Comparte esta noticia

Los consejeros abordan los retos para recuperar la atención a la cronicidad

OLGA VILANOVA  |    20.12.2021 - 14:20

El encuentro organizado por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) en el que ha presentado su último informe del Observatorio de la Atención al Paciente (OAP) ha congregado a los consejeros de Andalucía, Jesús Aguirre; Cantabria, Miguel Rodríguez; Castilla y León, Verónica Casado; Extremadura, José María Vergeles y Madrid, Enrique Ruiz Escudero.

Los cinco gestores han abordado a lo largo de un debate sus respectivas estrategias de atención a la cronicidad, además de debatir sobre la situación actual de la pandemia de la covid-19 y cuáles son los principales retos de futuro.

Ruiz Escudero ha señalado que es importante no desligar la estrategia que se ha seguido en las diferentes comunidades respecto a la cronicidad con lo que ha ocurrido como consecuencia de la pandemia. El consejero de Sanidad de Madrid destacó que la irrupción de la pandemia supuso la reorganización de todos los niveles asistenciales. Por ese motivo, aseguró que es necesario “recapitular” y que hay que “aprender” del distanciamiento al que obligó la pandemia en el manejo de los pacientes crónicos y realizar “lecturas positivas”. A este respecto, según él, hay que orientar la asistencia “no presencial” a las necesidades del paciente crónico, y sobre todo, recuperar la continuidad asistencial, hacer un paciente que sea más experto y no olvidar la humanización.

Para Casado, la continuidad asistencial en Castilla y León se fundamenta en cinco estrategias fundamentales y aseguró que “van de la mano de las organizaciones de pacientes”. Entre ellas, hizo referencia a la reordenación y refuerzo de la Atención Primaria, la digitalización y la telemedicina, siendo estas “claves fundamentales”. Además, refirió que su comunidad apuesta claramente por el avance en los sistemas de información; ya que, según dijo, hay que “conocer” no solo lo que se hace, sino “cómo” se hace. Para ello, hay que contar con indicadores de resultados e indicadores de desempeño, según Casado.

Además, la consejera de Castilla y León afirmó que es fundamental conectar todos los sistemas de información y compartirla. Según ella, no solamente es necesaria la conexión entre primaria y hospitalaria, sino que es necesario compartirla con los servicios sociales, siendo esto “un avance importante”. Casado también destacó la importancia de la formación de los profesionales y la humanización del sistema.

Por su parte, Jose María Vergeles consideró que es necesario que todos los agentes se sienten a “trabajar para recuperar” lo que se ha podido perder. En palabras de Vergeles, “es verdad que hay una afectación bastante importante respecto al impacto sobre las enfermedades crónicas”. Es fundamental entender que “si se paró un país”, el sistema sanitario también se paró y esto hizo que actualmente tengamos que recuperar alguna de las actividades. En este contexto, destacó que la Atención Primaria no permitió el acceso de los pacientes “para protegerlos”, por ello, quiso dejar claro que se pudo dar la sensación que “no quisieran atender, cuando lo que estaban haciendo era para proteger”. Para Vergeles, es necesario fomentar y recuperar la confianza en el sistema sanitario.

Además, coincidiendo con Ruiz Escudero, el consejero extremeño consideró que no toda la asistencia sanitaria “tenga que volver a ser presencial”. A este respecto, explicó que “la covid ha sido un catalizador de la digitalización”.

El paciente más afectado por la pandemia: los crónicos

Jesús Aguirre ha destacado que en Andalucía se está realizando un gran esfuerzo para mejorar la continuidad asistencial y la comunicación entre los distintos profesionales implicados en la atención de los pacientes con enfermedades crónicas.

El consejero de Salud de Andalucía ha señalado que “es fundamental” entender que avanzamos hacía una sociedad donde el volumen de pacientes crónicos aumenta y aseguró que dentro de la pandemia es el paciente crónico “el que más ha sufrido”. Para Aguirre muchos de los sistemas que se han implantado con la pandemia “se quedarán aunque deberán mejorarse”. Según dijo, lo importante es conocer “hacía dónde vamos” y, en este contexto, aseguró que los retos que se reflejan en el informe del Observatorio del Paciente de la POP, son los que se ya se están asumiendo.

Por su parte, el consejero de Sanidad de Cantabria señaló que en su comunidad se está abordando un plan de recuperación post-covid en el que cuentan con herramientas de actuación “claras”. Además, en su comunidad autónoma han abordado otras actuaciones como la implantación de un nuevo sistema de evaluación que permita las aportaciones tanto de los profesionales como de los pacientes de cara a implementar de forma rápida las observaciones que propongan.

Mejoras de futuro

Otro de los puntos que se abordaron en el debate fueron los aspectos de mejora que se abordarán en un futuro y que, en este momento, se están implantando en las diferentes comunidades autónomas. En este contexto, Rodríguez señaló que “tienen por delante muchos retos'' y destacó algunos de ellos, tales como la necesidad de potenciar la atención primaria, ya que es el nivel asistencial donde se debe realizar un seguimiento a los pacientes crónicos; por ello, considera que es fundamental dotarla de más recursos humanos y herramientas. Para el consejero de Sanidad de Cantabria también es esencial apostar y mejorar la colaboración entre los profesionales y mejorar los canales de comunicación, por lo que es necesario “un esfuerzo para mejorar”. Otro de los retos que destacó fue la importancia de mejorar los cuidados domiciliarios.

Por su parte, Aguirre señaló que en Andalucía se está trabajando en la nueva estrategia de abordaje de la cronicidad. En ese sentido, destacó que han realizado un diagnóstico donde se ha reflejado la “inequidad existente en el abordaje de estos pacientes”, algo que definió como “un descalabro asistencial”. Además, el consejero andaluz añadió que apostará por la prevención y la formación y explicó que la estrategia “estará cuantificada”, ya que según dijo, “es necesario aprender” de los déficits que se tengan.

Como acciones concretas, Aguirre destacó la designación de un médico internista de referencia para Atención Primaria; el refuerzo de la figura de la enfermera gestora de casos como elemento clave de la continuidad asistencial; la creación de hospitales de día y unidades de continuidad asistencial y la definición de vías clínicas, así como el avance en el uso de tecnologías de la información y el desarrollo del Plan de Humanización.

Vergeles fue contundente al asegurar que “lo primero” que hay que hacer y en lo que están trabajando para desarrollar una estrategia comunitaria. A este respecto, señaló la necesidad de una nueva cartera de servicios compartida entre la atención primaria y atención hospitalaria basada en procesos asistenciales integrados, donde el culmen está en el proceso asistencial del paciente crónico complejo. Vergeles aseguró que “es necesario aprender y contemplar la fragilidad”.

Política farmacéutica

El consejero de Sanidad de Extremadura también se paró en el ámbito farmacéutico. En este sentido, señaló que es esencial el desarrollo de una nueva política farmacéutica, donde no se permita “descapitalizar científicamente ni a la farmacia comunitaria ni a la atención primaria”, ya que “no todas las novedades terapéuticas tienen que estar en los hospitales”, subrayó Vergeles.

En este contexto, aseguró que estas novedades terapéuticas tienen que estar en atención primaria. El consejero no se refería a que haya entrega domiciliaria, sino a que los profesionales de los centros de salud y los farmacéuticos comunitarios manejen estos medicamentos. Con la situación actual, “si un paciente sufre una reacción adversa, ni la identifica el farmacéutico de oficina de farmacia ni el médico de atención primaria”, explicó. Por ello, consideró que en la actualidad se está produciendo “una descapitalización completa” del conocimiento en relación con los nuevos medicamentos.

En este contexto, Casado señaló como acción concreta el aumento del número de profesionales que trabajan para los pacientes y sobre todo en relación con los pacientes crónicos, destacó. Para Casado es fundamental equiparar el número de enfermeros al de médicos que ejercen su profesión en atención primaria. En algunas ocasiones, se cuenta con tres médicos para una enfermera, y según dijo, “esto no puede ser”, ya que existen muchos pacientes crónicos que lo que necesitan sobre todo son cuidados. Casado también hizo referencia a la necesidad de contar con otros profesionales como fisioterapeutas y psicólogos. Por otro lado, para ella, es necesaria una alianza entre profesionales y pacientes y es donde el papel que juegan las asociaciones “es fantástico”, subrayó Casado. “

Por su parte, Ruiz Escudero destacó la necesidad de una apuesta clara por la tecnología. Según él, es necesario buscar soluciones para contar con más información del paciente, “allá donde esté”, por ello es fundamental establecer esa monitorización en el domicilio. A este respecto, añadió que la Comunidad de Madrid, más allá de la implantación de la tarjeta sanitaria virtual, con todas las prestaciones con las que ya cuenta, tienen previsto incorporar video-consultas y medidas de adherencia al tratamiento que permitirá al profesional contar con más información del paciente.

Aguirre ha hecho hincapié “en la necesidad de fomentar la coordinación con los recursos de la comunidad y con los interniveles asistenciales; la mejora de la continuidad asistencial y avanzar en la continuidad de los cuidados; conseguir una buena comunicación entre profesionales y ciudadanía; y establecer un plan de formación que consiga transferir los conocimientos a la práctica asistencial”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments