Comparte esta noticia

Lacruz detalla las seis líneas de trabajo principales en el ámbito de Farmacia

Patricia Lacruz y Jaume Puig-Junoy

CARLOS ARGANDA  |    23.11.2018 - 18:05

La clausura del I Encuentro de expertos en gestión sanitaria y economía de la salud, que ha tenido lugar en Barcelona este 22 y 23 de noviembre, ha sido casi tan productiva como muchas de las mesas y conferencias que se han sucedido en este encuentro dirigido por Jaume Puig-Junoy, y que ha contado con la colaboración de Almirall.

La intervención realizada por la directora general de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia, Patricia Lacruz, ha resultado ser una exposición del programa y las prioridades en las que está trabajando la Comisión Permanente de Farmacia (CPF) del Consejo Interterritorial del SNS (CISNS) y, por tanto el Ministerio de Sanidad en el ámbito de Farmacia.

 

‘Horizon scanning’; cambios en los informes de posicionamiento terapéutico (IPT); medición de resultados en salud; actualización de los modelos de financiación de medicamentos; orientación de la investigación y medicamentos en situaciones especiales son las líneas de trabajo en Farmacia

Lacruz ha desgranado las principales líneas de trabajo en el ámbito de la prestación farmacéutica, consensuadas con las comunidades autónomas en el seno de la CPF y que se concretan en: introducción del ‘horizon scanning’; informes de posicionamiento terapéutico (IPT); medición de resultados en salud; actualización de los modelos de financiación de medicamentos; orientación de la investigación y medicamentos en situaciones especiales.

La directora general ha desvelado que en la primera reunión de la CPF tras el cambio de Gobierno, quiso preguntar a las comunidades autónomas los retos que todas ellas veían en materia farmacéutica. De esa primera reunión se obtuvieron unas conclusiones que han marcado los ejes de trabajo que ha explicado y que conforman la senda de trabajo en materia farmacéutica.

Hacer frente a la incorporación de innovaciones

Lacruz ha explicado que, “aplicando herramientas de gestión por procesos y de PDSA (Plan-do-study-act) trazamos el ciclo de vida del medicamento desde la investigación como límite inicial a la desfinanciación como límite final”. A la vista de ese análisis llegaron a la conclusión de que la política farmacéutica en el SNS “es reactiva” y que se cuentan con “muy pocas herramientas para planificar, especialmente la innovación que viene”. De este modo, cuando llega la innovación, “cae y el SNS lo asume como puede”. Esto, según explicó, “es un problema para todo el SNS y fundamentalmente para los pagadores y los que tratamos de gestionar en aras al interés general”. Por todo ello, y para dar respuesta a esa situación, trazaron seis líneas de trabajo.

En primer lugar, Sanidad quiere conocer con antelación toda la innovación que está por llegar. De este modo, ha iniciado el trabajo en sistemas de ‘horizon scanning’ para conocer qué medicamentos llegarán en el momento de iniciar la fase II. Esta información es clave, según Lacruz ya que, por un lado, se conocerán los medicamentos para los que se solicitará su utilización en base a procedimiento de medicamentos en situaciones especiales. No obstante, lo más relevante es que así, en el momento de la financiación de un determinado medicamento es posible saber que próximamente “van a venir alternativas nos puede condicionar la decisión de fijación de precio del medicamento en cuestión” y meter esa variable en la negociación.

IPT, medición de resultados en salud y nuevos modelos de financiación

La directora de Cartera Básica también ha explicado qué piensan hacer en materia de los IPT. Según ha dicho están “ya trabajando en la modificación de los IPT, incluyendo un análisis económico”. El posicionamiento lo harán en base a comparaciones indirectas y con eso poder comparar y posicionar los medicamentos. Según explicó sería “ciencia ficción” hacer las comparaciones directas para establecer el análisis de coste-eficacia incremental que desearían debido a los resultados de los ensayos clínicos disponibles. Además, también avanzó que pretenden “ser capaces de actualizarlos ya que cuando salen alternativas, el posicionamiento varía y lo hace tanto por su coste como por la eficacia o su toxicidad”.

Sanidad utilizará la información del ‘horizon scanning’ para preparar el uso en situaciones especiales y como elemento de referencia en las negociaciones de precio de medicamentos ya autorizados

Otra de las líneas inminentes de trabajo en la que están avanzando es en la medición de resultados en salud. Según explicó Lacruz, “está programada y en marcha” la creación de una plataforma de información a nivel del SNS con estructura del Ministerio en la que los medicamentos que se deciden en la Comisión Permanente de Farmacia, bien por la vía de medicación especial o en el momento de la financiación, se integren en este sistema. El objetivo es “determinar el valor terapéutico adicional que tiene el medicamento, combinación o tratamiento” y ofrecer esa información a los clínicos a través de una plataforma similar a la Base de datos para la Investigación Farmacoepidemiológica (Bifap) para que el clínico no note que tiene que entrar en más sistemas de los que actualmente entra y “ser capaz de que el sistema recoja la información del SNS para disponer de información que permita reducir la incertidumbre clínica y que sirva tanto en el momento de financiación como en el posicionamiento”, explicó la directora general.

Según ella, se obtendrá una “información muy valiosa a nivel clínico para la toma de decisiones y también para las revisiones de precio que el sistema debe emprender en función del valor que el medicamento aporte con respecto a las distintas alternativas”.

Además, ya están trabajando en “repensar la idoneidad de los modelos de financiación actuales de los medicamentos”. La representante del Ministerio explicó que están “trabajando en un modelo de financiación, adaptado para cada tipo de medicamento, basados en el valor”. Un sistema en el que considera “muy importante determinar tanto variable clínica como la periodicidad”. Según adelantó, estas son las claves que tiene ahora este modelo que están “explorando como fórmula de financiación con los nuevos medicamentos CAR-T”.

Está próxima la puesta en marcha de un sistema de medición de resultados en determinados medicamentos para utilizar esa información en la toma de decisiones clínicas y en la revisión de los precios del medicamento

Otra líneas de trabajo de la CPF van en línea de gestionar los medicamentos en situación especial, cuyo procedimiento fue aprobado en el CISNS del pasado 15 de noviembre y que busca coordinar las decisiones entre regulador (Agencia Española del Medicamento), pagador y clínico.

La última de las actuaciones principales en las que están inmersos en la CPF busca orientar a las compañías en materia de investigación. A este respecto, Lacruz criticó el hecho de que algunas enfermedades, “no necesariamente raras”, y con una corta supervivencia como los gliomas, “no se investiga más en ellas”. Por ello, explicó que están “desarrollando un método” que, en breve estarán en disposición de “poner en marcha con el consenso de las comunidades autónomas”.

El objetivo de todas estas actuaciones, y otras más, es según las palabras de Lacruz, “hacer inmortal al Sistema Nacional de Salud para que los hijos de los hijos, de los hijos de nuestros hijos puedan vivir con él”.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz