Comparte esta noticia

Ruiz Escudero a Illa: “Lidere y escuche; no imponga o improvise”

Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de Madrid

CARLOS ARGANDA  |    21.10.2020 - 14:39

El consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha mostrado el tremendo enfado que existe en el seno del Gobierno madrileño con el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Pese a que, la relación personal es “correcta”, en el ámbito profesional, e incluso desde el punto de vista técnico, “se ha distanciado mucho”.

Ruiz Escudero ha asegurado que para acabar con el virus “es fundamental contar con un Ministerio de Sanidad que escuche, que coordine, que lidere y que no imponga e improvise. Que arrime el hombro y que no actúe como lo ha hecho, intentando tapar las deficiencias de su gestión atacando Madrid”. Así de duro se ha expresado a lo largo del desayuno sociosanitario organizado por EuropaPress celebrado este martes.

Según el consejero de Sanidad, pese a que la actuación del Ministerio no se lo “pone fácil” el ejecutivo regional, no va “a perder el foco de nuestro objetivo: acabar con la pandemia”. Por ello, ha explicado que mantienen la “voluntad de diálogo y el afán de negociar un documento con criterios sensatos, aval científico y consistente”. A este respecto, Ruiz Escudero ha señalado que “ojalá el Ministerio escuche a Madrid y resto de comunidades autónomas”. De no ser así, Madrid abogaría por continuar su plan de actuación quirúrgica.

En este sentido, Ruiz Escudero ha recordado que la región fue la primera en tomar medidas en la primera ola. “Fue la primera en reaccionar, la primera en cerrar colegios, acceso a las residencias y en establecer limitaciones a la movilidad”. Por ese motivo, y pese a reconocer que han podido existir “errores”, así como “aciertos”, según ´él, la región tiene “una estrategia covid perfectamente definida” que ha permitido demostrar la “fortaleza” de la sanidad madrileña al ser capaz de “reorientar todo su potencial en un objetivo muy concreto” como es acabar con el virus. Así, fue posible duplicar el número de camas hospitalarias, casi cuadruplicar las camas de UCI, triplicar los puestos de urgencias, medicalizar más de 300 residencias y contratar a más de 10.000 profesionales, ha explicado el consejero.

“Ahora, el Gobierno, tras siete meses de inacción, propone un baremo uniforme para todas las comunidades autónomas” ha explicado el consejero al tiempo que se lamenta porque eso “es lo que tenía que haber hecho desde el principio y que todas contaran con parámetros comunes teniendo en cuenta las especificidades de cada región”. Pero no fue así, y, según Ruiz Escudero, “la Comunidad de Madrid sufrió el atropello del estado de alarma con criterios sin ningún tipo de contraste científico, que pusieron 500 casos y un criterio de UCI no avalado”. Por ese motivo, ahora espera que el Gobierno “no imponga y negocie”.

Mirando al futuro

De cara al futuro más próximo, el consejero ha explicado que en breve dispondrán de un “cuadro de mandos integral con salud pública y datos asistenciales y con modelos predictivos y aplicar técnicas analíticas avanzadas que permitirán la toma de decisiones con inmediatez”. Además, se potenciarán las utilidades de la tarjeta sanitaria virtual con el objetivo de que se pueda acceder a más servicios. También se trabajará para abordar la lista de espera que se ha visto afectada por la covid-19.

Para lograr todo esto y tener éxito frente al virus, para Ruiz Escudero es imprescindible “creatividad, compromiso, innovación, determinación y colaboración de todos”. En este ámbito de la colaboración se paró para reiterar la necesidad de esta.

Además, planteó la necesidad de “contar con planes de anticipación y contingencia” y recordó la “importancia de la flexibilidad y polivalencia de la organización, así como la necesidad de Comunicación clara y rigurosa que genere confianza y la digitalización para mejorar la competitividad, así como una mejor formación de los recursos humanos”.

Además, al consejero le gustaría contar con la participación de los farmacéuticos en la gestión de los test de cribado para la covid-19. A este respecto, y en relación con los test de antígeno, Ruiz Escudero explicó que hay un problema regulatorio ya que la Agencia Española de Medicamentos (Aemps) no reconoce a estos test como producto sanitario. “Esto hay que solventarlo ya que, si uno establece bien el proceso de realización del test y volcado del resultado a salud pública, que es esencial, creo que sería un punto importante” la participación de los farmacéuticos. De otro modo, solo sería posible en el marco de un programa de estudio de seroprevalencia como el que se está desarrollando en Orense, pero Madrid quiere dar “un paso más”.

Recurso a la Orden Comunicada

Por último, el consejero explicó que han retirado la petición de medicas cautelares a la Orden Comunicada de Salvador Illa del pasado 30 de septiembre. No obstante, el recurso en sí sigue adelante. Este aspecto es muy relevante ya que la clave del recurso es dilucidar en qué ámbito jurídico se establecen las decisiones del Consejo Interterritorial del SNS (CISNS), si bajo el paraguas de la Ley 16/2003 de Cohesión y Calidad del SNS y bajo la Ley 40/2015, de régimen jurídico del Sector Publico, que regula las conferencias sectoriales. En el primer caso, las competencias autonómicas serían plenas, excepto en caso de establecer estados de alarma por el Gobierno Central, mientras que en el segundo, con la capacidad de coordinación que se podría arrogar el Ministerio de Sanidad, se podría obligar a las comunidades autónomas a asumir decisiones del CISNS con las que no estuvieran de acuerdo.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz