.

Nuevo sistema de precios de referencia

Para conseguir todos estos objetivos, en algunos casos es necesario realizar una modificación de la Ley de Garantías. Tal y como señaló, en la actualidad desde su Dirección General están analizando diferentes aspectos de esta norma que “deben adaptarse para hacer frente a las necesidades actuales y futuras”. No dio muchos más detalles, a excepción de que entre otras cuestiones estaba pensando en el sistema de precios de referencia, con objeto de “avanzar y actualizarlo a las necesidades del Sistema Nacional de Salud”.

Más allá, la directora general explicó que tras el análisis interno que están realizando, se pondrán en comunicación con las comunidades autónomas para ver el sentido de actualización de la ley.

Plan de Genéricos y Biosimilares y cambios en IPT

Por otro lado, Lacruz explicó que están culminando dos proyectos que verán la luz próximamente. Se trata, por un lado del ‘plan para la consolidación de los informes de posicionamiento terapéutico’ y, por otro, del Plan de acción para fomentar la utilización de los medicamentos reguladores del mercado en el SNS: medicamentos genéricos y biosimilares.

En relación con el plan de los IPT, la directora general anunció que “se implantará en las próximas semanas” y que se ha realizado de forma conjunta con las comunidades autónomas en el seno de la Comisión Permanente de Farmacia. Lacruz agradeció también las aportaciones realizadas por el Comité Asesor para la Financiación de la Prestación Farmacéutica (CAPF) y explicó brevemente algunas de sus líneas maestras.

Los nuevos IPT contarán con una red para la evaluación, que se denominará Revalmed y que cuenta con la participación de la Dirección General de Cartera Común de Servicios; de la Agencia Española de Medicamentos (Aemps) y de las propias comunidades autónomas. El objetivo del plan es apuntalar la metodología para el diseño, desarrollo y aprobación de estos informes con “rigor y método”. Además, anunció que se procederá a la “monitorización y seguimiento del plan para control y generar un cuadro de mando para el seguimiento de los IPT”. Igualmente, explicó que próximamente se desarrollará una jornada específica al respecto.

Con respecto al Plan de genéricos y biosimilares, explicó que se está finalizando el análisis de las aportaciones por los agentes realizada a través de la consulta pública realizada el pasado año. Su presentación también será “temprana”, según Lacruz”.

lineagris-494

Síguenos en redes sociales



Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz