Comparte esta noticia

El fin del RDL 16/2012, aún más cerca con Montón en Sanidad

Carmen Montón, ministra de Sanidad

CARLOS ARGANDA  |    05.06.2018 - 19:58

Si hay una frase que, donde quiera que haya ido la flamante ministra de Sanidad del Gobierno de Pedro Sánchez, Carmen Montón, ha repetido sin cesar a lo largo de los últimos tres años, esta ha sido que su objetivo “ha sido la recuperación de derechos en la Sanidad valenciana”. Y esa ‘recuperación de derechos’ se ha centrado, entre otros, en dos aspectos que se modificaron por el Gobierno de Rajoy con el Real Decreto-ley 16/2012: copago y universalidad.

Por ese motivo, la elección de Montón como nueva ministra de Sanidad acerca al 16/2012 a su final, al menos en estos dos aspectos. Además, no tendrá difícil cambiar ambas cuestiones, puesto que no cabe duda de que el Ejecutivo de Sánchez contará con los votos necesarios para sacar la medida adelante en el Congreso de los Diputados.

Carmen Montón será la ministra de Sanidad del Gobierno de Sánchez

 

El Gobierno valenciano, de la mano de la responsable de la Consejería de Sanidad Universal (“una auténtica declaración de principios”, como le gusta decir a la ya ministra), puso en marcha, a principios de la legislatura, diversas medidas para compensar las aportaciones por copagos y ampliar los derechos a asistencia, además de reforzar “la Sanidad Pública, universal y de calidad”.

En cuanto a las ayudas al copago, que han sido posibles gracias a la colaboración de los farmacéuticos, Montón ha elaborado una auténtica red de ayudas que se han ido incrementando hasta alcanzar hoy a gran parte de la población. Además, desde su posición y la del resto del Gobierno es seguro que retirarán los recursos del Ejecutivo central que han puesto en jaque algunas legislaciones autonómicas por estas ‘recuperaciones de derechos’.

La otra gran batalla que ha dado Montón en estos años ha sido la lucha contra el modelo de concesiones administrativas para la prestación de servicios sanitarios, conocido como el Modelo Alzira. Coincidiendo con el fin del contrato, la consejería revirtió estos servicios hace unos meses, lo que ha supuesto importantes enfrentamientos con las empresas de sanidad privada. Esa política despierta importantes recelos en la Sanidad privada.

Financiación Sanitaria: un 7% del PIB como objetivo

Por otro lado, la búsqueda de una financiación adecuada para la Sanidad ha sido otra de sus batallas habituales que, ahora también, tendrá en su mano acometer. Hace poco más de una semana reclamaba a la entonces ministra Dolors Montserrat que el Consejo Interterritorial del SNS en el que se iba a debatir la financiación sanitaria diera como resultado “soluciones” ya que, de lo contrario, consideraría que se trataba de una “tomadura de pelo”. De este modo, ahora podrá hacer que el CISNS deje de ser “un decorado que no atiende las reivindicaciones” de las comunidades autónomas.

En relación a la financiación Montón considera necesario establecer un ‘suelo’ de inversión pública en Sanidad en relación al PIB. La nueva ministra cree que el nuevo modelo de financiación sanitaria debería establecerlo en torno al 7%, tal y como explicó hace menos de una semana en un desayuno informativo.

Cal y arena en su relación con los farmacéuticos

En cuanto a su relación con los agentes del sector, esta ha sido variable. En lo que se refiere a los farmacéuticos, ha sido buena en términos generales. A lo largo de los últimos tres años, han sido numerosas las fotos en las que los representantes de los tres colegios de farmacéuticos posaban felices, cruzando las manos con las de la ahora ministra y las de la directora general de Farmacia, Patricia Lacruz, para escenificar el entendimiento.

La superación de los peores momentos de los impagos, la firma del Concierto de Farmacia, la puesta en marcha de la normativa que incorporará a la cartera los Servicios Profesionales Farmacéuticos Asistenciales, la Interoperabilidad de la receta electrónica, la Atención Domiciliaria (Domi-EQiFar), son ejemplos de ocasiones en los que se ha trasladado la excelente relación entre las partes. Pero no todo ha sido un camino de rosas. La Atención Farmacéutica a Residencias (Resi-EQiFar), especialmente, y la dispensación hospitalaria de algunos medicamentos que se deberían dispensar en farmacia han creado importantes momentos de tensión entre las partes.

Plan de Fomento de Genéricos

Montón también ha sido la primera en poner en marcha un Plan de Fomento de los medicamentos genéricos tras comprobar la errática evolución de los mismos a lo largo de 2017. De este modo, es posible que pueda querer trasladar este plan a nivel nacional para impulsar el uso de medicamentos genéricos y biosimilares y aprovechar el trabajo que ha estado llevando a cabo el Ministerio de Sanidad en los últimos meses.

En relación a los genéricos, Montón sorprendió hace unos meses con su visión acerca de que el Convenio de Farmaindustria con los ministerios de Hacienda y Sanidad “desincentivaba el uso de genéricos y biosimilares”. Esta cuestión, junto al nulo apoyo que el PSOE, y en primera persona Montón, ha mostrado en los últimos años acerca del convenio puede acercar también el mismo a su fin en fechas próximas.

Por último, la ex consejera valenciana también se ha distinguido por su lucha contra la homeopatía en la polémica que se está viviendo al respecto en los últimos meses.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz