Comparte esta noticia

Amazon vende en España productos de diagnóstico ‘in vitro’, cuya venta telemática y publicidad está prohibida

Amazon

CARLOS ARGANDA  |    25.04.2018 - 14:11

El gigante de la distribución mundial Amazon vende en nuestro país tiras reactivas para la determinación de glucosa y sus correspondientes medidores, pese a que la legislación española, y concretamente el Real Decreto 1662/2000 prohíbe de forma explícita la publicidad y venta telemática de cualquier producto sanitario para el diagnóstico in vitro.

Así lo ha señalado el Sindicato Libre de Farmacéuticos de la Comunidad Valenciana (SLFCV), en una denuncia, que ha remitido a la Agencia Española de Medicamentos (Aemps), en la que recuerda que según el apartado 4 del artículo 13 del Real Decreto “la venta al público de los productos para autodiagnóstico se realizará exclusivamente a través de las oficinas de farmacia. Igualmente, en el apartado 7 de ese mismo artículo se indica que “queda prohibida la venta al público por correspondencia o por procedimientos telemáticos de los productos de autodiagnóstico. No obstante, esta modalidad podrá efectuarse por las oficinas de farmacia, con la intervención de un farmacéutico y el asesoramiento correspondiente, para los productos en los que no es necesaria la correspondiente prescripción”.

Igualmente, el artículo 25.8 del RD 1662/2000 prohíbe la posibilidad de realizar publicidad dirigida al público de todos los productos de autodiagnóstico, con excepción de los destinados al diagnóstico del embarazo y la fertilidad, así como los productos de autodiagnóstico para la detección del VIH. Esta última exclusión se aprobó recientemente por el Gobierno.

Para el SLFCV es claro que Amazon “publicita” en internet la venta al público de tiras reactivas para la determinación de la glucemia, siendo posible acceder a las empresas identificadas como vendedores. Por ese motivo, para este sindicato de farmacéuticos, es fácil concluir que “Amazon.es publicita en internet la venta al público de un producto sanitario (tiras reactivas) contratiamente a lo dispuesto en el artículo 25.8 del RD 1662/2000”. Además, consideran que Amazon “interviene en la gestión de entrega desde el vendedor al público comprador, de una venta prohibida por el artículo 13, ordinales 4 y 7 del RD 1662/2000” y, por último, que las empresas vendedoras comercializan “directamente al público tiras reactivas para la determinación de la glucemia” vulnerando igualmente el real decreto.

El SLFCV considera que esos hechos “perjudican” tanto a los farmacéuticos como “a los usuarios, puesto que dichas ventas carecen de garantías sanitarias”. Y, por ese motivo, solicita a la Aemps la incoación del correspondiente expediente sancionador para procurar el cese de las prácticas expuestas y depurar las responsabilidad de todos los agentes involucrados.

Ante esta cuestión Amazon ha señalado a Diariofarma que “se toma muy en serio la seguridad y la salud de los clientes. Amazon no vende productos que estén prohibidos por la ley o limitados a la venta en farmacias. En el caso de [que] una autoridad sanitaria nos notifique que un vendedor no cumple con la normativa actuamos de manera inmediata retirando el producto.”

Puertas al campo

La realidad, tal y como ha podido comprobar Diariofarma, es que Amazon no es el único lugar de Internet donde se pueden encontrar productos sanitarios destinados al diagnóstico in vitro y, por tanto, que tienen prohibida su publicidad al consumidor, así como su venta telemática.

Un ‘viejo conocido’ de la venta por Internet de medicamentos de prescripción es Wallapop. Aunque de su portal de venta e intercambio han desaparecido los medicamentos más habituales de venta ilegal por Internet, sí que es posible a día de hoy encontrar tiras reactivas y medidores de glucosa. Otros lugares donde es posible adquirir estos productos son Ebay o Google Shopping.

Pero no solo son gigantes de la distribución los que perrmiten en sus portales la venta de estos productos. A partir de Google Shopping es posible acceder a páginas webs de farmacias que también realizan estas ventas telemáticas prohibidas.

Pese a que pueda parecer que actuar contra esto es como poner puertas al campo, la realidad es que si se consigue concienciar, convencer u obligar a los gestores de los principales núcleos de distribución y venta ilegal de estos productos, se atajarán muchos riesgos para los pacientes y perjuicios para los farmacéuticos. Una prueba es la campaña de #stopestraperlo que acabó con mucha venta entre particulares de medicamentos a medio consumir gracias a la identificación de diversos lugares de compra-venta e intercambio. Sitios como Wallapop o Milanuncios han desarrollado políticas de prohibición para la publicación de anuncios de venta medicamentos. Ahora toca hacer lo mismo con los productos sanitarios para diagnóstico in vitro.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz