Comparte esta noticia

Los farmacéuticos resuelven el 90% de las consultas sobre síntomas menores

CARLOS ARGANDA  |    07.05.2022 - 13:52

Cerca del 90 % de consultas relacionadas con síntomas menores pueden resolverse en la farmacia comunitaria. Esta es una de las principales conclusiones del estudio ‘IndicaPro implantación’, cuyos resultados han sido presentados durante la segunda jornada del X Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios y III Reunión Internacional de Farmacéuticos Comunitarios, que la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC) ha celebrado en Madrid.

El estudio ha sido promovido por Sefac, el Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia y el Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada y ha contado, además, con el apoyo y participación de los colegios de farmacéuticos de Castellón, Gipuzkoa, Málaga, Madrid y Valladolid. Además, para la realización de este trabajo se ha contado con la colaboración de las sociedades médicas de atención primaria Semergen y semFYC, con las que se han consensuado los protocolos de actuación en síntomas menores.

Jesús C. Gómez, coordinador del grupo de Indicación farmacéutico de Sefac y moderador de la mesa ha recordado que la indicación es “el servicio de Atención Farmacéutica más importante” y, respecto a lo logrado con IndicaPro ha asegurado que demuestra lo que la farmacia es capaz de hacer “si sumamos colegios y sociedades científicas médicas y farmacéuticas”.

Durante la mesa Fernando Martínez, del Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada, ha desgranado desde una visión de investigador qué supone el estudio realizado. “Pocos proyectos han logrado lo que Indica Pro” ya que pone gran parte del foco en una de las cuestiones más relevantes de un estudio científico “la monitorización y el control de calidad”. Pero más allá de estos factores, Martínez califica los resultados obtenidos de “espectaculares”.

Actualmente se han alcanzado los 15.595 registros de actuaciones farmacéuticas relacionadas con este estudio en un total de 518 farmacias, con 687 farmacéuticos de 48 provincias participando.

Se han protocolizado hasta 39 síntomas menores, nueve más que en la fase inicial, lo que supone poder resolver “el 90,7% de las consultas de la farmacia”, recuerda el investigador.

Entre los hallazgos principales, que se ampliarán en una jornada que se celebrará en octubre en Abarán (Murcia) se encuentra que la derivación al médico, de acuerdo con los protocolos, se produce en torno al 8% de los casos y que en un elevado porcentaje de consultas se actúa cambiando el medicamento solicitado por el paciente bien con el mismo principio activo, pero a diferente dosis o presentación (43,6% de las ocasiones) o modificando el fármaco (56,4%). A este respecto, Gómez señaló que las farmacias con servicio de indicación modifican el tratamiento el doble de ocasiones que las farmacias sin servicio, por lo que se incrementa de forma relevante la actividad profesional de los farmacéuticos. “Si el farmacéutico solo da lo que pide el paciente sin planteárselo, ¿para que hace falta el farmacéutico?”, se preguntó.

“Al principio cuesta, pero luego sale fluido”

Por su parte, Elena Pérez Hoyos, farmacéutica comunitaria en Gabaldón (Cuenca) y vocal de la Junta Directiva de Sefac explicó cómo le ha cambiado su actividad habitual pasar de “hacer indicación a tener el servicio de indicación”. Para ella es muy diferente ya que lo que se consigue es “ordenar el trabajo, protocolizar y ofrecer más seguridad”. En cuanto a su implantación, reconoce que “al principio cuesta, pero luego sale fluido”, por lo que tanto el paciente como el médico de Atención Primaria, “lo agradecen” ya que, además de registrar la información, un buen servicio de indicación “permite detectar” interacciones, incompatibilidades o incluso falta de adherencia” y otros problemas relacionados con medicamentos.

El secretario del MiCOF, Vicente Colomer explicó que los médicos están encantados con el proyecto ya que “han visto el beneficio” que se obtiene para los pacientes. Por ese motivo, abogó por avanzar en la conexión entre médicos y farmacéuticos para profundizar más en esa comunicación, pero recordó que la cesión de los datos deberá ser bidireccional. A este respecto, consideró necesario que fuera el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) el que coordinara todas las actividades de los colegios y dispusiera del lago de datos apropiado para asegurar la interoperabilidad y accesibilidad.

En relación con el intercambio de información y el acceso a los datos de la historia clínica, el moderador explicó que tras haber explicado este proyecto decisores, algunos consideraron que IndicaPro “puede ser la llave para compartir la historia clínica” entre el sistema sanitario y las farmacias.

Impulsores y algunos de los farmacéuticos participantes en IndicaPro que se dieron cita en el Congreso de Sefac

Gómez también explicó que según los datos que tienen hasta el momento, la actuación del farmacéutico podría llegar a ahorrar al Sistema Nacional de Salud “hasta 1.000 millones de euros al año”. Este datos fue confirmado por el investigador de la Universidad de Granada que explicó que tras haber realizado un estudio de coste-utilidad, IndicaPro se sitúa en la zona dominante del cuadrante, por lo que el beneficio supera a la inversión.

De cara a la presentación de estos datos a las autoridades sanitarias y su posible financiación pública, los participantes en la mesa consideraron que habrá que hacer “17 estrategias” en referencia a cada una de las comunidades autónomas. No obstante, Jesús Gómez explicó que espera “establecer una estrategia mínima común con todos los COF participantes”, que luego cada uno tendrá que adaptar a su situación concreta, así como trabajar con el CGCOF en el mismo sentido.

En cuanto a los desarrollos futuros, Martínez explicó que están trabajando en un algoritmo basado en big data y learning machine para identificar pacientes de riesgo y predecir aspectos como la derivación al médico.

Síntomas menores incluidos

Los síntomas menores protocolizados e incluidos en IndicaPro son: acidez, acné, aftas, astenia, catarro, cefalea, cistitis, congestión, COVID-19, dermatitis, diarrea, dismenorrea, dolor, dolor articular, dolor dentario, dolor de garganta, estreñimiento, estrés, fiebre, flatulencia, hemorroides, heridas, herpes, herpes labial, hiperhidrosis, infección fúngica, insomnio, ojo rojo, ojo seco, picaduras, pie de atleta, quemaduras, tapón de oído, tos, úlcera, urticaria, vaginitis, varices vómitos y otros.

Durante la presentación también se explicó que los síntomas menores tratados más frecuentemente en la farmacia son los relacionados con el dolor articular, la dermatitis y el insomnio, aunque el tipo de síntomas tratados en farmacia oscila en función del rango de edad. Así, la mayoría de consultas de pacientes menores de 25 años tienen que ver con acné o vómitos. Entre 25 y 50 años abundan las consultas relacionadas con el herpes labial o dismenorrea. Por encima de  los 50 años, se disparan las consultas relacionadas con estreñimiento, acidez, infección fúngica, ojo seco, úlcera, vaginitis o varices. La mayoría de consultas de pacientes mayores de 75 años están relacionadas con síntomas que tienen que ver con la urticaria.

Casi el 87 % de las intervenciones registradas en el estudio (12.225) tienen que ver con consultas de los pacientes, mientras que el resto (algo más del 13 %) están relacionadas con la demanda directa de un medicamento de indicación farmacéutica (¿qué me da para?). En el caso de las consultas, se produjo un 13,2 % de derivaciones al médico y en el caso de las demandas de un medicamento, el porcentaje de derivaciones fue del 12,9 %. En ambos casos la media de duración de la consulta fue inferior a los cinco minutos.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments